Balance político en Chile

Por segunda vez, el presidente Sebastián Piñera rindió cuentas de su gestión en Chile

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, pronuncia su discurso anual en el edificio del Congreso Nacional en Valparaíso, Chile, el 1 de junio de 2019.
El presidente de Chile, Sebastián Piñera, pronuncia su discurso anual en el edificio del Congreso Nacional en Valparaíso, Chile, el 1 de junio de 2019. Rodrigo Garrido / Reuters

Desde el Congreso en Valparaíso, el mandatario expuso los logros de su primer año de Gobierno y sus próximos proyectos de ley, sin demasiada autocrítica. Esta llamada ‘Cuenta Pública’ la hizo de forma insólita en horario prime time.

Anuncios

Cada primero de junio, es obligación constitucional de todo mandatario chileno acudir al salón de honor del Congreso Nacional en Valparaíso y entregar una ‘Cuenta Pública’, es decir, dar una explicación de la gestión de su Gobierno. En esta fecha, Sebastián Piñera hizo lo propio por segunda vez, después de asumir su mandato en marzo de 2018.

Si bien el actual presidente, que arrancó su discurso recordando la “tradición republicana” desde 1833, actualizó la misma dando por primera vez una ‘Cuenta Pública’ en horario prime time de televisión y publicando antes un resumen de su intervención en la red social Instagram. Además de esto, entró en el templo chileno escoltado, de forma insólita, por una mujer carabinero.

Y es que modernidad y construcción son los conceptos que Piñera quiso transmitir en dos horas de una ‘Cuenta Pública’ estudiada, que fue desde la seguridad al medio ambiente, pasando por la educación, la igualdad de género, la economía, las infraestructuras y la red sanitaria. “Toda generación tiene su propia misión: a nosotros nos toca hacer una patria bella y humana, nos corresponde ser grandes en el esfuerzo constructor”, inicio el sucesor de Michelle Bachelet, quien desde el principio reiteró que ese “esfuerzo de desarrollo” y “transición” recae en “todos los chilenos y chilenas”.

La prioridad: seguridad nacional y lucha contra la “narco-cultura”

El mandatario apostó por empezar su oratoria con un eje de su campaña: el acuerdo nacional por la seguridad ciudadana, centrado en la delincuencia y el narcotráfico. De acuerdo con Piñera, su Gobierno ha incrementado más de 3.000 carabineros en las calles y ha recuperado armas, lo que habría permitido detener “a más de 61.000 personas mientras cometían un delito o tenían órdenes pendientes” y “reducir del 28% al 25,4% la delincuencia”.

“La seguridad no es tener a más carabineros en las calles, sino también mayor rehabilitación para romper el círculo vicioso de la delincuencia (…) Creemos en una mano firme, pero también en dar oportunidades”, defendió el presidente, que presentó así el ‘Programa + R’, que aspira a reintegrar en la sociedad a las personas en las cárceles, dándoles trabajo o educándolas.

Sin embargo, reconoció que, en el país (y esta fue una de las pocas autocríticas que hizo) existe una “narco-cultura que hay que extirpar en muchos barrios”, ergo, existe todavía una red de drogas: “Los jóvenes chilenos están en un primer triste lugar en el consumo de drogas, y cada día ese consumo se hace a una edad más temprana”.

Lo que para el mandatario se traduce en invertir tiempo y dinero en los “pilares de la familia, la escuela, el deporte y la cultura”. Sobre todo, de acuerdo con Piñera, significa poner el foco en los niños, segmento de la población que usó para destacar su gestión y recordar que su primer acuerdo nacional desde su victoria fue para ellos, y por ellos dijo haber creado el Ministerio de Desarrollo Social y Familia y haber endurecido penalmente los castigos por abusos sexuales contra menores. Además pidió al Congreso la pronta aprobación de "la imprescriptibilidad de los delitos sexuales contra los niños", un crimen que según el presidente no merece perdón y con el que no debe existir impunidad.

“Tuvimos un buen año, la economía creció un 4%”

Además de querer apostarle a la educación de los más pequeños y los jóvenes, Piñera empleó un tono a favor de la igualdad género que solo puede llegar a todos los niveles si se da “un cambio cultural en nuestra sociedad”. En esa línea, trató la migración y la economía, sus dos grandes banderas.

Sobre lo primero, dijo haber iniciado “un proceso de regularización con el cual más de 155.000 personas han regularizado su situación”. Sobre lo segundo, afirmó que “el año pasado (2018), tuvimos un buen año, la economía creció un 4%, tres veces el promedio que teníamos y tres veces el promedio de América Latina, creando 150.000 nuevos empleos, 130.000 empresas y haciendo crecer los salarios un 2,6%”. Además, prometió que este 2019 el crecimiento seguiría entre un 3% y un 3,5%, “con más de 150.000 nuevos empleos y un crecimiento de la inversión”.

“No hay nada más progresista que el desarrollo, no hay nada más retrogrado que el estancamiento”, expresó el presidente chileno, quien horas antes fue criticado por algunos manifestantes y cibernautas por hacer énfasis en su Gobierno en la clase media.

Para los datos anteriores comparó Chile con la situación política de Brasil, la economía de Argentina y la crisis en Venezuela. Países respecto de los cuales se distanció, con la excepción de que sí admitió que la guerra comercial entre Estados Unidos y China “afectó” a su nación y hará que el 2019 sea "más difícil".

De ahí en adelante, su alocución pasó a la reforma del sistema de salud y a la educación, mostrando que en un futuro próximo se pretenden tener 50 hospitales y 160 centros de salud primaria, crear un seguro sanitario para enfermedades catastróficas que no endeuden a las familias y logrando “una buena educación, la cual abre un mundo de oportunidades y la carencia de ellas abre un mundo de frustraciones”.

El incremento de las pensiones, la construcción de parques y la modernización laboral remataron su ‘Cuenta Pública’, para la que pidió apoyo y unidad de la oposición. "Construir, buscar, esa unidad y ese espíritu de diálogo es el principal mensaje que quiero compartir con mis compatriotas", sentenció Sebastián Piñera.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24