Saltar al contenido principal

El papa Francisco se despidió de Rumanía dejando un mensaje de perdón y restitución

El papa Francisco asiste a la celebración de la Divina Liturgia y a la ceremonia de beatificación de siete obispos mártires católicos griegos en el Campo de la Libertad en Blaj, Rumanía. 2 de junio de 2019.
El papa Francisco asiste a la celebración de la Divina Liturgia y a la ceremonia de beatificación de siete obispos mártires católicos griegos en el Campo de la Libertad en Blaj, Rumanía. 2 de junio de 2019. Vaticano / Reuters

Durante la visita al país balcánico, Francisco también pidió perdón al pueblo gitano por el maltrato recibido a lo largo de la historia.

Anuncios

Como un homenaje a los católicos que fueron perseguidos, torturados y asesinados durante el régimen comunista, se llevó a cabo la beatificación de siete obispos mártires, en el último día de visita del papa Francisco a Rumanía. Los sacerdotes que murieron en prisión entre 1950 y 1970 por adherirse a su fe, fueron puestos por el sumo pontífice como modelos para los creyentes rumanos de la actualidad.

En una ceremonia llena de cánticos el papa Bergoglio se unió al culto bizantino de la iglesia greco-católica, convirtiéndose esta, en la primera vez que preside una liturgia de rito oriental como papa, según fuentes oficiales del Vaticano. El evento se llevó a cabo en el Campo de la Libertad, ubicado al oriente de la ciudad de Blaj donde el 15 de mayo de 1848, más de 40 mil personas se reunieron para pedir el reconocimiento del pueblo rumano como nación.

Tras la Segunda Guerra Mundial los líderes comunistas de Rumanía confiscaron las propiedades de la Iglesia católica oriental y ordenaron a sus integrantes unirse a la iglesia ortodoxa, puesto que esta era más fácil de controlar para quienes formaban el partido comunista.

Por esta razón, a pesar de ser necesario un milagro para que un obispo sea declarado “santo”, el Vaticano no tuvo que confirmar alguno atribuido a los sacerdotes para su beatificación, sino que consideró suficiente su rol como mártires de la fe.

Un llamado contra la “colonización ideológica”

Durante el encuentro, la autoridad eclesiástica advirtió sobre la existencia de nuevas ideologías que amenazan a las familias rumanas en la actualidad, haciendo referencia a los problemas de género, el matrimonio homosexual y otras tendencias seculares que ha calificado anteriormente como una "colonización ideológica".

"Queridos hermanos y hermanas, hoy también somos testigos de la aparición de nuevas ideologías que intentan afirmarse y desarraigar a nuestros pueblos de sus más ricas tradiciones culturales y religiosas. Formas de colonización ideológica que devalúan a la persona, la vida, el matrimonio y familia". Papa Francisco.

Francisco atacó a los sistemas políticos o sociales que otorgan prioridad a "intereses particulares, rótulos, teorías, abstracciones e ideologías" por encima del bienestar de la gente. Aseguró que esto genera egoísmo, división y falta de tolerancia. Recordó que los habitantes en Blaj "conocen bien el sufrimiento de la gente cuando el peso de la ideología o de un régimen es más fuerte que la vida y se antepone como norma a la misma vida y a la fe de las personas", haciendo alusión a la persecución recibida luego de la Segunda Guerra mundial.

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

El papa pide perdón a comunidad gitana

La petición de perdón a la comunidad gitana por la discriminación que ha sufrido a lo largo de la historia, también hizo parte de los actos con los que el sumo pontífice se despidió de este país ubicado al sureste de Europa.

Luego de la beatificación de siete obispos, el papa Francisco llegó al barrio Barbu Lautaru de Blaj y se dirigió a la comunidad gitana que escuchó su petición de perdón: "Llevo un peso en el corazón. Es el peso de las discriminaciones, de las segregaciones y de los maltratos que han sufrido vuestras comunidades", declaró el papa:

"Pido perdón  en nombre de la Iglesia al Señor y a vosotros  por todo lo que a lo largo de la historia os hemos discriminado, maltratado o mirado de forma equivocada, con la mirada de Caín y no con la de Abel, y no fuimos capaces de reconoceros, valoraros y defenderos en vuestra singularidad".

La comunidad gitana representa al menos un 3 % de la sociedad rumana.

Con AP, Reuters y EFE.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.