Ébola

Brote de ébola superó los 2.000 casos en República Democrática del Congo

Un congolés recibe una inyección con una vacuna experimental contra el ébola por parte de un funcionario del Ministerio de Salud de la RD Congo, tras darse a conocer que tuvo contacto con una persona infectada con el virus.  Agosto 18 de 2018
Un congolés recibe una inyección con una vacuna experimental contra el ébola por parte de un funcionario del Ministerio de Salud de la RD Congo, tras darse a conocer que tuvo contacto con una persona infectada con el virus. Agosto 18 de 2018 Olivia Acland / Reuters

El Ministerio de Sanidad emitió un informe que determina que 1.343 personas han muerto y 2.008 están contagiadas por el brote del ébola que azota el noreste del país desde agosto de 2018, fecha en que fue detectado.

Anuncios

Un informe divulgado por el Ministerio de Sanidad de República Democrática del Congo con cifras vigentes hasta el pasado 2 de junio encendió nuevamente las alarmas de una rápida propagación del brote del ébola, que desde agosto de 2018 ha matado a cientos en el noreste de este país africano.

De acuerdo con el estudio, el mortal brote ha causado 1.343 muertos y 2.008 casos de contagio desde su inicio. La autoridad competente precisó que, de los 1.343 muertos, 1.252 dieron positivo en pruebas de laboratorio y la cifra restante se han determinado como casos probables.

"La barrera de los 2.000 casos se superó el domingo, 2 de junio", dijo el Ministerio de Sanidad. Tras conocerse el máximo pico de este virus, el Comité Internacional de Rescate se pronunció, asegurando que esta epidemia se está propagando cada vez más rápido ya que, después de declararse el brote el 1 de agosto de 2018, pasaron 224 días para llegar a los 1.000 casos el pasado 24 de marzo. Ahora, "sólo han pasado 72 días para alcanzar los 2.000 casos", alertó esta organización de asistencia humanitaria.

Este brote es considerado como el más letal de la historia de R. Democrática del Congo y el segundo más grande registrado a nivel mundial por muertes y casos, tras la epidemia en África Occidental de 2014.

A pesar de la alarmante situación, las autoridades locales han dicho que en las últimas semanas se han dado hechos “positivos” como la mejora de la seguridad en las zonas que usualmente son afectadas por ataques contra centros de tratamiento del ébola.

Además, la "contención geográfica de la epidemia", es algo alentador ya que el brote "sigue contenido geográficamente, protegiendo al resto del país y los países vecinos".

"Hasta la fecha, ningún caso de ébola ha cruzado las fronteras de la República Democrática del Congo y la epidemia no se ha extendido a los centros urbanos principales con más riesgo", dijo el Ministerio de Sanidad.

Actualmente, el brote se limita en gran medida en las zonas de Kivu del Norte e Itui en el noreste del país. Aunque existe el riesgo de que se pueda propagar a nivel nacional o llegar hasta el otro lado de la frontera hacia Uganda.

France 24

Sin embargo, el control de la epidemia se ha visto afectado por el rechazo de algunas comunidades a recibir tratamiento, así como la inseguridad en la zona, donde operan grupos armados y milicias rebeldes que atacan continuamente los centros de atención a pacientes de ébola.

"Como la violencia y la inseguridad siguen obstaculizando las operaciones diarias y la desconfianza impide que las personas busquen atención (medica), es probable que estas cifras sean un cálculo bajo y no una imagen realista de la cantidad de casos que existen", agregó el Comité Internacional de Rescate.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud el uso de las vacunas experimentales que son utilizadas para combatir la propagación del ébola depende de un acceso rápido a las áreas afectadas. Una situación que actualmente se dificulta a causa de la violencia de milicias en la zona, además de la desconfianza entre los congoleños sobre las verdaderas intenciones de los trabajadores de salud. Sobre ellos pesan sospechan entre la población de ser explotados con fines políticos.

Según la OMS el virus del Ebola entra en la categoría de enfermedades mortales. Esta epidemia se hayo por primera vez en 1976 y es bautizada bajo ese nombre ya que, el segundo caso detectado en la historia se situó cerca del río Ebola, en el noreste de la R. Democrática del Congo.

Su transmisión se da por contacto con órganos, sangre o cualquier tipo de líquido corporal o también por contacto indirecto con materiales que estén contaminados.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24