Saltar al contenido principal

Rusia sobre el Día-D: sin la Unión Soviética "esta victoria simplemente no existiría"

El presidente ruso, Vladimir Putin, asiste a una conferencia de prensa con su homólogo chino Xi Jinping después de su reunión en el Kremlin en Moscú, Rusia, el 5 de junio de 2019.
El presidente ruso, Vladimir Putin, asiste a una conferencia de prensa con su homólogo chino Xi Jinping después de su reunión en el Kremlin en Moscú, Rusia, el 5 de junio de 2019. Evgenia Novozhenina / Reuters

El mandatario ruso no fue invitado al homenaje, dejando en evidencia la tensión con Occidente. El Kremlin dijo que el Día-D no determinó el curso de la Segunda Guerra Mundial y pidió no exagerar su importancia.

ANUNCIOS

Decenas de líderes mundiales asistieron a la conmemoración de los 75 años del Día-D, también conocido como el Desembarco de Normandía que dio origen a la batalla que culminó con la expulsión de las fuerzas nazis de los territorios europeos.

De los distintos actos que se realizaron en Francia participaron el presidente de este país, Emmanuel Macron; el mandatario estadounidense, Donald Trump; así como la primera ministra británica, Theresa May; el primer ministro canadiense, Justin Trudeau; la canciller alemana, Angela Merkel y la reina Isabel II, entre otros.

La Reina Isabel II asistió junto a varios líderes mundiales a uno de los eventos del 75 aniversario del Día-D en Portsmouth, Gran Bretaña, el 5 de junio de 2019.
La Reina Isabel II asistió junto a varios líderes mundiales a uno de los eventos del 75 aniversario del Día-D en Portsmouth, Gran Bretaña, el 5 de junio de 2019.

Sin embargo, el gran ausente en estos actos conmemorativos fue el presidente ruso Vladimir Putin. Aunque su país no participó en el Día-D, el apoyo del Ejército Rojo fue fundamental a la hora de derrotar a los nazis en el frente oriental.

"No debemos minimizar los logros titánicos de la Unión Soviética"

A través de su portavoz, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia indicó que la invasión el Día-D "no influyó fundamentalmente" el curso de la Segunda Guerra Mundial y que su importancia no debe ser exagerada. "No debemos minimizar los logros titánicos de la Unión Soviética, sin los cuales esta victoria simplemente no existiría".

Aunque el mandatario asistió al aniversario número 60 en 2004, esta vez no recibió ninguna invitación, lo que evidencia las rígidas relaciones con Occidente. En el caso de Reino Unido, la tensión se debe a raíz del envenenamiento del exespía ruso Sergéi Skripal y su hija Yulia en suelo británico con un agente nervioso de fabricación rusa. Un acontecimiento que recibió la condena de la comunidad internacional y que dejó maltrechas las relaciones entre los dos países.

Su apoyo a Bashar al-Asad en Siria y a Nicolás Maduro en Venezuela lo han alejado aún más con las potencias occidentales, reeditando una especie de guerra fría.

Pero Putin pareció no prestar atención a la 'no invitación' y por el contrario recibió en Moscú a uno de sus más grandes aliados: el presidente chino, Xi Jinping. Ambos celebraban el aniversario número 70 del establecimiento de sus relaciones diplomáticas mientras el gigante chino sostiene una guerra arancelaria con el Estados Unidos de Trump.

Con AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.