Saltar al contenido principal
G20

¿Impuesto digital?, esta es la nueva propuesta del G20

Haruhiko Kuroda, gobernador del Banco de Japón, rodeado por sus delegados durante la reunión de ministros de finanzas y gobernadores del banco central del G20 en Fukuoka, Japón. 7 de junio de 2019.
Haruhiko Kuroda, gobernador del Banco de Japón, rodeado por sus delegados durante la reunión de ministros de finanzas y gobernadores del banco central del G20 en Fukuoka, Japón. 7 de junio de 2019. Charles Platiau / Reuters

El impuesto digital propuesto por los ministros del G20 afectaría a empresas como Amazon, Google y Facebook, y terminaría la tributación actual que se ciñe al lugar en que las compañías tienen presencia física.

Anuncios

Los ministros del G20 acordaron la creación de un impuesto digital que está dirigido a compañías como Amazon, Google o Facebook.

La propuesta, conocida como "tasa digital", busca que los gigantes digitales paguen un gravamen a nivel global y no en función de los lugares donde tienen presencia física. Puntualmente, con el nuevo sistema, las compañías pagarían de acuerdo con la "presencia económica significativa" en un determinado país, el volumen de datos y otros activos intangibles digitales como el número de usuarios.

La iniciativa busca acabar con la reducción de impuestos de la que se aprovechan muchas compañías que ubican sus oficinas en países con bajas tributaciones. Asimismo, evitar la "competencia fiscal" entre naciones.

Impuesto digital, una medida con carácter urgente

Es por ello que en la reunión ministerial celebrada en Fukuoka, en Japón, los líderes aprobaron la hoja de ruta fijada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, que establece el marco en el que se desarrollará la iniciativa, cuyos detalles serán definidos en 2020.

"Buscamos una solución basada en el consenso para afrontar el impacto de la digitalización en el sistema tributario internacional", aseguró el ministro japonés de Finanzas, Taro Aso.

Por su parte, el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, explicó que la iniciativa concederá "más derechos fiscales" a las naciones y, por lo tanto, una mayor recaudación. Actualmente, Francia y Reino Unido ya aplican este tipo de políticas fiscales pero prevén eliminarlas cuando exista la norma a nivel internacional.

El canciller de Hacienda británico, Philip Hammond y su homólogo francés, Bruno Le Maire, abogaron por un sistema "justo", que no sea "discriminatorio" y tenga en cuenta los diferentes tipos de negocio de las compañías que funcionan en internet.

A través de Twitter, Hammond destacó que es necesario que los líderes mundiales trabajen juntos para asegurar que las normas tributarias sean acordes con los tiempos.

A su vez, el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, resaltó el "gran consenso" existente alrededor de la propuesta y pidió "resolver los tecnicismos pendientes" para que el impuesto sea implementado de forma urgente.

Previamente, la Comisión Europea había planteado crear la llamada "tasa Google" a nivel comunitario pero la medida no fue aprobada por la negativa de Irlanda o Luxemburgo, países que son sede de Facebook o Amazon gracias a su atractivo fiscal.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.