Tenis

Rafael Nadal doblegó a Dominic Thiem y consiguió su duodécima corona de Roland Garros

Rafael Nadal posa con el trofeo tras ganar por duodécima vez el torneo de Roland Garros en París, el 9 de junio de 2019.
Rafael Nadal posa con el trofeo tras ganar por duodécima vez el torneo de Roland Garros en París, el 9 de junio de 2019. Vincent Kessler / Reuters

El español agigantó su dominio en el polvo de ladrillo de París y derrotó en cuatro sets al austríaco para conseguir su 18° título de Grand Slam de su carrera. Además, es el jugador que más veces ganó un mismo torneo ‘major’.

Anuncios

Mientras Rafael Nadal se mantenga en plenitud en el circuito masculino del tenis, quitarle el trofeo de Roland Garros seguirá siendo poco menos que una utopía. El español, rey indiscutido del polvo de ladrillo de París, alzó por duodécima vez la ‘Copa de los Mosqueteros’ luego de derrotar a Dominic Thiem en cuatro sets.

Quince años después de su primera consagración en la capital francesa, Nadal, segundo preclasificado del certamen, volvió a ser infalible y necesitó tres horas y un minuto para vencer al austríaco por 6-3, 5-7, 6-1 y 6-1.

Con este triunfo, Nadal se convirtió en el jugador que más veces ganó un mismo torneo de Grand Slam, superando las once victorias de la australiana Margaret Court en el Abierto de Australia entre 1960 y 1973.

En el certamen parisino, Nadal juega como si fuera el patio de su casa. En tres lustros, el español ganó 93 partidos y sólo perdió en dos ocasiones. Y ninguna de esas derrotas fue en una final (ante el sueco Robin Soderling en los octavos de final de 2009 y contra el serbio Novak Djokovic en cuartos de 2015).

Además, el zurdo nacido en Mallorca logró su 18° título ‘major’, ubicándose a dos del máximo ganador de torneos grandes, el suizo Roger Federer, y sumando tres más que Djokovic, tercero en esa lista.

“Es increíble, no puedo explicar mis sensaciones. Ya era un sueño jugar la primera vez aquí en 2005, no podía imaginarme que en 2019 volvería a estar aquí”, sostuvo Nadal, tras lograr una nueva consagración en una pista central Philippe Chatrier que lució colmada, como no ocurrió casi nunca en esta edición del torneo, afectado por los costos de las entradas y los tradicionales vaivenes climáticos.

Thiem fue un hueso duro de roer, pero Nadal fue implacable

La definición de este año en el cuadro de individuales masculino parecía una repetición de la de 2018, que enfrentó a los mismos jugadores. Sin embargo, una versión más madura de Thiem se convirtió en un escollo duro de roer para Rafael Nadal.

El austríaco está llamado a ser el sucesor del español en el trono del polvo de ladrillo y logró quitarle un set. Pero el desgaste físico –este domingo 9 de junio saltó a la pista por cuarto día consecutivo, afectado por los aplazos por lluvia- y el alto nivel de Nadal no le permitieron competir de igual a igual tras equilibrar el encuentro.

Thiem entró a jugar de igual a igual, mantuvo intensos intercambios y logró quebrar el saque de Nadal para ponerse 3-2 arriba en el set inicial. Pero su dominio en esa manga terminó ahí: el español apostó a bolas más profundas, recuperó rápido la rotura y ganó cuatro juegos consecutivos para imponerse 6-3.

El segundo parcial mostró un desarrollo parejo, con Thiem apostando a puntos cortos y Nadal bajando algo el ritmo. En el duodécimo juego, el austríaco quebró y se llevó el set por 7-5.

Cuando la final prometía encaminarse a una larga batalla, Nadal salió hecho un vendaval y aprovechó el desgaste de Thiem, que parecía falto de combustible para lastimar con sus golpes. Nadal quebró dos veces en el tercer parcial y se lo llevó 6-1, cediendo solo siete puntos.

En el cuarto set, el austríaco intentó reaccionar y contó con posibilidades de quiebre en el primer y tercer juego, pero no las aprovechó. Nadal sí tomó las que tuvo y liquidó 6-1 para levantar por duodécima vez la Copa de los Mosqueteros.

Kristina Mladenovic salvó el honor francés

La francesa Kristina Mladenovic le entregó a Francia el único título en esta edición de Roland Garros. Junto a la húngara Timea Babos vencieron a las chinas Duan Ying-Yang y Saisai Zheng por 6-2 y 6-3 en 70 minutos de juego y se quedaron con el título de dobles femenino.

De esta manera, Mladenovic, que desde el lunes será número uno del mundo de la disciplina, logra su quinto Grand Slam de dobles femenino, y tiene otros dos en mixtos. Para Babos, en tanto, es el segundo ‘major’ en la modalidad: el anterior había sido el Abierto de Australia 2018, también junto a su compañera y amiga Mladenovic.

La jornada final de Roland Garros también vio las definiciones de los torneos de leyendas masculinos: Sébastien Grosjean y Michael Llodra celebraron en la final de menores de 45 años y el español Sergi Bruguera y el croata Goran Ivanisevic lo hicieron en mayores de 45.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24