Saltar al contenido principal

Sudán en desobediencia civil: reportan manifestantes muertos

Un manifestante sudanés tiene una bandera nacional mientras se encuentra en una barricada a lo largo de una calle, exigiendo que el Consejo militar de transición del país entregue el poder a los civiles, en Jartum, Sudán, el 5 de junio de 2019.
Un manifestante sudanés tiene una bandera nacional mientras se encuentra en una barricada a lo largo de una calle, exigiendo que el Consejo militar de transición del país entregue el poder a los civiles, en Jartum, Sudán, el 5 de junio de 2019. Reuters

Las calles de Jartum amanecieron vacías en respuesta a la campaña de desobediencia promovida por sectores de la ciudadanía que demandan un gobierno civil. La oposición asegura que es una victoria.

Anuncios

La capital de Sudán parece un pueblo fantasma, miles de personas atendieron el llamado de las organizaciones civiles de no salir de sus casas en protesta por el gobierno militar que pretende instaurarse tras la salida del expresidente Omar Al Bashir a comienzo de abril.

La campaña de desobediencia civil se da, además, tras la represión violenta de las fuerzas de seguridad. El 3 de junio, los hombres del Gobierno militar irrumpieron en una protesta y mataron a decenas de civiles.

En Omdurman, un joven de 20 años recibió un disparo en el pecho en una de las barricadas, el Comité Central de Doctores de Sudan acusó a grupos paramilitares de los hechos.

Los hechos de violencia acabaron con las posibilidades de una transición pacífica. Tras la salida de Bashir, que estuvo en el poder desde 1989, los militares asumieron el control del país. Pero los manifestantes demandan negociaciones. La Junta Militar de transición dijo estar dispuesta a oír a la oposición.

“La gente está en estado de terror y de mucho miedo. Toda la gente de Sudán está asustada”

Idris Mohamed, ciudadano de Jartum, dijo a Reuters: “la gente está en estado de terror y mucho miedo. Toda la gente de Sudán está asustada” Los ciudadanos denuncian que grupos armados pasan por las calles y que la gente no puede ni salir a buscar la comida.

La oposición venía adelantando conversaciones con los militares, pero las negociaciones fracasaron y tras los hechos de violencia no es factible que vayan a reactivarse.

La tensión en el país africano llegó hasta el Vaticano. El papa Francisco clamó en su homilía por los civiles en riesgo. “Las noticias que vienen de Sudán me generan dolor y preocupación. Oramos por ellos, para que la violencia cese y el bien común abra el camino del diálogo.”

La Unión Africana suspendió a Sudán hasta que restaure un gobierno civil en el país, aumentando así la presión internacional sobre los líderes militares.

Amnistía Internacional culpó a una unidad especial del Ejército, RSF, por la violencia. “El RSF violó y torturó miles de personas en Darfur, trayendo su ola de asesinatos a la capital.”

Testigos dicen que el RSF, cuyo jefe el General Mohammed Hamdan lidera el Comité de Transición, ha desplegado maquinaria pesada de guerra y ametralladoras en las calles de la capital.

Con Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.