Saltar al contenido principal

Mali: decenas de muertos tras un ataque armado contra una aldea dogón

Mujeres pertenecientes a la etnia dogón caminan de regreso a la aldea en el centro de Mali que había sido tomada por grupos yihadistas en febrero de 2013.
Mujeres pertenecientes a la etnia dogón caminan de regreso a la aldea en el centro de Mali que había sido tomada por grupos yihadistas en febrero de 2013. Eric Feferberg / AFP / Archivo

Al menos 95 personas murieron y otras 19 siguen desaparecidas luego de que hombres armados irrumpieran en un poblado del centro del país, según informaron diversas fuentes a France 24.

Anuncios

La etnia dogón fue objetivo de un ataque de hombres armados en Mali. Al menos 95 personas murieron y otras 19 están desaparecidas luego de que un grupo atacara una aldea dogón en el centro del país.

El ataque tuvo lugar en la comuna de Sangha, en la región central de Mopti, donde los cazadores dogón y los miembros del grupo étnico fulani (o peul), en su mayoría nómada, se han enfrentado repetidamente en los últimos meses.

Asaltantes armados incendiaron la aldea y dispararon contra los habitantes que intentaban escapar de las llamas, explicó el alcalde de Sangha a la corresponsal de FRANCE 24 en Bamako, Christelle Pire.

El funcionario informó que fueron encontrados carbonizados los cuerpos de 95 personas y que faltan varios aldeanos más. En la misma línea, desde el Ministerio de Defensa de Mali le confirmaron a FRANCE 24 la cantidad de fallecidos y advirtieron que la cifra de desaparecidos podría aumentar.

Por su parte, el alcalde de Bankass, aldea vecina de Sangha, Moulaye Guindo, dijo a la agencia Reuters que los peuls descendieron del poblado que gobierna al anochecer para emboscar a los dogón.

El ataque recuerda al ocurrido en marzo en el poblado de Ogossagou, también en el centro del país, el cual dejó 157 muertos. En aquella oportunidad, los cazadores donzos, de etnia dogón, arremetieron contra un poblado de etnia peul, a la cual combaten por el control de las tierras.

Por esa razón, las autoridades tienen como principal hipótesis que la masacre de este 10 de junio podría ser una venganza por aquel ataque.

Asimismo, desestimaron la opción de una ofensiva yihadista porque esos ataques suelen apuntar a objetivos del Estado, como la Policía o el Ejército, y no contra civiles. Hasta el momento, no ha habido reivindicaciones de los hechos.

Iñaki Méndez: "la pobreza es una de las causas de la violencia en Mali"

El centro de Mali, asolado por la violencia interétnica

Según un informe reciente de la Organización de Naciones Unidas (ONU), la violencia interétnica en Mali dejó 250 muertos entre enero y mayo.

Los miembros de los grupos dogón y fulani (o peul) mantienen enfrentamientos por el acceso a la tierra y al agua. Los dogón acusan a los fulani de tener vínculos con grupos yihadistas locales, mientras que los fulani afirman que el ejército de Mali armó a los cazadores dogón para atacarlos.

El hecho más sangriento de 2019 ocurrió en marzo, cuando 157 aldeanos fulani, entre ellos mujeres y niños, murieron en un ataque de los cazadores dogón. Esa situación llevó al gobierno de Mali a despedir a altos oficiales militares y desarmar una milicia compuesta por miembros de esa etnia.

Semanas después, todo el gobierno renunció por no haber desarmado a las milicias y rechazado a los militantes islamistas, que continúan realizando ataques.

En este contexto, la semana pasada, el Consejo de Ministros renovó los mandatos de los diputados del Parlamento hasta mayo de 2020 –siendo esta la segunda prórroga- ante la imposibilidad de llevar a cabo elecciones “regulares y transparentes” por la inestabilidad que azota al país.

Con AFP, Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.