Saltar al contenido principal

Tras una movilización sin precedentes, fue liberado el periodista ruso Ivan Golunov

El periodista ruso Ivan Golunov, quien fue liberado de su arresto domiciliario luego de que la policía retirara abruptamente los cargos narcotráfico en su contra, emocionado al dirigirse a los medios de comunicación, al salir de la oficina de investigaciones criminales de la ciudad en Moscú, Rusia, 11 de junio de 2019.
El periodista ruso Ivan Golunov, quien fue liberado de su arresto domiciliario luego de que la policía retirara abruptamente los cargos narcotráfico en su contra, emocionado al dirigirse a los medios de comunicación, al salir de la oficina de investigaciones criminales de la ciudad en Moscú, Rusia, 11 de junio de 2019. Shamil Zhumatov / Reuters

Presionadas por la sociedad civil, las autoridades rusas retiraron los cargos contra el periodista Ivan Golunov, acusado de narcotráfico, y pusieron fin a su arresto domiciliario. Dos altos responsables de la Policía han sido despedidos,

ANUNCIOS

Fue un inusual retroceso. El martes 11 de junio, después de una histórica ola de indignación, las autoridades rusas exoneraron al periodista de investigación Ivan Golunov, a quien habían acusado de tráfico de drogas.

“El Gobierno escuchó a la sociedad”, se felicitó de inmediato el sitio independiente de información, Meduza, que emplea al periodista de 36 años, prometiendo continuar su trabajo de investigación para determinar quién es responsable de la "operación" montada contra él.

Tan pronto el ministro del Interior, Vladimir Kolokoltsev, anunció el súbito cambio, el reportero, que se encontraba bajo arresto domiciliario desde el sábado 8 de junio, fue llevado a la estación de Policía, donde le informaron que la Fiscalía había abandonado su persecución y donde le quitaron su pulsera electrónica.

Evidentemente emocionado, sujetando una pequeña caja de cartón con sus "jeans favoritos", agradeció con lágrimas a las docenas de periodistas y simpatizantes que lo saludaron con aplausos y cánticos de "Vania" (diminutivo de Ivan).

"Todavía me cuesta entender lo que me está pasando, espero que la investigación continúe y que nadie se encuentre en la misma situación que yo".

El periodista aseguró que planea continuar el trabajo de investigación que ha forjado su reputación, tratando tanto con la corrupción de las élites como con la mala conducta en áreas opacas, como el microcrédito y los funerales. De acuerdo con la declaración del Ministro del Interior, el poder judicial ruso evaluará "la legalidad de las acciones los policías que arrestaron" al periodista en Moscú y que afirmaron haber encontrado grandes cantidades de drogas en su mochila durante una requisa en su apartamento.

Según el ministro, los agentes que arrestaron a Golunov fueron suspendidos de sus funciones mientras se investigue su actuar, y dos altos responsables de la Policía de Moscú fueron despedidos.

No hay rastro de drogas

Este es un desenlace casi sin precedentes en Rusia, donde los servicios de seguridad y la Policía son acusados a menudo de montar casos de narcotráfico con el fin de deshacerse de voces críticas.

Los partidarios de Ivan Golunov denunciaron rápidamente la investigación como un montaje. El periodista afirmó que los narcóticos descubiertos no le pertenecían y habían sido colocados sin su conocimiento. Los análisis realizados a petición de la justicia no revelaron rastro de drogas en su sangre y ninguna de las bolsas incautadas llevaba sus huellas dactilares, según sus abogados.

"Este es un ejemplo inspirador y motivador de lo que la simple solidaridad puede hacer por las personas que están siendo perseguidas", dijo el oponente Alexei Navalny, quien ha sido objeto de múltiples persecuciones en los últimos años.

Varios representantes del Gobierno también acogieron positivamente a esta exoneración, como la portavoz de la diplomacia rusa, Maria Zakharova, quien expresó su "felicidad" en Facebook.

El caso Golunov ha creado una inédita ola de solidaridad en la sociedad rusa, con el apoyo de periódicos independientes a medios de comunicación estatales, artistas e incluso algunas figuras políticas de alto nivel. Desde el viernes, las personas se rotaban frente a la sede de la Policía de Moscú para manifestarse, cada uno con su pancarta, la única forma de protesta que no requiere el permiso previo de las autoridades.

Inconsistencias de la policía

Por primera vez en su historia, los tres diarios rusos más respetados, Kommersant, Vedomosti y RBK, publicaron una portada común para apoyar a Ivan Golunov y llamaron a esclarecer lo sucedido.

La presidenta del Consejo de la Federación, la cámara alta del parlamento ruso, consideró por su parte que las inconsistencias de la Policía, como la publicación de fotografías falsas presentadas como relacionadas con el caso, antes de ser retiradas, hacían vislumbrar un "abuso" o una "provocación".

Una marcha en apoyo a Ivan Golunov estaba programada para el miércoles en el centro de Moscú, mientras que una petición para exigir su liberación ya había recogido cerca de 180.000 firmas.

Con AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.