Saltar al contenido principal

Mark Zuckerberg, atrapado en los 'deepfakes'

El video falso de Mark Zuckerberg es una creación de dos artistas británicos.
El video falso de Mark Zuckerberg es una creación de dos artistas británicos. Chip Somodevilla / AFP

En el lenguaje de Internet, es un 'trolling'. Unos artistas realizaron un video falso del fundador de Facebook jurando lealtad a una organización criminal ficticia. Una forma de responder a la negativa de la red social de eliminar otro 'deepfake'.

Anuncios

"Imagínense a un hombre que controla los datos robados de miles de millones de personas, que controla todos sus secretos, sus vidas y su futuro. Se lo debo a Spectre. Spectre me mostró que quien controla los datos, controla el futuro". La persona que pronuncia este homenaje a la organización criminal ficticia, que enfrenta a James Bond, tiene la apariencia, la mímica, y casi la misma que la de Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook.

Pero este video es un "deepfake", un montaje hecho por una inteligencia artificial para hacer que cualquiera diga cualquier cosa, realizado por Bill Posters y Daniel Howe, dos artistas británicos. Lo lanzaron el domingo 9 de junio en territorio enemigo, en Instagram, la plataforma de Facebook para compartir imágenes. Su objetivo: probar la reacción del gigante de las redes sociales frente a este ejemplo de desinformación, explica el sitio 'Vice', primer medio que lo identificó.

Un video real manejado por una inteligencia artificial

"Trataremos este contenido de la misma manera que toda la información errónea. Si nuestros socios 'factchekers' –unos 'comprobadores de datos'- lo señalan como falso, no aparecerá más en las recomendaciones de Instagram", reaccionó Facebook. De este modo, la red social se niega a hacer desaparecer una "noticia falsa" implicando a su jefe, pintándolo como discípulo de un villano del cine y se contenta con no seguir resaltando el contenido a sus usuarios.

¿Sorprendente? En realidad, Facebook fue atrapado en su propia trampa por los artistas. Hicieron el video en respuesta a la controversia creada por la amplia difusión, a finales de mayo, de otro montaje destinado a desacreditar a la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi.

Este video, cuyo audio fue deliberadamente desacelerado, dio la impresión de que esta feroz oponente del presidente Donald Trump estuviera embriagada. A pesar de los repetidos llamamientos de los líderes demócratas, Facebook se negó a censurar este contenido argumentando que "el equilibrio correcto entre la promoción de la libertad de expresión y una comunidad segura y genuina es reducir la distribución de 'información falsa'". Neil Potts, uno de los directores de Facebook, aseguró que se habría dejado el video en línea incluso si, en lugar de Nancy Pelosi, hubiera sido Mark Zuckerberg.

Bill Posters (Barnaby Francis de su nombre real) y Daniel Howe solo tomaron a la letra la palabra de este responsable de la red social. Para crear su "deepfake", utilizaron una secuencia real que se remonta a septiembre de 2017, durante la cual Mark Zuckerberg evocó la propagación de "información falsa" por parte de Rusia durante las elecciones presidenciales de EE. UU., en 2016. Luego se dirigieron a Canny IA, un agencia de publicidad israelí especializada en el uso de inteligencia artificial. Estos anunciantes 'geeks' se sirvieron de un algoritmo casero que podría de hecho convertir cualquier grabación de audio en un video con una persona que parece pronunciar esas palabras.

Zuckerberg, Kim Kardashian o Marcel Duchamp

Antes de enfrentarse a Mark Zuckerberg, esta empresa israelí ya había demostrado la efectividad de su tecnología al hacer cantar 'Imagine' de John Lennon, a varios líderes como Justin Trudeau, Kim Jong-un e incluso Donald Trump.

Su colaboración con Bill Posters y Daniel Howe, además, no se limitó a crear un maquiavélico Mark Zuckerberg. Como parte del programa "Spectre", que se llevó a cabo del 6 al 11 de junio en Sheffield (Reino Unido), le hicieron decir a la estrella Kim Kardashian que le encantaba "manipular a estos fanáticos en línea para hacer dinero" y también escenificaron al presidente estadunidense, al artista visual Marcel Duchamp  y hasta al ícono pop Freddy Mercury.

Todos sus 'deepfakes' crearon una ilusión de realismo que aún no es perfecta, han reconocido a los anunciantes de Canny IA en el blog Fxguide. Pero esta tecnología ya "maduró", aseguraba a finales de 2018 a France 24 Vincent Nozick, investigador del Laboratorio de Computación de Gaspard-Monge (LIGM). Según él, todo lo que falta es la forma de ponerlos en línea sin tener que comprimirlos, lo que inevitablemente conduce a una pérdida de calidad. Tal vez en las elecciones presidenciales de 2020 en Estados Unidos esta barrera tecnológica ya no existirá, a riesgo de desestabilizar el proceso democrático aún más que las ‘fake news’ de 2016.

Este artículo fue adaptado de su original en francés.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.