Saltar al contenido principal

Amanda Knox regresa a Italia para participar en un foro sobre errores judiciales

La estadounidense Amanda Knox llega a Milán para participar en un foro sobre errores judiciales. 13 de junio de 2019.
La estadounidense Amanda Knox llega a Milán para participar en un foro sobre errores judiciales. 13 de junio de 2019. Daniele Mascolo / Reuters

La estadounidense vuelve al país en donde pasó cerca de cuatro años de prisión por una sentencia que fue posteriormente revocada en uno de los casos más mediáticos de los últimos años en el mundo.

Anuncios

La vida de Amanda Knox ha sido una montaña rusa desde una noche de noviembre en 2007, cuando Meredith Kercher, su entonces compañera de apartamento en Perugia (centro de Italia), fue encontrada muerta en una habitación con 47 heridas de apuñalamiento y un corte en el cuello. Estaba desnuda y con muestras de haber sufrido una agresión sexual.

Comenzó entonces un mediático caso que la tuvo casi cuatro años encarcelada para luego ser absuelta en 2015. Ahora, Knox, de 31 años, regresa a Italia con una carrera como periodista en su natal Seattle (Estados Unidos) y como una conferencista. Así se describe en su página web amandaknox.com.

Este jueves 13 de junio aterrizó en Milán rodeada de cámaras para participar en un foro sobre errores judiciales en Módena. Se trata de un conversatorio que convoca una organización sin ánimo de lucro llamada Italy Innocence Projet, que asegura centrarse en las sentencias judiciales erróneas. En esta ocasión Knox ofrecerá una ponencia que lleva como título "El proceso mediático frente al error judicial".

Amanda Knox y su pareja Christopher Robinson asisten a la inauguración del Festival de la Justicia Penal en Módena, Italia. 13 de junio de 2019.
Amanda Knox y su pareja Christopher Robinson asisten a la inauguración del Festival de la Justicia Penal en Módena, Italia. 13 de junio de 2019. Guglielmo Mangiapane / Reuters

Knox lucía sonriente en la inauguración de este foro, junto a su prometido Christopher Robinson. Es una imagen completamente distinta a la que tuvo durante los ocho años que duró su proceso.

Un caso de impacto internacional y que dejó en entredicho a la justicia de Italia

En un primer momento, Amanda Knox y el italiano Raffaele Sollecito, su pareja de entonces, fueron condenados en 2009 a 26 y 25 años de cárcel por la muerte de Kercher. La víctima era británica y compartía un apartamento con Knox, quien estaba de intercambio en Perugia.

Ambos estaban señalados de haber matado a Kercher mientras que el marfileño Rudy Guédé la sujetaba, como una represalia por haberse negado a participar en un juego sexual. Guédé era una persona sin techo que traficaba con drogas a pequeña escala y terminó siendo el único culpable del crimen. Actualmente cumple una condena de 16 años entre rejas.

De acuerdo con la acusación, la británica murió como consecuencia de un juego sexual, alimentado con drogas, que había salido mal. Knox asegura en un artículo publicado el miércoles en el portal Medium que la Fiscalía la describía como una “mujer obsesionada por el sexo”.

Knox y Sollecito fueron absueltos en primer lugar en 2011, cuando regresó a su país natal. Sin embargo, una corte de apelaciones los volvió a condenar en 2014 a 28 y 25 años, ya con Knox en suelo estadounidense.

La sentencia final llegó en marzo de 2015, cuando el Tribunal Supremo absolvió Knox y Sollecito. En enero de este año, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó a Italia a pagar a Amanda Knox 20.800 dólares por violaciones tales como no haberle otorgado un abogado durante los primeros días de las investigaciones.

Con AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.