Saltar al contenido principal

Camisetas negras en Hong Kong para pedir la renuncia del ejecutivo

Miles de manifestantes marchan en Hong Kong para pedir la renuncia de su jefa ejecutiva Carrie Lam el 16 de junio de 2019.
Miles de manifestantes marchan en Hong Kong para pedir la renuncia de su jefa ejecutiva Carrie Lam el 16 de junio de 2019. Tyrone Siu / Reuters

Luego de que la líder del distrito especial, Carrie Lam, anunciara que suspenderá el proyecto de ley que permitiría la extradición desde Hong Kong hacia China, miles de manifestantes vuelven a las calles para pedir su dimisión del cargo.

ANUNCIOS

Con pancartas de “No dispare, somos hongkoneses”, cientos de miles de manifestantes volvieron a salir a las calles esta vez para pedir la renuncia de Carrie Lam, jefa ejecutiva del distrito especial. Este domingo 16 de junio, muchos quieren evitar los enfrentamientos que se presentaron el miércoles pasado cuando la policía disparó balas de goma y trató de disipar la movilización con gases lacrimógenos.

Los violentos enfrentamientos de la semana pasada obligaron al cierre de varios locales comerciales y bancos del centro del distrito financiero. En las paredes, los manifestantes dejaron carteles con el mensaje “paren de disparar contra gente inocente” y “usa tu mente, la violencia es demente”.

El revés a una polémica propuesta que debilita al gobierno

El sábado, Lam anunció que suspendería indefinidamente el proyecto de ley de extradición que podría enviar a juicio en China continental a las personas sospechosas de cometer crímenes contra la ley china. Carrie Lam expresó “gran pena y arrepentimiento”, aunque muchos se quedaron esperando que pidiera disculpas. “Carrie Lam se rehusó a excusarse ayer. Es inaceptable”, dijo la manifestante de 16 años Catherine Cheung, “es una líder desastrosa que está llena de mentiras… creo que solamente demora la ley ahora para engañarnos y pedirnos que nos calmemos”,añadió.

Según Reuters, el cambio de opinión del ejecutivo fue el giro político más significativo en el gobierno de Hong Kong desde que el Reino Unido devolvió el territorio a China en 1997. Para muchos, luego del revés, está en duda la habilidad de Lam para gobernar el distrito.

En un símil con el mercado de valores, el inversionista activista David Webb, en un boletín informativo el domingo, dijo que, si Lam fuera una acción, le recomendaría que se lanzara con un precio objetivo de cero. "Llámenlo el comercio Carrie. Ella ha perdido irrevocablemente la confianza del público", dijo Webb.

Una tensión política que China quiere disminuir

En la isla de Taiwán, que se declara independiente y que China reclama como suya, cerca de 5.000 personas marcharon afuera del parlamento en Taipei con carteles en los que se leía “No a la extradición a China” y “Taiwán apoya a Hong Kong”. En el distrito financiero, en respuesta, algunos manifestantes ondeaban banderas taiwanesas.

La agencia Reuters reporta que en China continental hay un esfuerzo por bloquear la información relativa a la movilización en su distrito financiero para evitar protestas en su territorio. Hong Kong ha gozado de relativa independencia desde que el gobierno británico devolvió el dominio de este territorio a China hace 22 años.

Este sábado, el ministro de Exteriores del Reino Unido, Jeremy Hunt, escribió en Twitter:

“Muy bien que el gobierno de Hong Kong por escuchar las preocupaciones de los valientes ciudadanos que se movilizaron por sus derechos humanos. Salvaguardar los derechos y libertades de la Declaración Conjunta Chino-Británica es el mejor futuro para Hong Kong y el Reino Unido respalda este acuerdo legal”.

En Beijing, por otro lado, empiezan a surgir voces que denuncian la posible intervención extranjera en la crisis política.

"Ciertas personas en Hong Kong confían en los extranjeros o confían en los jóvenes para que se construyan, sirviendo de peones y lacayos de las fuerzas extranjeras contrarias a China", escribió en un comentario el periódico pro gobierno Diario del Pueblo.

Carrie Lam pidió disculpas pero las protestas continuaron

“Siento una gran pena y arrepentimiento porque las deficiencias en nuestro trabajo y otros factores varios desataron sustanciales controversias y disputas en nuestra sociedad, luego de los periodos de relativa calma de los últimos dos años, lo cual decepcionó a mucha gente”, dijo en una declaración a la prensa la jefe ejecutiva Carrie Lam mientras las protestas continuaban en las calles.

Los manifestantes también rindieron homenaje a un joven que murió en la noche del sábado 15 luego de caer de un andamio desde donde estaba fijando una pancarta de protesta. Hong Kong 16 de junio de 2019.
Los manifestantes también rindieron homenaje a un joven que murió en la noche del sábado 15 luego de caer de un andamio desde donde estaba fijando una pancarta de protesta. Hong Kong 16 de junio de 2019. Tyrone Siu / Reuters

Lam no se pronunció sobre el futuro de la ley, que los manifestantes piden sea retirada definitivamente, ni sobre su continuidad en el cargo, a pesar de que sus opositores también exigen su renuncia. En las calles, la policía contó un máximo de 338.000 personas, mientras los organizadores de la protesta estiman que este domingo hubo alrededor de dos millones de ciudadanos en la movilización.

Hacia las 2 de la madrugada del lunes 17 de junio, muchos de ellos seguían apostados en las autopistas de la metrópoli. Sobre el discurso de Lam en la tarde del domingo, Victor Li, un manifestante de 19 años sentenció: “una disculpa no es suficiente”.

Con Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.