Saltar al contenido principal

Israel: Sara Netanyahu alcanza un acuerdo para evadir la prisión por mal uso de fondos públicos

La esposa del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, Sara, llega al Tribunal de Magistrados para una audiencia donde llega a un acuerdo por el uso indebido de fondos estatales, en Jerusalén, Israel, el 16 de junio de 2019.
La esposa del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, Sara, llega al Tribunal de Magistrados para una audiencia donde llega a un acuerdo por el uso indebido de fondos estatales, en Jerusalén, Israel, el 16 de junio de 2019. Debbie Hill / Reuters

La esposa del primer ministro israelí, Benjamin Netayahu, fue declarada culpable por uso indebido de fondos estatales y abuso de confianza, por costear comidas privadas en su residencia, pero llegó a un acuerdo con la Fiscalía para no ir a prisión.

ANUNCIOS

Una acusación más que empaña a la familia del primer ministro. Sara Netanyahu fue acusada junto al conserje de su residencia, Ezra Saidoff, de gastar más de 100.000 dólares del presupuesto público entre 2010 y 2013 para acudir a un proveedor externo para pedir comidas a su residencia.

Un hecho prohibido ya que ella tiene personal de cocina, disponible las 24 horas y pagado por el Estado, para atender sus necesidades, por lo que estos costos privados debió asumirlos ella.

En la audiencia, la mujer del primer ministro se declaró culpable de un delito menor para no ser procesada por fraude y abuso de confianza, por lo que tendrá que pagar al estado 12.490 dólares de reembolso y una multa de 2.775 dólares.

"¿Entiendes lo que admitiste?", le preguntó el juez a Netanyahu.

"Sí, lo hago", respondió ella. Quien más adelante posaría con una sonrisa ante las cámaras.

La esposa del primer ministro Benjamin Netanyahu, Sara, y su abogado, Yossi Cohen, esperan que el juez llegue antes del inicio de una audiencia por mal uso de fondos estatales, en el Tribunal de Magistrados de Jerusalén, Israel, el 16 de junio de 2019.
La esposa del primer ministro Benjamin Netanyahu, Sara, y su abogado, Yossi Cohen, esperan que el juez llegue antes del inicio de una audiencia por mal uso de fondos estatales, en el Tribunal de Magistrados de Jerusalén, Israel, el 16 de junio de 2019. Debbie Hill / Reuters

Su defensa calificó la sentencia de "un castigo severo y doloroso", esgrimiendo que Sara Netanyahu habría sufrido persecución, por ser esposa de quien es, pero la fiscal del caso, Jenny Avni, aseguró que con su fallo se demuestra que por más de que una persona tenga acceso a fondos del estado, no puede usarlos como propios, sea cual sea su lugar en la sociedad.

En medio de la audiencia, Sara recibió un mensaje de su esposo: “también superaremos esto. ¡Sé fuerte!", decía de su puño y letra la nota, según una fotografía que publicó el sitio web de ‘YNet’ de Israel. La mujer, fue acusada en junio de 2018, pero alegó falsamente que no había cocinero en la residencia oficial del primer ministro.

Si bien el acuerdo levanta un manto de dudas sobre la mujer del primer ministro, no tiene relación directa con los problemas de Benjamin Netanyahu, investigado por tres casos de corrupción, que ha negado desde el principio.

Los Netanyahu y un historial de acusaciones dudosas

Esta no es la primera vez que Netanyahu y su mujer están en la palestra pública por alguna acusación. En 2016, un tribunal de Jerusalén otorgó daños y perjuicios a un exmayordomo de Benjamin Netanyahu, quien acusó al primer ministro ya su esposa de malos tratos.

Su esposo, para quien ella juega un papel importante, acudirá a la Corte a principios de octubre para responder a los cargos de "corrupción", "fraude" y "abuso de confianza" en tres casos.

El pasado febrero, el procurador general israelí señaló que tenía la intención de presentar cargos de fraude y soborno contra Benjamin Netanyahu, mientras aguarda una audiencia previa al juicio.

Con EFE, Reuters y AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.