Saltar al contenido principal

El veto de EE.UU. a Huawei golpeó a la gigante china más fuerte de lo que esperaba

El fundador de Huawei, Ren Zhengfei, asiste a una mesa redonda en la sede de la empresa en Shenzhen, provincia de Guangdong, China, el 17 de junio de 2019.
El fundador de Huawei, Ren Zhengfei, asiste a una mesa redonda en la sede de la empresa en Shenzhen, provincia de Guangdong, China, el 17 de junio de 2019. Aly Song / Reuters

Desde que Estados Unidos la incluyó en una lista negra por supuesto espionaje, la gigante china de las telecomunicaciones redujo en 40% sus ventas internacionales de celulares, lo que tendrá un impacto directo sobre sus ingresos en 2019 y 2020.

Anuncios

Cuando hace un mes Estados Unidos impuso un veto a Huawei por supuesto espionaje, la empresa dijo que se trataba de un anuncio que ya veía venir. Agregó que estaba bien preparada y que el presidente Donald Trump estaba "subestimando" sus capacidades, una respuesta que les dio algo de tranquilidad a los millones de usuarios que tienen en todo el mundo.

"Se espera que el crecimiento de Huawei se desacelere, pero solo un poco", expresó el fundador y presidente de Huawei, Ren Zhengfe, a medios en sus primeros comentarios oficiales luego de que el 16 de mayo, el Departamento de Comercio de Estados Unidos agregara a esta y otras 68 entidades a una 'lista negra' de exportación, lo que en el futuro haría casi imposible la compra de productos fabricados en ese país.

Pero ahora el mismo Ren Zhengfe reconoce que tal vez fue Huawei la que subestimó a Estados Unidos. En ese sentido, aseguró este 17 de junio que no esperaba que la determinación de la Casa Blanca de "quebrar" a la compañía fuera "tan fuerte y tan generalizada".

"En nuestra evaluación inicial no esperábamos que (el impacto) fuera tan grave. Habíamos hecho los preparativos. Como un avión viejo, solo habíamos protegido nuestro corazón y nuestro tanque de combustible, pero no protegimos los otros componentes necesarios", aseveró en una teleconferencia con inversionistas en la sede principal de la compañía en Shenzhen.

Huawei espera retomar en 2021 el rumbo de crecimiento

A comienzos de este año, mucho antes de que se conociera el veto estadounidense, Huawei esperaba que sus ingresos por ventas fueran de 125.000 millones de dólares (111.500 millones de euros), ligeramente mayores que en 2018, cuando alcanzaron los 110.000 millones de dólares. Ahora, cree que serán un diez por ciento menores.

"En los próximos dos años la compañía sufrirá un revés. Nuestra producción se reducirá en 30.000 millones de dólares, por lo que nuestros ingresos se reducirán hasta alrededor de 100.000 millones de dólares este año y el próximo", dijo Zhengfe durante su presentación, a la que llamó "Un café con Ren".

El fundador y presidente de Huawei, Ren Zhengfei (derecha), participó hoy de una mesa redonda sobre tecnología, mercados y empresas en Shenzhen, el 17 de junio de 2019.
El fundador y presidente de Huawei, Ren Zhengfei (derecha), participó hoy de una mesa redonda sobre tecnología, mercados y empresas en Shenzhen, el 17 de junio de 2019. Héctor Retamal / AFP

De hecho, el directivo reconoció que las informaciones que hablan de un descenso en las ventas de teléfonos al extranjero son verídicas: "Sí, han caído un 40 por ciento, pero el crecimiento en el mercado chino para los teléfonos inteligentes es muy rápido".

El veterano empresario afirmó que los "reveses" a los que se enfrenta el gigante tecnológico "no han sido provocados por empresas" estadounidenses sino por "políticos", en una clara alusión al Gobierno dirigido por Donald Trump, quien afirma que la firma china es un peligro para su seguridad nacional.

Después de comparar a Huawei con una aeronave dañada, Ren agregó que esperaba que la multinacional retomara su trayectoria después de dos años difíciles. "En 2021, recuperaremos nuestra vitalidad y (continuaremos) brindando servicios a la sociedad humana", dijo.

De las ventas anuales de Huawei, China representa el 52 por ciento, el grupo formado por Europa, Oriente Medio y África un 28 por ciento y las Américas solo suponen el 6,6 por ciento de la facturación total de la compañía.

Otra mala noticia para la multinacional Huawei

China – EE. UU.: una "guerra fría" comercial que se prolonga sin acuerdos a la vista

La Administración del presidente Donald Trump esencialmente prohibió a Huawei acceder al enorme mercado de Estados Unidos y a las compañías tecnológicas estadounidenses suministrar componentes vitales a la firma china sin antes obtener el permiso de Washington.

La Casa Blanca teme que los sistemas construidos por Huawei, el líder mundial en equipos de telecomunicaciones y el segundo productor de teléfonos inteligentes, puedan ser utilizados por el Gobierno de China para el espionaje.

La Administración Trump también está presionando a otros países para que prohíban la participación de Huawei en la instalación de sus redes, particularmente en el próximo lanzamiento de redes 5G de alta velocidad, un proyecto en el que se esperaba que la compañía desempeñara un papel de liderazgo.

Huawei se ha convertido en un elemento clave de la disputa en la guerra comercial más amplia entre China y Estados Unidos, que ha visto imposición de aranceles de parte y parte e impuestos de cientos de miles de millones de dólares en bienes. Y las negociaciones para alcanzar un acuerdo que alivie estas tensiones aún no dan luces de esperanza.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.