Saltar al contenido principal

Mohamed Morsi es enterrado en El Cairo en medio de sospechas por su muerte

Una mujer sostiene una foto del presidente egipcio Mohamed Morsi mientras la gente reza durante un funeral simbólico el 18 de junio de 2019 frente a la embajada en Ankara.
Una mujer sostiene una foto del presidente egipcio Mohamed Morsi mientras la gente reza durante un funeral simbólico el 18 de junio de 2019 frente a la embajada en Ankara. Adem Altan / AFP

Sus familiares, algunos miembros de los Hermanos Musulmanes y hasta Human Rights Watch han denunciado que la repentina muerte del expresidente egipcio se originó en una mala atención médica durante los seis años que permaneció en prisión.

ANUNCIOS

Tan controversial en muerte como lo fue en vida, el expresidente egipcio, Mohamed Morsi, despertó una serie de versiones sobre las verdaderas causas de su deceso, ocurrido este lunes 17 de junio de 2019.

El exmandatario de 67 años de edad falleció ante un tribunal de El Cairo, donde asistía a una sesión del juicio contra él por cargos de espionaje, en uno de los tantos procesos judiciales abiertos en su contra después de su caída.

Y aunque la Fiscalía anunció el inicio de una investigación forense para determinar las causas del deceso, sus allegados creen que murió por negligencia médica, una denuncia que el Gobierno de Abdelfatah al-Sisi tildó de falsa.

La Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos pidió hoy que la muerte de Morsi sea investigada de forma "rápida, imparcial y transparente" por autoridades independientes.

"Al encontrarse bajo custodia de las autoridades egipcias en el momento de su muerte, el Estado es responsable de garantizar que fue tratado humanamente", señaló el portavoz Rupert Colville este 18 de junio.

Versiones encontradas sobre el estado de salud de Morsi

Que la muerte de Morsi era "completamente predecible", denunció la directora regional de Human Rights Watch (HRW), Sarah Leah Whitson, una versión con la que coincidieron sus familiares y los miembros de su perseguido partido, Hermandad Musulmana.

"En marzo del año pasado, un panel de políticos y abogados británicos que revisaron su tratamiento concluyó que el señor Morsi recibió atención médica inadecuada, particularmente manejo inadecuado de su diabetes y de su enfermedad hepática", manifestó en su cuenta de Twitter.

La reacción del Servicio de Información del Estado (SIS) egipcio no se hizo esperar. En un comunicado, tildó los comentarios como "falsas denuncias que reafirman la tradición de circular mentiras" y acusó a Whitson de "asumir prematuramente que Morsi murió por negligencia médica sin aportar ninguna evidencia o prueba".

El más reciente reporte de HRW sobre la situación de salud del expresidente fue en junio de 2017. En ese momento, denunció que se estaba violando el de derecho de Mursi a tener una atención médica adecuada, algo que fue desmentido por un reporte oficial en el que decía que el líder islamista estaba bien de salud y solo tenía diabetes.

Desde entonces, HRW no había dicho nada, anota el organismo oficial, aduciendo que ese silencio implicaba aceptar la normalidad de la situación de salud del expresidente.

El SIS asegura que la última petición de Morsi presentada ante el tribunal fue el 19 de noviembre de 2017, pidiendo ser atendido por cuenta propia y que el tribunal aceptó la petición.

La Hermandad Musulmana se tomó las calles de Egipto en homenaje a Morsi

El exmandatario islamista fue enterrado en la madrugada de este martes 18 de junio de 2019 en El Cairo, acompañado de su familia, ya que las autoridades egipcias rechazaron que fuera en el cementerio familiar en la provincia de Al Sharqia (norte).

Según el islam, el entierro debe tener lugar en el menor tiempo posible después de la defunción.

Helicópteros militares sobrevuelan el cementerio donde el presidente islamista egipcio Mohamed Morsi fue enterrado en El Cairo, Egipto, el 18 de junio de 2019.
Helicópteros militares sobrevuelan el cementerio donde el presidente islamista egipcio Mohamed Morsi fue enterrado en El Cairo, Egipto, el 18 de junio de 2019. Amr Abdallah Dalsh / Reuters

Cientos de miembros de la Hermandad Musulmana salieron a las calles de la capital de Turquía y Estambul, algunos de los cuales culparon a las autoridades de El Cairo por la muerte.

Otros exaliados de Morsi y opositores al actual presidente de Egipto, como el exjefe del ejército Abdel Fattah al-Sisi, expresaron sus condolencias en las redes sociales y algunos de ellos condenaron las condiciones en las que Morsi había estado recluido.

Un hombre sostiene una foto del presidente egipcio Mohamed Morsi durante una ceremonia simbólica el 18 de junio de 2019 en la mezquita de Fatih en Estambul.
Un hombre sostiene una foto del presidente egipcio Mohamed Morsi durante una ceremonia simbólica el 18 de junio de 2019 en la mezquita de Fatih en Estambul. AFP

La muerte de Morsi ocurrió en un momento sensible para las autoridades egipcias. Bajo Al-Sisi, quien como jefe del Ejército encabezó el derrocamiento de Morsi, se llevó a cabo una represión contra la Hermandad Musulmana y sus seguidores, porque para ellos el grupo representa una amenaza continua a la seguridad.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.