Saltar al contenido principal
COPA MUNDIAL FEMENINA

Argentina logró una histórica remontada y mantiene las esperanzas de clasificar

Florencia Bonsegundo celebra tras marcar el tercer gol de Argentina en el 3-3 ante Escocia en el estadio Parque de los Príncipes de París, el 19 de junio de 2019.
Florencia Bonsegundo celebra tras marcar el tercer gol de Argentina en el 3-3 ante Escocia en el estadio Parque de los Príncipes de París, el 19 de junio de 2019. Lucy Nicholson / Reuters

La ‘Albiceleste’ perdía 3-0 ante Escocia, pero logró igualar el juego en el cuarto final del partido y espera una combinación de resultados para avanzar a octavos de final. Inglaterra superó a Japón y terminó como líder del Grupo D.

Anuncios

Sin importar lo que pase en la jornada final del Mundial Femenino de Fútbol, la actuación de Argentina quedará registrada como la mejor de la historia del país en los torneos ecuménicos organizados por la FIFA.

La ‘Albiceleste’ cerró la fase de grupos con un empate épico ante Escocia, luego de estar 0-3 abajo en el marcador, y mantiene las opciones para avanzar a los octavos de final en Francia. Claro que el escenario no es sencillo: debe esperar que Camerún-Nueva Zelanda (del Grupo E) y Tailandia-Chile (del F) terminen en empate para meterse como el cuarto mejor tercero.

Pase lo que pase, Argentina ya habrá cumplido su mejor actuación en un Mundial: la cosecha de puntos (2, producto de los empates con Japón y Escocia), la cantidad de goles marcados (3) y la cifra de tantos recibidos (4) son más positivos que en las dos presentaciones anteriores (en 2003 y 2007).

Ante más de 28 mil espectadores en el estadio Parque de los Príncipes de París, Argentina comenzó mejor, jugando en campo escocés y tuvo la primera ocasión clara con un cabezazo de Mariana Larroquette al travesaño en el minuto 17.

Pero solo dos minutos después, Escocia logró el primer tanto: Kim Little llegó en el área chica para empujar la pelota tras un centro de Erin Cuthbert, que tomó un rebote luego de que Vanina Correa tapara un disparo suyo. Ese tanto golpeó a las argentinas, que mermaron el entusiasmo inicial.

En el complemento, las dirigidas por Shelley Kerr lograron rápido el segundo tanto, luego de que Jeannie Beattie conectara de cabeza un envío desde la derecha de Caroline Weir al cuarto minuto del segundo tiempo. Y parecieron liquidar la historia en el minuto 68, cuando Erin Cuthbert definió en soledad luego de que entre Correa y el palo izquierdo negaran un cabezazo de Leanne Crichton.

Con nada para perder, el entrenador argentino Carlos Borrello movió el ataque con los ingresos de Dalila Ippolito y Milagros Menéndez, que protagonizaron el primer descuento de la ‘Albiceleste’: Ippolito habilitó a Menéndez, que puso el 1-3 al minuto 74.

Cinco minutos después, Florencia Bonsegundo reanimó a su equipo con un derechazo potente que se filtró entre el travesaño y las manos de la arquera escocesa Lee Alexander para el 2-3.

Con el ánimo por las nubes, Argentina arrinconó a Escocia y encontró su posibilidad en el minuto 87. Aldana Cometti fue derribada en el área escocesa y, pese a que no cobró en primera instancia, la árbitra norcoreana Ri Hyang-Ok decidió sancionar penal tras una larga deliberación con el videoarbitraje (VAR).

Con el tiempo cumplido, Bonsegundo remató de derecha cruzado, pero Alexander logró contener. Sin embargo, tras una nueva intervención del VAR, Ri Hyang-Ok cobró adelantamiento de la arquera y le permitió la revancha a Bonsegundo, que sentenció su doblete con un disparo potente al centro del arco.

Pese al tiempo demandado, la jueza solo dio 4 minutos de adición y despertó las quejas tanto de argentinas como escocesas. Las primeras porque sentían que podían ganar con algunos minutos más y, así, asegurar su clasificación a octavos. Las segundas porque vieron escurrirse un triunfo casi seguro y se despidieron del Mundial.

“Es una felicidad enorme haber remontado un 3-0. Se nos vino el mundo abajo, pero desde el primer partido del Mundial demostramos lo que es Argentina, no damos ningún partido por perdido. Nos vamos con la frente alta”, declaró Bonsegundo tras el encuentro, consciente de que, pase lo que pase, Argentina ha escrito una página importante en su historia de los Mundiales femeninos.

Inglaterra ratificó su favoritismo ante Japón

En el otro duelo del Grupo D, Inglaterra ratificó su condición de favorita con un claro triunfo 2-0 ante Japón, campeón en 2011 y subcampeón en 2015. Ante más de 14 mil personas en Niza, las ‘Tres Leonas’ se impusieron gracias al doblete de Ellen White, que ya suma tres en el torneo.

Las dirigidas por Phil Neville –que hizo ocho cambios para guardar jugadoras de cara a los octavos de final- encontraron pronto la ventaja con la sutil definición de White al minuto 14, tras un gran pase de Georgia Stanway.

Japón reaccionó en la etapa complementaria, le quitó la pelota a Inglaterra y generó algo de preocupación en las ‘Tres Leonas’. Pero White selló el triunfo en el minuto 84 con una ajustada definición luego de un pase clínico de Karen Carney.

Así, Inglaterra avanzó con puntaje ideal y espera rival para el domingo 23 de junio en Valenciennes, mientras que Japón terminó segunda y necesita mejorar para seguir avanzando: en cuartos enfrentará al vencedor del Grupo E, que saldrá entre Países Bajos y Canadá.

Con Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.