Saltar al contenido principal

Renuncia el secretario de Defensa en funciones de EE.UU. por escándalo de violencia intrafamiliar

 El secretario interino de Defensa Patrick Shanahan, sentado entre el asesor de Seguridad Nacional John Bolton y el presidente de los Estados Unidos Donald Trump, escucha durante una reunión en Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida, EE. UU., El 22 de marzo de 2019.
El secretario interino de Defensa Patrick Shanahan, sentado entre el asesor de Seguridad Nacional John Bolton y el presidente de los Estados Unidos Donald Trump, escucha durante una reunión en Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida, EE. UU., El 22 de marzo de 2019. REUTERS/Kevin Lamarque

El presidente Donald Trump informó que el secretario del Ejército, Mark Esper, asumirá sus funciones. El más alto cargo en el Pentágono no ha tenido un titular permanente desde el retiro del general James Mattis en enero.

ANUNCIOS

El ex ingeniero de Boeing, Patrick Shanahan, pasó los dos últimos años trabajando en el Pentágono, haciendo una carrera brillante que lo llevó ascender rápidamente. En poco tiempo llegó a liderar el que es posiblemente el ejército más poderoso del mundo, sin embargo, varios incidentes violentos dentro de su familia acabaron con su carrera en el gobierno.

Shanahan, de 56 años, renunció a su cargo de secretario de Defensa interino este martes 18 de junio y retiró su nombre de la lista de aspirantes para ocupar el cargo de manera permanentemente porque prefería proteger la "seguridad y el bienestar" de sus hijos.

El presidente Donald Trump dijo en su cuenta de Twitter que esta había sido una decisión personal de Shanahan, quien había realizado una “labor maravillosa”. Trump, también añadió que el secretario del Ejército, Mark Esper, estará ahora en el cargo.

Su retirada se produce en un momento de alta tensión en la crisis con Irán, después de los ataques a buques petroleros en el golfo Omán que el presidente atribuye a Teherán, y mientras el país se enfrenta al periodo más largo de su historia sin un secretario de Defensa titular.

“Recibiría de buena gana la oportunidad de ser secretario de Defensa, pero no a costa de ser un buen padre”, ha dicho Shanahan en un comunicado el martes por la tarde, en referencia a los dos incidentes que destacan en su historial.

El primero, un altercado en 2010 entre Shanahan y su entonces esposa Kimberley en su casa en Seattle. La discusión entre ambos lo dejó a él con la nariz ensangrentada y a ella bajo custodia.

La mujer sostiene, que Shanahan la golpeó, según detalla el USA Today. Sin embargo, él afirma que "nunca le puso una mano" encima y que el golpe que recibió en la cara, le hizo "ver estrellas".

El segundo incidente incluye a su hijo, quien fue arrestado cuando era adolescente después de golpear brutalmente a su madre con un bate de béisbol en 2011, según reveló el propio Shanahan en una entrevista con The Washington Post.
"Malas cosas le pueden suceder a las buenas familias...y esto es una tragedia, realmente", admitió Shanahan.

Desde que asumió el cargo como secretario de Defensa en funciones, el 1 de enero, Shanahan había mantenido un perfil bajo, evitando en particular los enfrentamientos con el mandatario estadounidense.

Con su nominación pendiente ante el Senado, las dudas con respecto a su falta de experiencia militar y la verificación de antecedentes por parte del FBI, hicieron resurgir detalles de sus problemas familiares.

“Es desafortunado que una situación familiar profundamente dolorosa y personal de hace mucho tiempo haya sido hecha pública y pintada de una manera incompleta y por tanto engañosa en el curso de este proceso”, dijo Shanahan. “Creo que continuar con mi proceso de nominación forzaría a mis tres hijos a revivir un capítulo traumático en la vida de nuestra familia y reabriría heridas que hemos trabajado durante años por cerrar. En última instancia, su seguridad y bienestar es mi más alta prioridad”.

Al parecer, los legisladores no estaban completamente al tanto de los incidentes cuando Shanahan fue confirmado como subsecretario de Defensa, y podría haberse convertido en un problema en su audiencia de confirmación.

El secretario interino de Defensa, Patrick Shanahan escucha al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, reunirse con líderes militares de alto rango en la Casa Blanca en Washington, EE. UU., El 3 de abril de 2019.
El secretario interino de Defensa, Patrick Shanahan escucha al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, reunirse con líderes militares de alto rango en la Casa Blanca en Washington, EE. UU., El 3 de abril de 2019. REUTERS/Kevin Lamarque

Shanahan fue responsable de todos los programas de aviación del ejército de Estados Unidos

Antes de unirse al Pentágono, Shanahan, un ingeniero de formación, estuvo 30 años en Boeing, desempeñando funciones de gestión en distintos programas de aviones comerciales, así como en sistemas de defensa de misiles.

El graduado del MIT se ganó el apodo de "señor repara todo", antes de tomar las riendas del programa del "Dreamliner" 787. Más tarde, a mediados de 2017, el entonces jefe del Pentágono, Jim Mattis lo reclutó para modernizar los procedimientos de compra del ejército.

Reacciones en el congreso de Estados Unidos

La oposición demócrata no tardó en pronunciarse ante la salida de Shanahan. Ofreciendo declaraciones a la prensa, el líder de la minoría demócrata del Senado Chuck Schumer aseguró que la sorpresiva retirada de Shanahan es una muestra más del "desastre que es la política exterior y de seguridad nacional de esta administración". "Parece que no hay adultos en el la habitación", sentenció el demócrata en un ataque directo a la administración Trump.

La reacción tampoco fue muy positiva la reacción de la propia bancada oficialista. El líder de la mayoría republicana de la Cámara Alta Mitch Mcconnell consideró que Esper es una buena opción para remplazar a Shanahan, sin embargo, dijo que preferiría tener de una vez por todas a un secretario de Defensa confirmado por el Senado. Shanahan se incorporó al Departamento de Defensa en julio de 2017 como segundo del entonces secretario, el general James Mattis, quien presentó su dimisión el pasado diciembre debido a sus desavenencias con Trump.

Con Reuters y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.