Hong Kong - Manifestaciones

Continúan protestas en Hong Kong contra proyecto de ley de extradición

Activistas se concentran en los alrededores de la sede del Parlamento y la policía para reclamar la puesta en libertad de los manifestantes arrestados en Hong Kong. 21 de junio de 2019.
Activistas se concentran en los alrededores de la sede del Parlamento y la policía para reclamar la puesta en libertad de los manifestantes arrestados en Hong Kong. 21 de junio de 2019. EFE / Roman Pilipey

Miles de manifestantes rodearon el cuartel general de la Policía de Hong Kong luego de que el ultimátum lanzado a la jefa del Gobierno Local, Carrie Lam, para que retirara el proyecto de ley de extradición antes de este viernes, expirara.

Anuncios

Miles de ciudadanos hongkoneses acudieron a una nueva jornada de protestas contra el proyecto de ley que permitiría la extradición de procesados a China continental. Los manifestantes, que habían dado plazo hasta el 20 de junio a la jefa del Ejecutivo local, Carrie Lam, para poner fin al proyecto, se congregaron este viernes alrededor del Parlamento y frente a la sede de la policía de Hong Kong.

Vestidos en su mayoría de negro, los participantes en la concentración frente al Legislativo elevaron carteles en los que pedían a la fuerza púbica que no disparara, haciendo referencia a la violencia desencadenada en días pasados entre agentes de seguridad y manifestantes, que dejó decenas de heridos y varias personas detenidas.

Calles principales y edificios públicos permanecen cerrados y la policía local acordonó el acceso al cuartel general del Ejército Popular de Liberación, lugar al que los manifestantes tienen como objetivo llegar. “Hoy queremos estar ante el Cuartel General donde está el jefe Stephen Lo para decirle que, aunque nos tacha de vándalos, no hay disturbios, sólo tiranía”, manifestó el activista Josua Wong.

Wong, quien se unió este viernes de nuevo a las marchas, salió de la cárcel el pasado 17 de junio, después de pasar varias semanas en la cárcel por participar en las protestas.

Frente a las manifestaciones, Carrie Lam presentó este martes “sinceras disculpas” por la “controversia” y la “ansiedad” generada entre los habitantes del territorio semiautónomo chino, con su polémico proyecto de ley de extradición. Sin embargo, no mostró disposición en echar para atrás la medida que ha causado la mayor crisis política vivida en la ciudad en los últimos años. Los manifestantes exigen su renuncia.

Un proyecto de ley "antidemocrático"

El proyecto de Ley que permite la extradición desde Hong Kong a China fue justificado en un principio por el Gobierno del archipiélago con el asesinato de Poon Hiu-wing, una joven embarazada a manos de su novio durante un viaje a Taiwán, la noche del 17 de febrero de 2018. El hombre huyó a Hong Kong, donde no puede ser juzgado por ese crimen, y desde donde no lo pueden extraditar bajo las regulaciones vigentes.

Sin embargo, Hong Kong aseguró que no aceptaría este tipo de legislación, debido a que Taiwán es considerada como una provincia rebelde que hace parte del territorio inherente a China. Según los ciudadanos, este tipo de leyes socavaría aún más la ya deteriorada autonomía de la antigua colonia británica.

Los residentes de Hong Kong temen ser procesados por el sistema judicial chino, controlado por el Partido Comunista de China y caracterizado por tener jueces que consideran parciales, en su mayoría oficiales militares retirados que fueron nombrados por su lealtad con el partido que gobierna este país desde hace 70 años.

Con Reuters y EFE.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24