Saltar al contenido principal

Entre manifestaciones y golpes accidentales, el presidente de México inicia plan para frenar migración

El presidente de El Salvador y el presidente de México siembran árboles como parte del nuevo plan de migración entre México y América Central en Chiapas, México, el 20 de junio de 2019.
El presidente de El Salvador y el presidente de México siembran árboles como parte del nuevo plan de migración entre México y América Central en Chiapas, México, el 20 de junio de 2019. Carlos Jasso / Reuters

Una accidentada jornada tuvo el mandatario mexicano en la presentación del programa 'Sembrando Vida' en el estado sureño de Chiapas. Andrés Manuel López Obrador, afrontó manifestaciones y accidentalmente golpeó al presidente salvadoreño Nayib Bukele.

ANUNCIOS

Ambos mandatarios pusieron en marcha el Plan de Desarrollo para Centroamérica, cuya primera acción fue la firma de la carta de cooperación bilateral, para lo cual se trasfirieron 30 millones de dólares, en el marco de las acciones mexicanas para controlar los flujos migratorios para que Estados Unidos no le imponga aranceles a sus productos.

"Conozco al presidente por su nombre y sólo lo he visto dos veces en persona, pero estoy seguro de tres cosas: él es un hombre que de verdad quiere lo mejor para México, está trabajando y que su único interés, estoy seguro, es dejar un legado para su país", dijo el presidente de El Salvador, Nayib Bukele.

Bukele afirmó que su homólogo mexicano "no va a poder arreglar todas las cosas en seis meses, ni en un año ni en dos".

La reunión se celebró diplomáticamente; sin embargo, al finalizar el encuentro, para la foto, López Obrador golpeó accidentalmente al presidente Bukele en el rostro.

El accidente causó revuelo en las redes sociales, incluso el propio mandatario salvadoreño no tardó en bromear en su cuenta de Twitter y dijo que el golpe fue a causa de llamarle "cabecita de algodón" a López Obrador.

Tras este primer tuit, Bukele no dejó ahí las cosas y volvió a escribir en la red social que López Obrador sintió la potencia de su barba.

El mandatario salvadoreño pidió a los mexicanos apoyar a su presidente y darle tiempo porque, dijo, los cambios tardan y cuestan "y si Roma no se hizo en un día, México tampoco se va a hacer en un día".

Protestas en Chiapas durante visita del presidente mexicano

Representantes de diversos sectores del estado de Chiapas recibieron con pancartas la llegada del presidente López Obrador al Aeropuerto Internacional de Tapachula, previo a la reunión con su homólogo de El Salvador, Nayib Bukele.

Muchos integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) buscaron expresar su rechazo a las decisiones que ha realizado la Secretaría de Educación de Chiapas.

Desde su llegada a la sala de espera, el presidente tuvo dificultades para abandonar el lugar, pues entre gritos y empujones todos los presentes se agolparon sobre él.

Algunas personas se pronunciaron contra los migrantes, pidiendo que los trabajos sean para los mexicanos y no para los extranjeros.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.