Saltar al contenido principal

Violencia en México: entre 2009 y 2014 se hallaron 390 fosas con 1.418 cuerpos, documenta informe

Fotografía de archivo de forenses exhumando cuerpos encontrados en una fosa clandestina el 20 de marzo de 2017, en el estado de Morelos, México.
Fotografía de archivo de forenses exhumando cuerpos encontrados en una fosa clandestina el 20 de marzo de 2017, en el estado de Morelos, México. Tony Rivera / EFE

Según la investigación, las fosas clandestinas son una de las evidencias más claras de la crisis de derechos humanos que prevalece en México, donde la mayoría de casos quedan en la impunidad.

Anuncios

Según el informe 'Estudio Violencia y Terror: Hallazgos sobre fosas clandestinas en México', las autoridades hallaron 390 fosas clandestinas con 1.418 cuerpos y 5.786 restos en 23 de los 32 estados de México, entre los años 2009 a 2014.

La investigación, hecha por el Programa de Derechos Humanos de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México y la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, A.C., determinó los estados de Guerrero, Jalisco, Chihuahua, Coahuila de Zaragoza y Tamaulipas fue donde se encontró el mayor número de fosas, con el 62,66 % de las fosas registradas durante los años establecidos en la investigación.

Y aunque las cifras son abultadas, los investigadores creen que podrían ser más gruesas, por lo que criticaron "la poca capacidad institucional y voluntad política de los distintos niveles de gobierno para encontrar, registrar e identificar los cuerpos de las personas cuyos derechos fueron absolutamente negados".

El hallazgo de cuerpos en fosas clandestinas y el creciente número de desapariciones en México se ha convertido en un hecho común en la sociedad mexicana en los últimos años. El secretario de Gobernación de México confirmó que se desconoce el paradero de más de 37.400 personas desaparecidas desde 2006 hasta finales de 2018.

Según el Informe Mundial 2019 de Human Right Watch (HRW), los "agentes del Ministerio Público y policías no toman medidas de investigación básicas para identificar a los responsables de desapariciones forzadas y a menudo les dicen a los familiares de personas cuyo paradero se desconoce que deben investigar por su cuenta".

Las desapariciones, según el informe 'Violencia y Terror', se relacionan en su mayoría con el hallazgo de cuerpos y restos humanos en fosas. Según este, "dentro del gran número de fosas clandestinas que han sido halladas en México, se encuentran personas que fueron desaparecidas, ejecutadas y torturadas".

Así lo confirmó un grupo de madres cuyos hijos habían desaparecido hacía varios años y que hallaron una fosa con 500 cadáveres en Tamaulipas en julio de 2018. Un descubrimiento que se produjo con la declaración de una habitante de la ciudad fronteriza de Reynosa, sobre el constante arrojo de cadáveres a las puertas de una funeraria local.

Vista de carteles de madera que muestran tumbas clandestinas ubicadas en Colinas de Santa Fe, donde se encontraron 296 calaveras junto con múltiples restos humanos el 15 de octubre de 2018.
Vista de carteles de madera que muestran tumbas clandestinas ubicadas en Colinas de Santa Fe, donde se encontraron 296 calaveras junto con múltiples restos humanos el 15 de octubre de 2018. Victoria Razo / AFP

Esta versión llevó a los familiares de desaparecidos a hablar con el dueño del establecimiento, quien confirmó que cada vez que aparecía un cadáver a la entrada de su local, hablaba al Ministerio Público para que se lo llevaran. Pero ante la negativa de la entidad, el hombre procedía a enterrar los cuerpos en el monte, lugar donde fueron encontrados los 500 cuerpos.

La tortura, las ejecuciones extrajudiciales, el ataque contra periodistas, la violencia de género, el narcotráfico y la extorsión también hacen parte de los principales hechos de violencia que, según HRW, socavan la seguridad y los derechos humanos en México.

2011, el año con mayor incidencia de violencia, desapariciones y fosas comunes

El hallazgo de fosas comunes ha develado el panorama de violencia y violaciones de derechos humanos que se vive dentro del territorio, que, si bien cuenta con un largo historial, ha tenido un recrudecimiento durante la última década, según la investigación.

"Sin descartar la existencia de fosas en años anteriores a 2009, es a partir de ese año que los medios de comunicación las empezaron a reportar con mayor frecuencia hasta llegar a 2011, año en que se registra un incremento drástico en el número de fosas encontradas", se lee en el informe.

El informe, que clasificó las cifras en fosas clandestinas, cuerpos y restos humanos, indicó que 2011 fue el año más cruento en el país latinoamericano en materia de fosas comunes, al presentar los picos más altos en cada indicador.

'Estudio Violencia y Terror: Hallazgos sobre fosas clandestinas en México'

"Si contamos el total de cuerpos exhumados exclusivamente en 2011, es decir 588, significa que dos municipios del país concentraron 80,27 % del total de ese año. Esto ayuda a identificar en términos de fosas un grado particularmente alto de violencia en estas dos entidades del país durante ese año", indicó el estudio.

Los números revelados por los investigadores también tuvieron gran coincidencia entre los resultados del estudio con otros indicadores de violencia en el país. Al comparar las cifras de homicidios de 2008 a 2015 es posible apreciar una simetría, siendo el año 2011 en el que más homicidios se presentaron. Lo mismo sucedió con las cifras de personas desaparecidas reportadas en el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas.

Dudas frente al manejo de las cifras oficiales

La investigación que se basó en datos hemerográficos, es decir, en el estudio y análisis de publicaciones hechas por medios de comunicación escritos, así como en el uso de información de 12 entidades federativas, pudo establecer las cifras que hoy sacan a la luz datos algo distantes a los ofrecidos por la Fiscalía mexicana.

Esta última se consolida como otra de las grandes denuncias de la investigación, puesto que, según los académicos, no todas las fiscalías o procuradurías estatales estuvieron dispuestas a brindar información confiable sobre los hallazgos de fosas e incluso, se descubrieron incongruencias entre las cifras halladas en la ejecución del estudio y las contenidas en los archivos de dichas entidades del Estado.

La que más llamó la atención de los investigadores fue la cifra otorgada por la Fiscalía para el año 2014, que en una primera solicitud arrojó 65 fosas y 21 cuerpos, pero en un segundo intento, hecho por una persona diferente del mismo equipo, fue de 101 fosas y 213 cuerpos. De la misma manera, el conteo final de los autores de esta investigación registró 23 estados con presencia de fosas clandestinas, mientras que las cifras oficiales solo registraron 16.

Un hecho que deja en entredicho, según los académicos, la legitimidad de la información contenida en los registros oficiales y demuestra "la necesidad de continuar este tipo de investigaciones para intentar obtener más información que permita conocer mejor la magnitud real y complejidad de la grave crisis de violencia y derechos humanos" enfrentada por México.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.