Saltar al contenido principal

Cientos de ambientalistas bloquearon una importante mina de carbón en Alemania

Activistas medio ambientales se manifiestan en uno de los pozos de la mina de carbón a cielo abierto de Garzweiler durante una protesta contra el cambio climático. Dusseldorf, Alemania , 22 de junio de 2019.
Activistas medio ambientales se manifiestan en uno de los pozos de la mina de carbón a cielo abierto de Garzweiler durante una protesta contra el cambio climático. Dusseldorf, Alemania , 22 de junio de 2019. Thilo Schmuelgen / Reuters

Cientos de activistas ingresaron a una mina de carbón a cielo abierto dirigida por el gigante de la energía RWE en Alemania, un día después de que decenas de miles de personas hicieron campaña contra el uso de este mineral.

ANUNCIOS

Los activistas, muchos vestidos con batas blancas, ingresaron en la gran mina de lignito Garzweiler después de enfrentarse con la policía. Además, ignoraron las advertencias anteriores de las autoridades de que el sitio no era seguro y una de la RWE, la empresa que maneja la mina, de que la compañía procesaría a los intrusos.

Garzweiler, que cubre 48 kilómetros cuadrados, suministra lignito o carbón marrón a las centrales eléctricas de la región. Los activistas, que usaban mantas para protegerse del sol, fueron rodeados rápidamente por la policía y sus vehículos para evitar que siguieran avanzando. La acción fue parte de una serie de protestas planeadas para el fin de semana.

El objetivo declarado de las manifestaciones del grupo ambientalista "Ende Gelaende" (EG), es que la mina cierre sus operaciones. El viernes 21 de junio, 500 activistas cortaron el suministro de carbón a la planta de Neurath, una de las principales centrales eléctricas de carbón de Alemania, al sentarse en las vías del ferrocarril que utilizan los trenes de suministro.

La frase alemana "Ende Gelaende" significa que algo tiene un final irrevocable (similar al "final de la historia"), resume que sienten los manifestantes acerca de la era de los combustibles fósiles.

Con esta nueva generación de manifestantes, las autoridades deben lidiar con un gran número de activistas comprometidos y, a menudo, entrenados en desobediencia civil no violenta.

{{ scope.counterText }}
{{ scope.legend }}© {{ scope.credits }}
{{ scope.counterText }}

{{ scope.legend }}

© {{ scope.credits }}

Más protestas

A pocos kilómetros de Garzweiler, unas 8,000 personas protestaron el sábado 22 de junio en la ciudad de Keyenberg, que está amenazada por los planes para expandir la mina.

"Este día es un motivo de esperanza", dijo la portavoz de EG, Kathrin Henneberger. "Ya sea una manifestación, una huelga escolar o un bloqueo, este movimiento está decidido a poner fin a la era de los combustibles fósiles", agregó.

Muchos de los que participaron en la protesta fueron alumnos de escuelas que formaron parte de las manifestaciones de los " viernes para el futuro " que tienen lugar como su nombre lo indica, cada viernes, en diferentes lugares del planeta.

Entre 20,000 y 40,000 jóvenes activistas de 17 países acudieron a Aachen cerca de la frontera neerlandesa y belga el viernes 21 de junio para una gran muestra de fuerza del movimiento de huelga escolar lanzado por la activista sueca Greta Thunberg.

Las acciones de este fin de semana están siendo seguidas de cerca en Alemania, donde las encuestas sugieren que el calentamiento global es ahora la principal preocupación de los habitantes.

Aunque el gobierno se ha comprometido a abandonar el combustible fósil para 2038, para los activistas, es demasiado tarde.

Con AFP.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.