Saltar al contenido principal

Boris Johnson y Jeremy Hunt estarían dispuestos a un Brexit sin acuerdo el 31 de octubre

Una combinación de imágenes de archivo, en Londres el 21 de junio de 2019, muestra a Boris Johnson y a Jeremy Hunt, candidatos a liderar el Partido Conservador y a ser el próximo primer ministro de Reino Unido.
Una combinación de imágenes de archivo, en Londres el 21 de junio de 2019, muestra a Boris Johnson y a Jeremy Hunt, candidatos a liderar el Partido Conservador y a ser el próximo primer ministro de Reino Unido. Tolga Akmen / AFP

Durante un cara a cara, los aspirantes a primer ministro se comprometieron a salir de la UE, siendo Johnson más radical que Hunt, que aspira a una renegociación. Si bien, la disputa del exministro de Exteriores con su novia marcó el evento.

Anuncios

Tanto Boris Johnson como Jeremy Hunt tienen marcado en la agenda que Reino Unido saldrá sí o sí de la Unión Europea el 31 de octubre. Pero mientras el primero no le teme a una ruptura abrupta y radical, es más, aspira a ese escenario; el segundo ve un posible Brexit sin acuerdo como el último recurso ante una Bruselas cerrada a renegociar.

Así lo afirmaron este sábado 22 de junio durante un cara a cara en Birmingham, el primero de dieciséis, que los llevará a recorrer todo el país para someterse a las preguntas de las bases, y luego a asistir a tres debates televisados. Todo con el objetivo de saber cuál de los será el mejor partido para un Reino Unido de capa caída, sin jefe de Gobierno ni acuerdo.

Johnson, de 55 años, exalcalde de Londres (2008-2016) y exministro de Exteriores (2016-2018), es el rostro líder del Brexit y de su referendo. Si bien, en los últimos días, durante un debate, había dejado en interrogante su compromiso de salida con un “eminentemente posible”. Durante la cita frente a Hunt, despejó la duda: “Eminentemente factible significa que no solo lo vamos a hacer, sino que es posible hacerlo porque es sumamente posible. Por supuesto que podemos hacerlo”, aseguró.

El diputado conservador Boris Johnson habla a la audiencia mientras participa en un evento de reuniones de líderes del Partido Conservador en Birmingham, Inglaterra central, el 22 de junio de 2019.
El diputado conservador Boris Johnson habla a la audiencia mientras participa en un evento de reuniones de líderes del Partido Conservador en Birmingham, Inglaterra central, el 22 de junio de 2019. Oli Scarff / AFP

Por el camino de la cautela le siguió Hunt, quien se está perfilando como el calmado y voz de la razón frente al ‘Trump’ inglés Boris Johnson; lo que podría seducir a las capitales europeas. Y eso que el actual ministro de Asuntos Exteriores, de 52 años, votó en su día por la permanencia en la UE. Ahora asegura que el Brexit es su prioridad, aunque no hará ninguna promesa que no pueda cumplir, sobre todo en los gastos.

Y es que para Jeremy Hunt, firmar a fuego la salida de octubre es correr el riesgo de que los legisladores bloqueen un posible acuerdo. No obstante, ante los miembros ‘tories’ afirmó que, si Bruselas no se mueve, sacaría igual a Reino Unido de la zona europea: “Si llegamos al 31 de octubre y la Unión Europea no ha mostrado la voluntad de negociar un mejor acuerdo, el riesgo político de no Brexit es mucho peor que el riesgo económico de ningún acuerdo. Nos sacaría de la UE en esa situación”.

El secretario de Asuntos Exteriores, Jeremy Hunt, hace un gesto hacia la audiencia después de hablar en un evento sobre el liderazgo del Partido Conservador en Birmingham, en el centro de Inglaterra, el 22 de junio de 2019.
El secretario de Asuntos Exteriores, Jeremy Hunt, hace un gesto hacia la audiencia después de hablar en un evento sobre el liderazgo del Partido Conservador en Birmingham, en el centro de Inglaterra, el 22 de junio de 2019. Oli Scarff / AFP

La disputa doméstica de Johnson, centro de todas las preguntas

Pese al temple, experiencia y seriedad de Hunt, Boris Johnson es el favorito para suceder a Theresa May y ser el próximo líder del Partido Conservador. Ambos tienen la misión de revertir o mantener este pulso convenciendo a 160.000 afiliados del grupo, cuyos votos se anunciarán el próximo 22 de julio. Si bien, un asunto personal puede haberle dado una desventaja a Johnson.

La prensa británica se ha encargado de que todo Reino Unido sepa que la policía acudió a su casa, tras una llamada de un vecino que reportó una pelea entre el político y su novia, que comparten residencia en Londres. The Guardian, en concreto, detalló que Johnson y Carrie Symonds se discutieron tan fuerte que el vecino escuchó “gritos, portazos y golpes”, en una situación en la que Symonds le decía a Johnson “¡Déjame en paz!” y “¡Vete de aquí!”, por lo que el individuo decidió llamar a la puerta, y al no tener respuesta, decidió alertar a las autoridades.

La Policía Metropolitana de Londres comunicó que la pareja los atendió, y al constatar que estaban “a salvo y bien” no tomaron ninguna “acción policial”. Pero a los medios no parece haberles bastado, porque centraron este primer show político en este asunto. Johnson, sin embargo, rechazó contestar sobre su vida privada: “No creo que quieran escuchar nada sobre eso (…) Creo que lo que quieren escuchar son mis planes para el país”.

En sus planes está evitar las tarifas comerciales de Europa, en el caso de que Reino Unido salga sin un acuerdo. Pero el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, no cree que eso sea posible, augurando un futuro complicado al ganador del cargo de primer ministro, que deberá ejecutar un Brexit que ya cumple tres años y aún no se ha hecho efectivo.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.