Saltar al contenido principal
Cultura

Una gran pintura frente a la Torre Eiffel en apoyo a todos los migrantes

Al artista franco-suizo Saype le mueven dos cosas: hacer dibujos gigantescos sobre tierra y concienciar a las personas. Esta vez, a partir de dieciséis manos entrelazadas, la obra biodegradable más grande del mundo, nos pide "solidaridad" con los refugiados, vengan del Mediterráneo o de cualquier otra frontera. Una "cadena humana" que pronto llevará hasta Berlín, Nueva York y Buenos Aires.

Anuncios

A la Torre Eiffel de París le ha salido un digno contrincante. Ante sus pies hoy luce un fresco de 15.000 metros cuadrados, formado por dieciséis manos gigantes que nos piden una mayor “solidaridad con los refugiados”, más allá de nuestros muros.

‘Beyond Walls’ es precisamente el título de la obra del artista y grafitero franco-suizo Saype que, movido por su afán de tocar nuestras conciencias, rinde un homenaje a la labor de rescate marítimo del grupo SOS Méditerranée y a la vez da un mensaje más allá del Día Mundial de los Refugiados, del pasado 20 de junio.

Y es que esta pintura desplegada sobre todo el Campo de Marte está entrelazada, “las manos se agarran de una forma particular”, porque “es un gesto de salvación”, cuenta Francis Vallat, presidente de la organización de salvamento. Una salvación hacia el otro, y hacia uno mismo, "hacia nuestras almas", amplía Vallat.

Esta fotografía aérea, tomada el 13 de junio de 2019 cerca de la Torre Eiffel, muestra una instalación de 600 metros de largo realizada por el artista francés SAYPE, que representa manos unidas para apoyar a la asociación de migrantes SOS Méditerrannée.
Esta fotografía aérea, tomada el 13 de junio de 2019 cerca de la Torre Eiffel, muestra una instalación de 600 metros de largo realizada por el artista francés SAYPE, que representa manos unidas para apoyar a la asociación de migrantes SOS Méditerrannée. Eric Feferberg / AFP

En esa acción se ha inspirado esta vez Saype, habitual del ‘land art’ (movimiento que funde arte y paisaje), que se ha superado no solo en su propuesta, sino por crear el fresco en tierra biodegradable más grande del mundo, que hasta alcanza a ser dos veces el tamaño de su compañera en hierro. “Seguramente desaparezca en unos días, pero me interesa el hecho de que sea efímero, marca más a la gente”, expresa emocionado el creador; Saype para sus trabajos, y Guillaume Legros para la vida.

“Creo que estamos en una fase de la historia en la que tenemos una parte de la población que toma la decisión de mirarse a sí misma (…) y es juntos que la humanidad podrá enfrentar los diversos desafíos que tendremos que superar. Realmente apela al sentido común y es el mensaje que queremos enviar al mundo de hoy”, explica Saype desde la capital francesa, apelando a las más de 70 millones de personas que se han visto forzadas a huir de sus hogares, de acuerdo con la ONU.

Esta vista aérea del 17 de septiembre de 2018 muestra otro fresco de Saype, que representa a una niña que arroja un barco al lago Lemán de Ginebra, y que pintó para apoyar la causa de la ONG SOS Méditerranée, especializada en el rescate de migrantes.
Esta vista aérea del 17 de septiembre de 2018 muestra otro fresco de Saype, que representa a una niña que arroja un barco al lago Lemán de Ginebra, y que pintó para apoyar la causa de la ONG SOS Méditerranée, especializada en el rescate de migrantes. Fabrice Cofftini / AFP

No es la primera vez que el grafitero crea una pintura sobre los migrantes en su particular técnica de respeto al medio ambiente, que mezcla los pigmentos naturales negro de viña con tiza blanca. Con ese carboncillo que lleva su firma, en 2018 dibujó en la ciudad suiza de Ginebra ‘Future’ (‘Futuro’). Una niña que ofrece al mar un barco de origami, en representación de las futuras generaciones que tendrán que tomar el relevo de esta problemática, sobre la que Saype promueve esperanza. De ahí que su figura favorita sea la infantil, por la inocencia y la apertura de mente que reflejan los más pequeños.

La única dificultad es que sus actos poéticos solo pueden verse bien en altura. En el caso de estas manos “al servicio de la humanidad”, cabe decir que no se quedarán en Francia. La idea es que el punto de inicio sea París, pero que la unión siga en los próximos tres años hacia ciudades como Ginebra, Berlín, Nueva York y Buenos Aires: “Nuestro objetivo es hacer la cadena humana más grande del mundo”, se reta.

“Hay muchas ciudades donde me gustaría pintar. Asia normalmente es más complicado. Cuando miro Google Earth está saturado por la planificación urbanística, mientras que ciudades como Londres aún tienen muchos parques”, desarrolla el artista, quien una vez más busca rescatar conciencias, así como SOS Méditerranée rescata a personas varadas en el mar y en sueños como el de llegar a Europa.

El artista SAYPE posa a lo largo de su instalación 'Beyond Walls', en apoyo a los migrantes.
El artista SAYPE posa a lo largo de su instalación 'Beyond Walls', en apoyo a los migrantes. Eric Feferberg / AFP
Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.