Saltar al contenido principal

Mike Pompeo de gira por Arabia Saudita para sumar apoyo contra Irán

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, habla ante los medios en la Base Conjunta Andrews, Maryland, el 23 de junio de 2019.
El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, habla ante los medios en la Base Conjunta Andrews, Maryland, el 23 de junio de 2019. Jacquelyn Martin / vía Reuters

El objetivo de la visita del secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, a los países del Golfo Pérsico es “alinearse estratégicamente” con los países rivales de Irán, aunque dijo que las puertas están abiertas para el diálogo.

ANUNCIOS

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, aterrizó este lunes 24 de junio de 2019 en Yeda, la segunda ciudad más importante de Arabia Saudita, con un objetivo claro: consolidar una coalición de rivales para enfrentar a Irán, en medio de las crecientes tensiones con ese país.

El máximo diplomático estadounidense dijo llevar consigo, además de la disposición al diálogo “sin condiciones”, un nuevo paquete de sanciones hacia el país persa que podría ser anunciado este mismo lunes.

"Estamos preparados para negociar sin condiciones previas. Ellos saben exactamente dónde encontrarnos", dijo Pompeo a reporteros antes de abordar el avión que lo llevaría a la puerta de la meca.

En una siguiente parada, el secretario de Estado estará en Emiratos Árabes Unidos. "Hablaremos con (Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos) sobre cómo asegurarnos de que todos estamos alineados estratégicamente, y cómo podemos construir una coalición global, una coalición que entienda este desafío", aseguró en su cuenta de Twitter.

La visita de Pompeo se produce en una etapa de la relación entre Estados Unidos e Irán que se hace más tensa con el pasar de los días. Los sabotajes anónimos a embarcaciones en el Golfo Pérsico, el derribamiento de un dron y la posterior suspensión de un ataque militar dirigido a Teherán, son algunos de los ingredientes de un peligroso coctel que amenaza con explotar en cualquier momento y desatar una confrontación militar directa.

Nuevas sanciones económicas agitarían aún más las relaciones

Las relaciones se han deteriorado desde que el presidente Donald Trump retiró a Washington hace un año del acuerdo de 2015 que frenó el programa nuclear de Teherán a cambio de aliviar las sanciones. Y lo que ha pasado en los últimos meses solo ha recrudecido la tensión.

El ahora debilitado pacto fue firmado también por Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania y desde su salida, Estados Unidos impuso sanciones a Irán, a las que le siguió la no renovación en abril pasado de las exenciones a la compra de su petróleo.

Tanto el secretario de Estado, como el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, confirmaron el domingo que el gobernante Donald Trump anunciará este lunes "sanciones adicionales contra Irán" y aunque no abundaron en mayores detalles, sí son enfáticos en advertir que Washington no permitirá que Irán tenga armas nucleares.

Hesameddin Ashena, asesor del presidente iraní, dijo este lunes que “si Estados Unidos quiere que Irán ofrezca concesiones que van más allá de los términos de su acuerdo nuclear de 2015, Washington debe ofrecer incentivos que también excedan a los del acuerdo”.

Agregó que “la oferta de Estados Unidos para negociar sin condiciones no la aceptamos con la continua amenaza de sanciones”.

Irán se mantiene en su postura de que cualquier conversación es imposible hasta que Washington levante las sanciones que ha vuelto a imponer desde que se retiró del acuerdo el año pasado.

Irán no cree en la efectividad de los ataques cibernéticos estadounidenses

Medios de comunicación estadounidenses han informado recientemente que, como parte de su estrategia para frenar los planes nucleares de Irán, el Pentágono lanzó un ciberataque planeado durante mucho tiempo para desactivar los sistemas de lanzamiento de cohetes de ese país.

Pero estos supuestos ataques no han tenido éxito, dijo el lunes el ministro iraní de Telecomunicaciones, Mohammad Javad Azari Jahromi: “se esfuerzan mucho, pero no han llevado a cabo un ataque exitoso (…) El año pasado neutralizamos 33 millones de ataques”.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Abbas Mousavi, agregó, por su parte, que el sistema de defensa cibernética de Irán es “fuerte”, y que su país podría perseguir legalmente esa agresión en los tribunales internacionales.

Con Reuters y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.