Saltar al contenido principal

Padre e hija migrantes mueren ahogados en su intento por llegar a Estados Unidos

Un rescatista de la Protección Civil mexicana trabaja en la zona donde fueron hallados los cuerpos sin vida de un migrante y su bebé a una orilla del Río Bravo en Matamoros, frontera con EE.UU., en el estado de Tamaulipas (México).
Un rescatista de la Protección Civil mexicana trabaja en la zona donde fueron hallados los cuerpos sin vida de un migrante y su bebé a una orilla del Río Bravo en Matamoros, frontera con EE.UU., en el estado de Tamaulipas (México). EFE/ Abraham Pineda-Jácome

La familia de El Salvador, según fuentes locales, llevaba dos meses esperando respuesta del Gobierno mexicano y decidieron cruzar solos ante el desespero.

Anuncios

Otro desgarrador caso que marca la tragedia de la crisis migratoria mundial. Un padre y su hija de El Salvador fueron arrastrados por la corriente del río que divide a Estados Unidos de México. Los dos murieron ahogados y fueron encontrados en Tamaulipas, Matamoros, este 24 de junio.

Óscar Alberto Martínez y Valeria, de once meses, eran los nombres de los dos migrantes. La madre de la joven que presenció los hechos, pidió ayuda a las autoridades locales. La familia huía de El Salvador, un país que ocupa los primeros lugares entre los más pobres de América Latina y que tiene a su capital entre las 20 ciudades más violentas del mundo.

La familia había decidido cruzar ante el desespero de no recibir respuesta a su solicitud de asilo. Una espera que se hizo más amarga ante las altas temperaturas en la región, cerca de 45 grados centígrados, y las precarias condiciones de vida.

La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, al mismo tiempo, informó que, en otra ciudad vecina, en Reynosa, fueron encontrados sin vida una mujer y tres niños guatemaltecos. La familia habría muerto de deshidratación en la zona fronteriza.

La frontera de EE. UU. Y México se ve cerca de Lukeville, condado de Pima, Arizona, EE. UU., 11 de septiembre de 2018.
La frontera de EE. UU. Y México se ve cerca de Lukeville, condado de Pima, Arizona, EE. UU., 11 de septiembre de 2018. Lucy Nicholson / Reuters

Las cortes de inmigración de EE. UU. tienen más de 800.000 casos represados

Los hechos ocurren en medio de la tensión entre los gobiernos de Estados Unidos y México. Según el gobierno de Trump, el país azteca no había hecho lo suficiente por detener el flujo migratorio irregular. Y amenazó con retaliaciones tributarias si López Obrador no tomaba cartas en el asunto.

El Gobierno mexicano celebró un acuerdo con su vecino del norte, donde se comprometió a militarizar la frontera sur y permitir que los peticionarios de asilo esperen la tramitación de su respuesta  desde México.

El presidente Donald Trump ha endurecido su política migratoria y el mensaje es el centro de su discurso de reelección. Pero sus propuestas han sido duramente criticadas por los demócratas en el Capitolio, donde al menos en la Cámara de Representantes son mayoría.

Los demócratas han señalado que los campos de atención al migrante han sido desfinanciados y que son los niños quienes más lo padecen.  Desde el Congreso dijeron que planean aprobar un paquete de ayuda de 4.500 millones de dólares para mejorar las condiciones de los migrantes en estos centros.

La Cámara de Representantes también reintegraría cientos de millones de dólares de ayuda a El Salvador, Guatemala y Honduras, que fue cortada por la Administración Trump.

Pero mientras se define el camino de respuesta a la crisis migratoria, miles de ellos esperan en México en precarias condiciones, una respuesta que no llega. Según cifras denunciadas por 'The New York Times', las cortes de inmigración tienen más de 800.000 casos represados.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.