Política - EE.UU.

La Corte Suprema de EE. UU. bloquea temporalmente la pregunta sobre ciudadanía en el censo 2020

Imagen de archivo. Manifestantes se reúnen ante la Corte Suprema de EE. UU. para protestar contra la propuesta para agregar una pregunta de ciudadanía en el Censo de 2020. Washington, EE. UU., el 23 de abril de 2019.
Imagen de archivo. Manifestantes se reúnen ante la Corte Suprema de EE. UU. para protestar contra la propuesta para agregar una pregunta de ciudadanía en el Censo de 2020. Washington, EE. UU., el 23 de abril de 2019. Mandel Ngan / AFP

Con cinco jueces en contra y cuatro a favor, el máximo tribunal de EE. UU. rechazó por falta de motivos la propuesta de la Administración Trump de incluir la polémica pregunta, considerada racista y que beneficiaría políticamente a los republicanos.

Anuncios

La Corte Suprema de Estados Unidos falló este 27 de junio en contra de una controversial pregunta sobre la ciudadanía que podría ser incluida en el censo de 2020. El motivo del rechazo se dio después de que la Corte considerara que la Administración del presidente Donald Trump no había dado una razón adecuada para que la consulta fuera añadida.

Los jueces del Tribunal Supremo rechazaron la propuesta del Gobierno con cinco votos en contra y cuatro a favor. La medida contemplaba que el cuestionario del censo incluyera una pregunta sobre el estatus legal de los residentes en EE.UU. y que estos respondieran si son o no ciudadanos estadounidenses.

Imagen de archivo. Manifestantes se reúnen ante la Corte Suprema de EE. UU. para protestar contra la propuesta para agregar una pregunta de ciudadanía en el Censo de 2020. Washington, EE. UU., el 23 de abril de 2019.
Imagen de archivo. Manifestantes se reúnen ante la Corte Suprema de EE. UU. para protestar contra la propuesta para agregar una pregunta de ciudadanía en el Censo de 2020. Washington, EE. UU., el 23 de abril de 2019. Mandel Ngan / AFP

Aunque el Ejecutivo de Trump asegura que se trata de una medida indispensable para entender mejor la composición de la población, organizaciones civiles la han rechazado ampliamente por considerarla "racista y discriminatoria" y la oposición denuncia que esta restaría visibilidad a la comunidad inmigrante.

Poco después de hacerse pública la decisión de la Corte, Trump se mostró disgustado: "Es totalmente ridículo que nuestro Gobierno, y de hecho el país, no puedan hacer una pregunta básica sobre ciudadanía en un censo muy costoso, detallado e importante, en este caso para 2020. He preguntado a los abogados si pueden retrasar el censo, sin importar cuánto tiempo", dijo el mandatario en su cuenta de Twitter:

Los propios expertos de la Oficina del Censo alertaron que millones de hispanos e inmigrantes dejarían de ser tenidos en cuenta y organizaciones de derechos humanos aseguran que la pregunta desmotivaría la participación de las minorías, principalmente de hispanos, quienes tienden a apoyar a los demócratas, lo que a largo plazo beneficiaría al Partido Republicano.

Trump se desmarca de un informe para obtener beneficios del censo

La polémica sobre la pregunta de ciudadanía ha escalado en las últimas semanas tras conocerse que Thomas Hofeller, un estratega del Partido Republicano fallecido en agosto del año pasado, había elaborado un informe en el que recomendaba incluir en el censo esa consulta para así poder rediseñar los distritos electorales de manera favorable a los intereses de la formación conservadora.

Esto habría sido posible ya que en Estados Unidos el censo determina el reparto de fondos federales, el trazado de los distritos electorales para la Cámara de Representantes y la representación del Colegio Electoral, encargado de elegir al presidente.

Ante el escándalo, la Administración de Donald Trump se desmarcó del informe Hofeller y negó tener conocimiento sobre su existencia. El documento salió a la luz tras ser hallado por la propia hija del asesor, Stephanie Hofeller Lizon, cuando buscaba entre los papeles de su padre.

Corte Suprema rechaza intervenir en el rediseño de los distritos electorales

En la misma jornada, la Corte Suprema negó con cinco votos en contra y cuatro a favor una medida que pedía que los tribunales federales pudieran modificar el rediseño de distritos electorales, en este caso los de Maryland (beneficioso para los demócratas) y Carolina del Norte (positivo para los republicanos).

Este rediseño de los mapas electorales, conocido como ‘gerrymandering’, finalmente busca beneficiar al partido dominante en ese estado, pues concentra a los votantes contrarios en algunos distritos para menguar su influencia y así verse beneficiado en su condición de poder. Esta recomposición se hace cada 10 años, cuando se hacen los censos electorales.

¿De qué se trata el 'gerrymandering'?

Con varios críticos a esta facultad, que alegan que es un mecanismo poco democrático, la corte estudió el tema y negó la posibilidad de cambiar esta práctica al determinar que el control territorial es una cuestión política y que esta debía ser resuelta por los poderes públicos electos y no por los tribunales federales, al considerar que no se trata de una cuestión legal.

Con AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24