Crisis en Venezuela

Gobierno venezolano sostiene haber neutralizado un "intento de golpe de Estado"

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (izq), y el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, hablan durante una reunión con los comandantes militares en Caracas, Venezuela, el 3 de junio de 2019.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (izq), y el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, hablan durante una reunión con los comandantes militares en Caracas, Venezuela, el 3 de junio de 2019. Palacio Miraflores / Reuters

El Ejecutivo de Nicolás Maduro acusó al presidente colombiano, Iván Duque, de orquestar un golpe de Estado en su contra. Según el Gobierno, la operación habría contemplado el asesinato de los principales líderes chavistas.

Anuncios

Se habría tratado de un intento de golpe de Estado planeado durante más de un año. El objetivo: hacerse con el poder en el país caribeño, mediante el uso de la violencia. Así lo denunció este 26 de junio el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Según el Ejecutivo, la operación iba a llevarse a cabo entre los días 23 y 24 de junio. Esta habría sido planeada desde República Dominicana y orquestada, entre otros, por el presidente de Colombia, Iván Duque: "es un promotor de golpes militares contra Venezuela, es un financista, todo el aparato político de la oligarquía bogotana está al servicio de acciones agresivas contra la democracia y la Constitución de Venezuela", dijo en una rueda de prensa el ministro de Información venezolano, Jorge Rodríguez.

El titular de Información también aseguró que detrás del ataque había un grupo de antiguos militares de las Fuerzas Armadas, capitaneado por el exmilitar venezolano Eduardo José Báez Torrealba. A este frente se le iban, supuestamente, a sumar combatientes israelíes, estadounidenses y colombianos, que, en conjunto debían llevar a cabo la misión de asesinar a la cúpula del Gobierno de Maduro. Las aseveraciones fueron hechas por el Gobierno venezolano sin dar a conocer las pruebas.

Oficiales venezolanos habrían informado del plan a las autoridades

Según indicó Rodríguez, el golpe debía incluir la toma de bases militares y del palacio presidencial de Miraflores. Una vez alcanzado el poder, los insurrectos proclamarían como presidente del país al general Raúl Baduel, un antiguo aliado del chavismo, enviado a prisión en 2009 acusado por corrupción.

Rodríguez informó que el Gobierno había descubierto los planes rebeldes en parte por investigaciones de los órganos de inteligencia, pero también apuntó a la participación de diversos oficiales del Ejército que habrían sido contactados para participar en la toma y quienes habrían informado a sus superiores "en tiempo real".

El ministro también informó que los órganos de seguridad tienen en su poder 56 horas de grabaciones en las que se ven y escuchan a los principales líderes del intento golpista y que estas muestran cómo planeaban realizar el asalto. Por último, Rodríguez también aseguró que su Gobierno ha solicitado a República Dominicana la captura y entrega de Báez Torrealba.

Juan Guaidó acusa al Gobierno de intentar secuestrar a su personal

Poco después de la declaraciones de Rodríguez, el líder opositor y proclamado presidente interino del país, Juan Guaidó, deslegitimó las declaraciones del ministro al decir que las denuncias del Gobierno son una "novela" del régimen.

El proclamado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, habla a los medios de comunicación antes de una reunión con representantes del sector industrial. Caracas, Venezuela, el 26 de junio de 2019.
El proclamado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, habla a los medios de comunicación antes de una reunión con representantes del sector industrial. Caracas, Venezuela, el 26 de junio de 2019. Fausto Torrealba / Reuters

En una rueda de prensa, Guaidó denunció que un grupo civil armado había intentado "secuestrar" a su personal cuando se trasladaba en un vehículo por la principal autopista de Caracas.

El líder dijo que el grupo atacante podría haber sido perteneciente a la  Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), sin embargo indicó que este no se había identificado: "Pudieron haber sido colectivos, pudieron haber sido miembros del ELN, pudieron haber sido sicarios, pudieron haber sido cualquier elemento, estaban vestidos de civiles, portando armas de guerra amenazando a parte de nuestro equipo", indicó.

No obstante, Guaidó denunció que lo sucedido forma parte de una persecución del Gobierno sido a su figura y a su persona: "la persecución de la dictadura (...) la persecución a mi entorno familiar, la persecución a los diputados de la Asamblea Nacional (Parlamento) es la única respuesta que le queda a un régimen (de Nicolás Maduro)", sostuvo.

El país petrolero vive una profunda crisis social, económica y política que se ha agudizado especialmente desde el pasado enero, cuando Nicolás Maduro juró un nuevo mandato como presidente del país, un cargo que no es reconocido por la oposición y buena parte de la comunidad internacional, que lo califica de ilegítimo.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24