Comunidad LGBTQI+

Disturbios de Stonewall: a 50 años del inicio de la lucha LGBTQI+

Banderas del Orgullo Gay ondean ante el lugar del levantamiento de Stonewall en 1969 en Greenwich Village, Nueva York, EE. UU.4 de junio de 2019.
Banderas del Orgullo Gay ondean ante el lugar del levantamiento de Stonewall en 1969 en Greenwich Village, Nueva York, EE. UU.4 de junio de 2019. Mike Segar / Reuters

Los disturbios de Stonewall marcaron un antes y un después para la comunidad LGBTQI+, que en 1969 exigió por primera vez al mundo su reconocimiento. 50 años después el movimiento es mundial, pero la lucha no ha terminado.

Anuncios

Junio es un mes emblemático para el Orgullo Gay. Es el mes en el que la comunidad LGBTQI+ sale a la calles de ciudades de todos el mundo para hacerse sentir, pero sobretodo, para recordar que aún es largo el camino para conseguir que los miembros de esta comunidad gocen de un trato igualitario en la sociedad.

Nueva York y el mundo celebran la que es quizás la fecha más importante para este colectivo: el 50° aniversario de los disturbios en el emblemático bar Stonewall Inn de Nueva York, protestas que abrieron la puerta a la reivindicación al movimiento LGBTQI+ no solamente en Estados Unidos sino en todo el mundo.

En 1969 las relaciones entre parejas del mismo sexo eran ilegales y la Asociación Americana de Psiquiatría consideraba la homosexualidad como una enfermedad mental, pero la balanza para los gays, lesbianas, transexuales, bisexuales y otros miembros del grupo estaba a punto de inclinarse para el otro lado.

Imagen de archivo. Dos participantes en una marcha del Orgullo Gay se besan frente al Stonewall Inn. Nueva York, EE. UU., el 24 de junio de 2012.
Imagen de archivo. Dos participantes en una marcha del Orgullo Gay se besan frente al Stonewall Inn. Nueva York, EE. UU., el 24 de junio de 2012. Michael Nagle / AFP

El 28 de junio de 1969 en el bar Stonewall Inn de Nueva York, punto de encuentro de la comunidad, estallaron disturbios entre homosexuales y la Policía, poco después de que se produjera una redada policial a los miembros de ese colectivo en el establecimiento.

"Ese pequeño de 18 años que era, nunca pensé que estaría aquí 50 años más tarde hablando sobre lo que pasó. (...) No sabíamos que estábamos haciendo historia. Simplemente sabíamos que algo había cambiado", recuerda Mark Segal, veterano de Stonewall.

Los sesenta, una década de protestas por los derechos civiles

Los disturbios se enmarcaron en el contexto de los años sesenta, una década marcada por un movimiento civil en el que no era solo la comunidad LGTB la que miraba al mundo a los ojos para pedirle, de una vez por todas, un reconocimiento que se le había negado históricamente, muchos otros colectivos se hallaban en la misma tarea:

"Los negros luchaban por sus derechos, los latinos luchaban por sus derechos, las mujeres luchaban por sus derechos. ¿Qué hay de nosotros? ¿Qué hay de mí? (...) Cuando me paré aquí en medio de todo eso, recuerdo que me dije a mí mismo 'OK, esto es lo que voy a hacer por el resto de mi vida', relata Segal.

Imagen de archivo. Fotos con parejas del mismo sexo durante la inauguración del Museo de Historia de Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transgéneros, el 12 de enero de 2011 en San Francisco, California.
Imagen de archivo. Fotos con parejas del mismo sexo durante la inauguración del Museo de Historia de Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transgéneros, el 12 de enero de 2011 en San Francisco, California. Justin Sullivan / AFP

Sin embargo, y a pesar del renombre que han ganado los desfiles del Orgullo Gay a lo largo y ancho del globo, para muchos, estas marchas han perdido su sentido político. "Lo que está pasando con la marcha del Orgullo en Nueva York y en muchas marchas en todo el mundo es una tragedia. (...) Todo el mundo que conozco, cuando le pregunto sobre la marcha del Orgullo dice: 'ya no voy, hace años que dejé de ir, ya no tiene ningún sentido para mí", relata la activista estadounidense Ann Northrop, organizadora de la marcha LGTBI del próximo día 30 en Nueva York.

La Administración Trump, una amenaza para la comunidad LGTB

Hoy en día, el Stonewall Inn es considerado un monumento nacional. El expresidente Barack Obama le concedió este estatus en 2016. Sin embargo, con la llegada de Donald Trump al poder, los activistas denuncian que el reconocimiento de los derechos LGBTQI+ ha sufrido un retroceso.

"Donald Trump y su Gobierno son una amenaza para los derechos de la comunidad LGBT, una amenaza para toda la gente que sea diferente y esa amenaza no debe tomarse a la ligera", dijo Ken Lustbader, cofundador del proyecto sitios históricos LGTB de la ciudad de Nueva York.

Un participante de el desfile del Orgullo Gay en la avenida Paulista en Sao Paulo, Brasil, el 23 de junio de 2019.
Un participante de el desfile del Orgullo Gay en la avenida Paulista en Sao Paulo, Brasil, el 23 de junio de 2019. Nacho Doce / Reuters

Este junio millones de ciudadanos han gritado en las calles de Sao Paulo, Kiev, Lima o Santiago un año más y se espera que otros miles alcen este 28 de junio la bandera del Orgullo Gay. Sin embargo, por el momento, tanto en Nueva York como en el resto del mundo, la lucha continúa.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24