Saltar al contenido principal

Presidente de Colombia anuncia medidas de protección ante ola de asesinatos contra ex-FARC

El presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, habla durante la ceremonia de apertura de la 49ª Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Medellín, Colombia, 26 de junio de 2019.
El presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, habla durante la ceremonia de apertura de la 49ª Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Medellín, Colombia, 26 de junio de 2019. David Estrada Larreta / Reuters

135 excombatientes del hoy partido político FARC han sido asesinados en poco más de dos años. El mandatario colombiano, presionado internacionalmente por la lentitud en la implementación de los acuerdos de paz, anunció medidas.

Anuncios

De 13.058 exguerrilleros que entregaron las armas tras la firma del acuerdo de La Habana en 2016, han asesinado a 35 según el propio partido político Fuerza Alternativa del Común (FARC). Esa situación, sumada al asesinato de líderes sociales y otras fallas en la implementación de los acuerdos, ha levantado fuertes críticas desde la sociedad civil y la comunidad internacional contra el presidente Iván Duque.

En respuesta, el mandatario colombiano anunció desde Bello, un municipio al norte de Colombia, una serie de medidas para luchar contra esa espiral de violencia que tiene a los acuerdos en vilo.

"Tomamos estas medidas porque en serio, en serio hemos asumido la tarea de que la reincorporación sea exitosa", dijo Duque que en campaña y durante sus 10 meses en el poder ha sido un fuerte crítico de algunos apartados del proceso de paz que firmó su antecesor, Juan Manuel Santos con la antigua guerrilla.

Las nuevas medidas contemplan la creación de un grupo élite de policía para investigar las amenazas y la creación de un centro de información liderado por el ministro de Defensa, Guillermo Botero. Un funcionario que ha estado en el ojo del huracán por su poca claridad en el caso del asesinato de un excombatiente de las FARC a manos de un miembro del Ejército.

"Se pondrá en operación el Centro Integrado de Información y Coordinación liderado por el Ministerio de Defensa para evaluar las amenazas y las condiciones de seguridad donde se han presentado estos hechos", describió el mandatario.

Otra de las medidas anunciadas contempla expedir un decreto "de control de riesgo y de seguridad" en algunos territorios. Aunque Duque no dio más detalles, estas zonas fueron comparadas con las que el expresidente Álvaro Uribe, líder del partido del presidente que hizo oposición activa a las negociaciones de paz, decretó en su primer periodo, las cuales llamó "de rehabilitación y consolidación" y que fueron duramente criticadas por las organizaciones de derechos humanos.

Sobre la situación de los excombatientes, el presidente dijo que, de los más de 13.000, 11.922 están en proceso de reincorporación. De ellos 3.291 están en los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR) y 8.361 están en otros sitios, con acompañamiento del Estado.

El partido político FARC dijo en un comunicado que el asesinato de exguerrilleros constituye una "clara violación" del acuerdo de paz. Y pidió además ayuda a la comunidad internacional para poder participar en las elecciones regionales de octubre.

Desde las FARC, sus líderes y sectores de la sociedad civil están convocando una marcha para exigir que el Gobierno de Iván Duque cumpla con los acuerdos de paz.

Con EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.