Saltar al contenido principal
El Debate

La encrucijada de la OEA

Medellín, Colombia, acogió la 49 edición de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA). La misma se presenta en medio de la crisis política en países como Nicaragua y Venezuela además de una reducción de la legitimidad del organismo. En esta edición de El Debate analizamos junto a nuestros invitados el futuro del organismo y qué podría pasar en torno a la situación política que presentan algunas naciones en crisis como Venezuela y Nicaragua.

Anuncios

La Organización de Estados Americanos (OEA) es una institución creada en abril de 1948 con el objetivo de fortalecer la paz, la seguridad, promover el desarrollo económico, la defensa de los derechos humanos y fundamentalmente consolidar la democracia. Sin embargo, durante los últimos años el organismo con sede en Washington, Estados Unidos, ha establecido una postura determinada respecto a algunos hechos en el continente que ha provocado la división de los países que integran la misma.

El hecho más reciente de esta división ocurrió durante el desarrollo de la 49 edición de la Asamblea General en la ciudad de Medellín. Allí se produjo el reconocimiento de la delegación de Venezuela nombrada por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, en contraposición de las autoridades designadas por el Gobierno de Nicolás Maduro. Ese acto fue rechazado por la representación de Uruguay, que abandonó el recinto.

"El organismo tiene que dejar los cortes con diferentes prioridades, preocupa Venezuela y preocupa Nicaragua, pero también hay problemas en Haití y también hay problemas en Honduras", dijo Giovanni Reyes, exdirector de desarrollo humano de la ONU en Venezuela durante una conversación con France 24.

¿Está la legitimidad de la OEA en tela de juicio?

Ariel Bergamino, representante del Gobierno uruguayo en la Asamblea General de la OEA, indicó que la medida tomada se produce "sin ninguna alegría y con una profunda convicción" a lo que agregó una "crisis institucional que afecta al organismo".

Nelson Linares, coordinador del movimiento Solidaridad con el Alba, sustenta la teoría de que existe una crisis dentro de la institución lo cual le ha generado una pérdida de la credibilidad dentro del organismo.

"El organismo ha perdido credibilidad porque permitió la aplicación de la ley Helms-Burton en Cuba y no ha dicho nada, permitió un golpe de Estado en Honduras y tampoco dijo nada y en Colombia han asesinado a más de 600 líderes sociales y tampoco ha dicho nada", expuso Linares.

Sobre el tema hay posiciones encontradas. Aalgunos expertos han señalado que el actual secretario general del organismo, Luis Almagro, ha pedido perdón por actuaciones del pasado, pero su trabajo está orientado al fortalecimiento de la institución.

"República Dominicana fue invadida en 1965 y no puedo cuestionar al organismo por ese hecho que ocurrió en el pasado. Almagro (Luis) ha pedido perdón por esas actuaciones y ahora busca que se tenga una mayor participación de la sociedad civil en el organismo", dijo Jatzel Román, coordinador de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.