Saltar al contenido principal

El atacante de Charlottesville fue condenado a cadena perpetua

Manifestantes se reúnen para oponerse a una protesta nacionalista blanca que sucedió el 28 de abril de 2019 en Long Beach, California.
Manifestantes se reúnen para oponerse a una protesta nacionalista blanca que sucedió el 28 de abril de 2019 en Long Beach, California. David McNew / AFP

Un juez federal sentenció a cadena perpetua al autodenominado neonazi que mató a Heather Heyer al estrellar su carro contra una multitud que se manifestaba contra una marcha de supremacistas blancos en un pueblo de Virginia, Estados Unidos.

ANUNCIOS

Liberarlo hubiera sido “un gran riesgo” determinó en su sentencia el juez que condenó a James Field de 22 años a pasar el resto de su vida en prisión por los hechos de hace dos años en Charlottesville.

Los hechos marcaron el comienzo del gobierno de Donald Trump, tras una campaña señalada por algunos de racista, la manifestación en Charlottesville, Virginia, fue el momento cumbre del auge del movimiento “alt-right”, un movimiento que respaldó al presidente en campaña y que enarbola las banderas del nacionalismo blanco.

Fields lanzó su vehículo contra manifestantes que salieron en respuesta a la marcha de “alt-right” e hirió a 19 personas y mató a una mujer, Heather Heyer. La madre de la víctima habló en la audiencia judicial. “La última vez que vi a mi hija fue para identificar su cuerpo y para firmar los papeles de la cremación. Y sostuve su mano herida y su brazo herido y dije: voy a hacer que esto valga la pena. Y eso es lo que he hecho”.

Y agregó, refiriéndose al convicto, que deberá pasar el resto de sus días en la cárcel: “no derrumbas a mi hija y silencias esa voz sin que quinientas más se alcen”. Los hechos fueron el desencadenante de varias marchas que denunciaban el racismo y los crímenes de odio en Estados Unidos.

El presidente Trump fue criticado desde todos los sectores por decir que había “buena gente en los dos lados”

El fiscal que adelantó la investigación, Thomas Cullen, dijo que además de la víctima mortal, para decenas de personas el acto tuvo graves consecuencias: “sus vidas nunca van a ser lo mismo. Como resultado de los actos de terrorismo local y los 29 crímenes de odio.” Y agregó que consideraba “aceptable y apropiado el resultado en este caso. Personalmente agradezco por el valor, el coraje y la determinación de nuestras víctimas que han luchado contra esto los últimos dos años.”

El presidente Trump fue criticado desde todos los sectores por decir que había “buena gente en los dos lados” de la disputa entre los neonazis y sus oponentes que demandan la protección de los derechos civiles. Luego del incidente todas las marchas convocadas por Alt-right fallaron en ser masivas.

Aún después de los ataques, Fields permaneció firme en sus declaraciones. Y aunque buscó un acuerdo con los fiscales para aceptar los crímenes de odio y evitar la pena de muerte, dijo: “ella era comunista y una anti liberal blanca”.

Horas antes del ataque, Fields fue fotografiado cargando un escudo con el emblema del grupo de odio de extrema derecha. Su abogado dijo que él había actuado en defensa tras sentirse intimidado por los manifestantes. Él además pidió clemencia argumentando su corta edad y citando un historial de enfermedades mentales.

Con Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.