Saltar al contenido principal
COPA MUNDIAL FEMENINA

Países Bajos y Suecia completan las semifinales del Mundial Femenino de Fútbol

Jugadoras de Países Bajos (izquierda) y Suecia (derecha) festejan luego de marcar sendos goles en el Mundial Femenino disputado en Francia, el 29 de junio de 2019.
Jugadoras de Países Bajos (izquierda) y Suecia (derecha) festejan luego de marcar sendos goles en el Mundial Femenino disputado en Francia, el 29 de junio de 2019. Yves Herman / Benoit Tessier / Reuters

Las ‘Naranjas’ se metieron entre las cuatro mejores del certamen por primera vez en la historia tras vencer 2-0 a Italia. En tanto, las nórdicas sorprendieron al derrotar 2-1 a Alemania, una de las favoritas.

Anuncios

El Mundial Femenino de Fútbol en Francia vivió una jornada decisiva para los elencos europeos. En los últimos dos cruces de cuartos de final, protagonizados por equipos del ‘Viejo Continente’, Países Bajos y Suecia sacaron los últimos dos pasajes a las semifinales del torneo.

Para ambos elencos, el 29 de junio de 2019 quedará como un día para el recuerdo, por diferentes motivos.

Para Países Bajos, vigentes campeonas europeas, la victoria 2-0 sobre Italia significó su primera clasificación a semifinales de un Mundial Femenino, en apenas su segunda participación en el torneo.

Por su parte, Suecia se metió entre las cuatro primeras del torneo por cuarta vez en su historia y se tomó una pequeña revancha de Alemania, que le había ganado las finales del Mundial en 2003 y de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Los triunfos también significaron un premio extra para estos dos combinados: tanto Países Bajos como Suecia se clasificaron al certamen femenino de fútbol de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, al igual que Gran Bretaña, gracias a la clasificación a semifinales de Inglaterra. Según la normativa de la UEFA, los tres seleccionados europeos con mejor actuación en el Mundial se quedan con los tres boletos para la cita olímpica.

Países Bajos, de cabeza a las semifinales

En el Stade du Hainaut de Valenciennes, Países Bajos se llevó un merecido triunfo por 2-0 ante Italia gracias al juego aéreo. Dos goles por esa vía le permitieron a las vigentes campeonas olímpicas clasificar a semifinales de un Mundial por primera vez (en su segunda participación) y terminar con el sueño de la ‘Azzurra’, que volvía al torneo tras 20 años y alcanzó los cuartos de final después de 28 años.

Bajo el intenso calor que no amilanó a las más de 22 mil personas que presenciaron el encuentro, Italia se mostró mejor en la primera parte y tuvo la opción más clara para marcar en la etapa inicial. Sin embargo, Países Bajos levantó su nivel en el segundo tiempo y lograron quebrar a la ordenada defensa italiana.

Para ello, fueron claves los precisos envíos de Sherida Spitse. La centrocampista se convirtió en asistidora en los dos goles de la ‘Naranja’. A los 60’, Vivianne Miedema fue la encargada de impactar de cabeza un centro desde la izquierda para el 1-0. Y diez minutos después, otro balón teledirigido de Spitse, esta vez desde la derecha, encontró el buen cabezazo de Stefanie Van der Gragt para el 2-0 definitivo.

“Nos hemos quejado de que no estamos jugando el mejor fútbol, pero al final estamos en semifinales. Lo hemos hecho de maravilla y podemos estar muy orgullosas”, celebró Miedema tras el encuentro, destacando un logro sin precedentes para las campeonas europeas.

Suecia dio el batacazo y se desquitó de Alemania

Alemania, dos veces campeona del mundo, se perfilaba como la principal rival de Estados Unidos en la lucha por el título mundial femenino y la posibilidad de una final inédita en Lyon entre los dos seleccionados más ganadores del torneo asomaba muy seductora. Pero Suecia tenía otros planes.

En Rennes, las dirigidas por Peter Gerhardsson se repusieron de una desventaja inicial y dieron la gran sorpresa al imponerse 2-1 y dejar sin opciones a Alemania, ganadora de las Copas del Mundo de 2003 y 2007 y vigente campeona olímpica, título que no podrá defender en Tokio 2020 tras la derrota de este 29 de junio.

La ‘Mannschaft’ tuvo un comienzo brillante y se adelantó en el minuto 16: Lina Magull controló alto y definió de tijera para el 1-0, dejando a mitad de camino a la arquera sueca Hedvig Lindahl.

Alemania no había concedido un gol en todo el torneo, pero esa racha se rompió en el minuto 22: un envío largo de la defensora Linda Sembrant encontró distraída a las defensoras alemanas y fue aprovechado por Sofia Jakobsson, que se fue mano a mano y definió con un toque sutil a la derecha de la portera Almuth Schult.

En el complemento, la entrenadora alemana, Martina Voss-Tecklenburg, apostó por darle minutos a una de sus figuras, la mediocampista ofensiva Dzsenifer Marozsan, que no jugaba desde el estreno ante China.

Pero Suecia volvió a golpear tres minutos después de la reanudación del juego. Schult se esforzó para rechazar un potente cabezazo de Fridolina Rolfo, pero el rebote le quedó a la delantera Stina Blackstenius, que aprovechó para concretar el 2-1.

Alemania tuvo algunos embates, pero no logró quebrar a la férrea defensa sueca, que defendió bien su victoria y su pequeña venganza, luego de haber caído ante Alemania en los dos duelos previos en grandes competencias: las finales del Mundial 2003 y de los Juegos Olímpicos de Río 2016.

De esta manera, quedaron configuradas las dos semifinales del Mundial Femenino, que se jugarán en Lyon. El martes 2 de julio, Estados Unidos, la campeona defensora, chocará con Inglaterra, mientras que el miércoles 3 lo harán Países Bajos y Suecia.

Con Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.