Chile

¿Toque de queda infantil o restricción horaria para proteger a menores?

Captura de pantalla de la página web www.consultahorariolimite.cl

Un millón de personas de 8 comunas de Chile están habilitadas para votar una polémica medida que busca limitar el horario en que los menores de 16 años pueden transitar libremente y solos por las calles

Anuncios

El debate sobre la conveniencia o no de limitar la libertad de menores de 16 años de vagar libremente por las calles a partir de ciertas horas lleva meses dividiendo a Chile.

Pero este domingo 30 de junio se conoce qué opción prevalece: un millón de chilenos mayores de 18 años de 8 localidades, Quilpúe (Región de Valparaíso, centro de Chile), Antofagasta (Norte del país) y las comunas santiaguinas de Las Condes, Lo Barnechea, La Reina, Peñalolén, Colina y La Florida están habilitados para responder a la consulta ciudadana desde las 9 hasta las 18 horas, que se desarolla via web en el sitio www.consultahorariolimite.cl.

Los que participen deberán responder a un mínimo de tres preguntas.

¿Debe existir un horario límite recomendado, que surja de este acuerdo social, para que los menores de 16 años no circulen por la calle en la noche sin la compañía de un adulto?

En caso de que uno responda que si se habilitarán otras dos para establecer los horarios límites recomendados para menores de 12 (desde las 21 hasta las 24 horas) y de entre 13 y 16 años (desde las 23 hasta las 2am horas).

Además, 6 de las 8 comunas añadirán dos preguntas relacionadas con los horarios de las botillerías o locales donde se vende alcohol a ciertas horas de la noche, una vez cerrados los supermercados, o si se deben o no cursar infracciones a los padres por los daños realizados por sus hijos en las vías públicas.

Consulta no vinculante

Mientras que la medida, que no es vinculante, - cada comuna decidirá de forma individual qué hace y cómo toma los resultados de la consulta-, ha sido criticada por organismos de derechos humanos, los alcaldes implicados defienden que no se trata de un toque de queda, sino de un mecanismo para proteger el alto consumo de alcohol que caracteriza a los adolescentes chilenos.

“Estamos de acuerdo en una sola cosa, esto no es un toque de queda, basta de caricatura, en Chile no hay dictaduras gracias a Dios, y no va a haber nunca más. Tampoco estamos en un estado de excepción, los toques de queda son producto de otras realidades”, explicó Rodolfo Carter, alcalde de La Florida.

“¿Qué más democrático, qué más participativo, que más lejano a un toque de queda que abrir la discusión que abrir la discusión con los ciudadanos y ciudadanas”, continuó.

Constitución sin límites de edad

Sin embargo, la medida ha contado con el rechazo generalizado de los organismos defensores de las libertades y derechos humanos. Así, Consuelo Contreras, directora nacional del Instituto de Derechos Humanos (INDH), afirmó en declaraciones a Radio Cooperativa su preocupación por esta consulta y al hecho de que “un grupo de alcaldes pretenda suplir el rol del Legislativo y hacer cambios respecto a derechos de las personas que están consagrados en la Constitución. La Constitución y los derechos consagrados en ella no limitan por edad”, señaló.

“El toque de queda es una medida excepcional frente a estados de emergencia en los países” por lo que “la restricción de derechos es materia legislativa, no es una materia administrativa”, señaló.

Otras organizaciones de defensa de los derechos de los niños se sumaban a esta postura via Twitter.

Sin embargo, para los alcaldes implicados, esta consulta y el horario límite “es un instrumento más dentro de todas las políticas que tenemos que aplicar para disminuir el consumo de alcohol y drogas en nuestros niños menores de edad” explicó a los medios la alcaldesa de Peñalolén, Carolina Leitao.

Chile, el primero en drogas entre menores

“Esperamos que esto se transforme en un tema de conversación familiar, siento que los papás, las mamás de alguna manera hemos ido perdiendo autoridad respecto a nuestros hijos (…) uno va cediendo y las cifras dicen que Chile está en el primer lugar en el consumo de droga y alcohol en América Latina; por eso surge la idea de este horario límite recomendado, pero queremos que sea la gente la que decida, es un tema de sociedad y ojalá participen”, afirmó de su lado el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavin.

Leitao destacó además que el enfoque de la consulta es “de protección a los niños, no de criminalización, no de sanción, sino de protección a ellos en circunstancias que se ha demostrado que cuando están solos en la calle son más vulnerables y tienen más factores de riesgo para poder incluir en estas conductas”, recalcó.

Respecto a las libertades, la alcaldesa quiso ser tajante y manifestó que “los adultos tenemos la responsabilidad de cuidar a nuestros niños, muchas veces nosotros tenemos que poner restricciones a nuestros niños y eso no significa que estamos coartando su libertad, los estamos protegiendo. Si un niño de 5 años quiere cruzar la calle solo yo lo tengo que tomar de la mano y eso no significa que yo esté coartando su libertad de circulación, lo estoy protegiendo porque no tiene la madurez para tomar una decisión de ese tipo, aquí estamos en lo mismo”.

“Hoy día el verdadero drama de ser dentro de América Latina el mayor consumo en menores de edad, eso es lo que debiera preocuparnos a todos y por eso estamos aquí de distintas opciones políticas”.

Varias personas en la calle y en redes sociales expresaban su apoyo a la medida.

Aunque también había detractores de la misma.

Modelos extranjeros

Las medidas de límite de horario se inspiran en modelos como el exitoso plan de reducción de drogas de Islandia o también se cita el caso de Finlandia, donde se logró luchar contra el alcoholismo con medidas responsables.

“Las buenas ideas hay que copiarlas, el modelo islandés para combatir la droga y el consumo de alcohol en jóvenes y en adolescentes nos parece correcto, pero sin restricciones de horario”, expresó de su parte la diputada comunista Karol Cariola, que junto a un grupo de diputados, concejales y trabajadores del Instituto Nacional de la Juventud entregaron una carta en La Moneda para frenar la medida.

De su lado, la Defensora Nacional de la Niñez, Patricia Muñoz, ya advirtió que si la medida afecta a la libre de circulación interpondrá recurso de protección y/o acciones judiciales.

"Nosotros consideramos que una definición de esa naturaleza infringe y vulnera derechos fundamentales contenidos y asegurados para niños, niñas y adolescentes en la Constitución. Desde ahí estaremos atentos a si es que se concreta o no esa decisión administrativa para poder ejercer las acciones constitucionales que correspondan", aseguró Muñoz.

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24