Saltar al contenido principal

Chile y Argentina se alistan para el único eclipse solar total del año

Un astrónomo mira el sol a través de un telescopio en la víspera del eclipse solar, en la región de Coquimbo, en el desierto de Atacama, en Chile.
Un astrónomo mira el sol a través de un telescopio en la víspera del eclipse solar, en la región de Coquimbo, en el desierto de Atacama, en Chile. Martin Bernetti / AFP

Decenas de miles de expertos y turistas terminan los preparativos para presenciar uno de los episodios astronómicos más esperados del año: el eclipse total de sol que se observará de forma completa en algunas regiones del sur de América.

Anuncios

Los telescopios están listos para captar los mejores momentos del único eclipse solar total del año. Chile y Argentina son los anfitriones del esperado episodio astronómico, pues solo en estos países podrá apreciarse el sol ocultándose por completo detrás de la luna, en la tarde de este martes 2 de julio de 2019.

La órbita de la luna comenzará a interponerse entre el sol y la Tierra alrededor de la 16.30 hora local (19.30 GMT), una hora antes de que se produzca el eclipse total, que durará entre dos y tres minutos, detalló el presidente de la Asociación Argentina de Astronomía, Leonadro Pellizza.

Pero Chile tendrá un acceso incluso más privilegiado: el eclipse solar será visible en todas las regiones del país austral, y en Coquimbo y Atacama, que se destacan por ser unos de los mejores lugares del mundo para realizar observaciones astronómicas, el eclipse se verá en un 100 por ciento.

Quienes no puedan abandonar Santiago, la capital del país, de igual modo podrán observar el eclipse con una sombra del 92 por ciento. Bolivia, Paraguay y Uruguay tendrán vista parcial. Con menos suerte contarán países como Brasil, Colombia, Ecuador, Nicaragua, Panamá, Perú y Venezuela, que a duras penas podrán ver un fenómeno parcial en ciertos lugares.

Los científicos preparan sus equipos para observar el eclipse solar en el Observatorio Europeo del Sur La Silla (ESO por sus siglas en inglés) en Coquimbo, Chile, el primero de julio de 2019.
Los científicos preparan sus equipos para observar el eclipse solar en el Observatorio Europeo del Sur La Silla (ESO por sus siglas en inglés) en Coquimbo, Chile, el primero de julio de 2019. Rodrigo Garrido / Reuters

En Argentina, en la provincia de San Juan, verán primero el eclipse, una suerte que compartirán todos los que se encuentren en La Rioja, San Luis, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, en este orden.

El evento también podrá ser visto en la transmisión en vivo que ofrece la NASA a partir de las 3 de la tarde hora local:

Semanas de preparativos y un espectáculo de dos minutos

Desde hace semanas, los servicios meteorológicos de Chile repasan las previsiones del clima para asegurarse de que las nubes no impedirán ver cómo la luna se situará por alrededor de dos minutos y treinta segundos entre la Tierra y el sol y se producirá una oscuridad temporal.

Aunque el eclipse total podrá durar hasta cuatro minutos, dependiendo de la ubicación.

Los turistas hicieron lo propio. El desierto de Atacama ha acogido a miles de ellos que desde hace algunos días decidieron acampar en la zona para conseguir la mejor vista del fenómeno natural.

Los turistas viven en un campamento en inmediaciones del Observatorio Mamalluca, en el Valle del Elqui, Chile, antes del eclipse solar total que tendrá lugar este 2 de julio de 2019.
Los turistas viven en un campamento en inmediaciones del Observatorio Mamalluca, en el Valle del Elqui, Chile, antes del eclipse solar total que tendrá lugar este 2 de julio de 2019. Pablo Sanhueza / Reuters

Un impulso a la economía regional

Según informó el Servicio Nacional de Turismo (Sernatur), se espera "un mínimo de 400.000 turistas", únicamente en Chile, que se desplazarán unos 650 kilómetros al norte de Santiago para observar el espectáculo natural.

Los comercios del país se han llenado de las gafas de papel para poder observar el eclipse, que deben tener una certificación ISO 12312-2 para que sus filtros sean adecuados para la observación directa.

Los lentes de sol comunes, las cámaras de vídeo o fotos, los móviles o telescopios que no tengan un filtro solar especial no son aptos para la visión de un eclipse, recordó la Sociedad Chilena de Oftalmología (Sochiof).

El Gobierno se comprometió a distribuir un total de 600.000 gafas entre los colegios públicos para que los más jóvenes puedan observar el sol sin ningún riesgo.

Este 2 de julio marcará el inicio de una época de fenómenos astronómicos, que culminará con un nuevo eclipse que se producirá el 14 diciembre 2020 y que será visible en el sur de Chile, en las regiones de la Araucanía y Los Ríos.

Con EFE y Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.