Saltar al contenido principal

Laurentino Cortizo asume la Presidencia de Panamá con un llamado contra la corrupción

El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, aplaude tras su discurso de investidura este 1 de julio en Ciudad de Panamá
El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, aplaude tras su discurso de investidura este 1 de julio en Ciudad de Panamá Erick Marciscano / Reuters

El empresario y político Laurentino Cortizo asumió como presidente de Panamá para los próximos cinco años este lunes 1 de julio con un contundente discurso contra la corrupción.

Anuncios

Laurentino Cortizo ya es presidente de Panamá. El empresario y político asumió el cargo este lunes 1 de julio y se estrenó con un discurso centrado en la lucha contra la corrupción y la desigualdad económica. “Venimos de una década perdida de corrupción, de robarse el dinero a los panameños (…) Nos intoxicó el clientelismo”, aseguró en su parlamento.

Cortizo prometió que, bajo su mandato, que dura cinco años, “ningún interés individual, político o económico jamás estará por encima de los intereses nacionales”, los fondos públicos “serán sagrados” y “no habrá intocables” en su gabinete.

El presidente panameño, del Partido Revolucionario Democrático, ganó los comicios en mayo pasado en una ajustada victoria con el 33% de los votos. Así, este histórico partido volvió al poder tras diez años en la oposición.

La corrupción sacudió Panamá en los últimos años

Panamá ha sido sacudido por varios escándalos de corrupción en los últimos años. Por un lado, el caso Odebrecht afectó a empresas del país. También ocupó portadas internacionales a raíz de los Papeles de Panamá, la investigación que descubrió cómo el país funciona como paraíso fiscal a través de las sociedades “offshore”.

Además, decenas de antiguos funcionarios se encuentran bajo investigación, la mayoría de ellos vinculados con el expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014), quien se encuentra en arresto domiciliario mientras se somete a un juicio por presunto peculado y espionaje político.

Por eso, Cortizo hizo de la lucha contra la corrupción su principal bandera de campaña. Entre otras cosas, ha asegurado que exigirá a sus ministros adoptar un “código de conducta” y que presentará ante el Parlamento, donde su partido ostenta la mayoría, una ley para hacer más transparentes las contrataciones públicas y un paquete de reformas constitucionales para fortalecer la separación de poderes.

Sin embargo, algunos críticos aseguran que su extenso pasado en la política institucional dificulta que el presidente pueda realmente combatir la corrupción. El catedrático de Relaciones Internacionales de La Florida State University en Panamá, en una entrevista con la agencia española EFE, aseguró que Cortizo “forma parte del sistema” debido a que lleva en política desde la década de los noventa.

El nuevo presidente panameño también prometió reactivar la economía y captar inversión extranjera. En 2018, la economía del país centroamericano creció un 3,7%, una cifra dos puntos más baja que las registradas en la última década.

En los próximos cinco años, Cortizo deberá equilibrar las relaciones internacionales del país, debido a que su antecesor, Juan Carlos Varela, les dio un giro poco tradicional al trabar lazos cada vez más estrechos con China, el segundo país cliente del Canal de Panamá, uno de los lugares clave para el comercio global.

Panamá ha sido un aliado tradicional de Estados Unidos, por lo que las relaciones diplomáticas con China tensaron el vínculo con el país norteamericano. Cortizo no ha detallado con precisión cuál será su política frente al tema, pero ha asegurado que mantendrá las relaciones con el estado asiático, aunque parece apuntar que lo hará más despacio que su antecesor.

Con EFE y Reuters

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.