Saltar al contenido principal

Médicos retiran el soporte vital de Vincent Lambert y agitan debate sobre la eutanasia en Francia

Esta imagen fue tomada y publicada el 3 de junio de 2015 por la familia de Vincent Lambert.
Esta imagen fue tomada y publicada el 3 de junio de 2015 por la familia de Vincent Lambert. Cortesía de la familia / AFP

El caso del ciudadano francés, tetrapléjico y en estado vegetativo desde hace una década, llevó a su familia a una larga disputa jurídica y encendió el debate sobre la muerte digna en Francia, antes de llegar a instancias de Naciones Unidas.

Anuncios

Tras una década de ires y venires jurídicos, los médicos decidieron suspender este martes el soporte vital de Vincent Lambert, un ciudadano francés tetraplégico y en estado vegetativo, convertido en símbolo del debate sobre la muerte digna en Francia.

Sus familiares informaron que el equipo médico que lo trata iniciará este dos de julio de 2019 el proceso para retirarle la alimentación e hidratación artificiales que lo mantienen con vida, una decisión que pondría punto final (al menos por ahora) a una disputa legal de más de diez años entre sus allegados.

Se trata de un giro definitivo a un caso que comenzó en un contexto familiar para luego dividir las opiniones sobre la eutanasia en Francia, y que ahora promete agitar aún más el debate, que hace apenas un día tocó las puertas de la Organización para las Naciones Unidas (ONU).

El Tribunal Superior de Francia dictaminó el viernes 28 de junio que a Vincent Lambert se le debería permitir morir. De esta manera, la Corte de Casación anuló una corte de apelaciones que en mayo había ordenado a los médicos que mantuvieran a Vincent Lambert con vida.

Su alimentación artificial e hidratación han continuado desde la última sentencia. Hasta hoy.

Una batalla jurídica con visos religiosos y políticos

Vincent Lambert, un ex enfermero de 42 años, sufrió un accidente de tránsito en 2008 que lo dejó tetrapléjico y totalmente dependiente. En 2011, los médicos descartaron toda posibilidad de mejora, y en 2014 su estado fue calificado de vegetativo.

Desde entonces, su familia se mantiene enfrentada en dos bandos claros: el de los padres, fervientes católicos que vienen luchando porque siga conectado, y el de su mujer y tutora legal, Rachel Lambert, contraria al ensañamiento terapéutico.

La defensa de la mujer de Lambert, señaló a la agencia EFE que el hospital de Reims, en el norte del país, tomó la decisión de retirarle el soporte vital desde el mismo viernes por la tarde, después de que el Tribunal Supremo de Francia diera luz verde para detener su tratamiento. "Estamos muy contentos", dijeron los representantes.

Pero lo mismo no sienten sus otros allegados. Este lunes primero de julio, Viviane Lambert, madre de Vincent llevó su caso a las Naciones Unidas, Desde donde lanzó un grito de auxilio para evitar la muerte de su hijo. “"Me dirijo a usted hoy para pedir ayuda. Sin su intervención, mi hijo Vincent Lambert será sacrificado por un médico debido a su discapacidad cerebral".

Con el retiro del soporte vital, la batalla de su madre está prácticamente perdida.

Viviane Lambert, madre de Vincent Lambert, llega al Hospital Sebastopol en Reims, Francia, el 20 de mayo de 2019.
Viviane Lambert, madre de Vincent Lambert, llega al Hospital Sebastopol en Reims, Francia, el 20 de mayo de 2019. Benoit Tessier / Reuters

La acción judicial de sus padres hizo que, en tres ocasiones, el hospital desistiera de cesar el tratamiento a pasar de haber obtenido la autorización. La defensa de los padres amenazó incluso con denunciar al doctor de su hijo, Vincent Sánchez, por "asesinato con premeditación" en caso de que activara el proceso.

Y no descartó tampoco medidas penales contra los ministros implicados si el Gobierno no respetaba la decisión del Comité de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad, que había solicitado al Estado velar por que no fuera desconectado hasta poder revisar el fondo del caso.

Al no dejar por escrito su testamento vital, la situación de Vincent Lambert se convirtió en el símbolo del debate sobre la muerte digna en Francia y, aun con la decisión de hoy, es probable que lo siga siendo.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.