Saltar al contenido principal
En Foco

Paraguay, entre la pobreza endémica y las inundaciones crónicas

Paraguay es uno de los países más desiguales de Suramérica, donde la pobreza golpea al 24% de la población. Adicionalmente, hay 335.000 personas que viven por debajo del umbral de la pobreza extrema. Fue esta población la más perjudicada por las inundaciones que afectan a 325.000 personas en todo el país desde el mes de marzo.

Anuncios

Se trata de las peores riadas desde 2014. Solamente en Asunción dejó unos 70.000 desplazados que esperan que bajen las aguas, probablemente en el mes de septiembre. Hasta ese entonces, millares de familias se amontonan en precarias barracas de madera, localizadas en varios refugios habilitados por el Ayuntamiento en las calles y parques de los barrios más humildes.

La relación entre pobreza e inundaciones es muy estrecha. Para la ONG Oxfam esta es la cara más cruel de la desigualdad en un país donde los más pobres ganan hasta 22 veces menos que los más ricos.

"La situación de las inundaciones agrava el problema estructural de la pobreza porque hace que la gente no pueda tener ninguna capacidad de invertir y de salir de un círculo en el que están inmersos. Sin embargo, es un falso dilema porque es un problema que se resuelve haciendo las inversiones que se necesitan", explica Carolina Thiede, portavoz de Oxfam Paraguay.

Los que viven en las zonas inundables tienen en general un pasado rural, destaca esta cooperante. Datos de la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (Dgeec) muestran que la pobreza tiene mayor incidencia en las comunidades rurales de Paraguay (34,6 %), mientras que en el caso de los residentes en áreas urbanas el porcentaje de afectados es de 17,8 %.

Las señales se ven en una calle inundada después de las fuertes lluvias que causaron el desbordamiento del río Paraguay, en un vecindario en las afueras de Asunción, Paraguay, el 26 de mayo de 2019.
Las señales se ven en una calle inundada después de las fuertes lluvias que causaron el desbordamiento del río Paraguay, en un vecindario en las afueras de Asunción, Paraguay, el 26 de mayo de 2019. Jorge Adorno / Reuters

Con la progresiva mecanización de la agricultura, ligada a la producción extensiva de la soja, se produjo un éxodo masivo desde el campo. Se estima que hasta el año 1980, el 50% de la población de Paraguay era eminentemente rural. Sin embargo, a partir de la década de 1990, la población nacional comenzó a ser cada vez más urbanizada.

Los campesinos que huyeron del hambre pudieron encontrar una morada solo en áreas de riesgo, como el lecho del río Paraguay, en los barrios de Bañados de Asunción. Por esta razón, son más vulnerables a las riadas.

Expertos como Óscar Rodas, director de Cambio Climático y Políticas de WWF Paraguay, señalan que las inundaciones se han convertido en un fenómeno crónico en los últimos cinco años y las atribuyen al calentamiento global. El resultado más inmediato es que decenas de miles de paraguayos se han sumado al número creciente de refugiados ambientales que hay en el mundo por causa del cambio climático.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.