Saltar al contenido principal
La Entrevista

Esmeralda Arosemena, presidenta de la CIDH: "nadie sale de su país, si su país está bien"

Esmeralda Arosemena de Troitiño es la actual presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), organismo encargado de velar por el establecimiento de políticas y el cumplimento de derechos humanos en el continente americano. En una conversación con France 24 mostró preocupación por la situación de los migrantes en la región y la crisis político-social que atraviesan Venezuela y Nicaragua.

Anuncios

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) es uno de los dos órganos establecidos dentro de la Organización de Estados Americanos (OEA) que en conjunto con la Corte Interamericana de Derechos Humanos forman el sistema interamericano de protección de derechos humanos.

La CIDH tiene su sede en Washington, Estados Unidos, y fue creada en 1959. Esta se establece como una dependencia encargada de promover la defensa y la observancia de los derechos humanos y en ocasiones sirve como órgano consultivo de la OEA en esta materia.

Actualmente la panameña Esmeralda Arosemena de Troitiño es la presidenta de la CIDH . Su función se desarrolla en medio de una serie de problemas que mantienen ocupada la atención del organismo: la crisis migratoria en la región y los problemas político-sociales en Venezuela y Nicaragua.

Sobre la migración expresa que es una situación que ha impactado a todo el continente. En primer lugar, por la movilización de venezolanos la cual sostiene que "ha roto récords", mientras que también observa con cuidado el desplazamiento de centroamericanos hacia México y Estados Unidos.

"El tema migratorio constituye para el continente nuestra experiencia con una temática que, aunque impacta a muchos países del mundo, ahora nos toca vivir (…) Esta es una situación que amerita un enfoque multidimensional", dijo Arosemena en una conversación con el periodista de France 24, Santiago Aristía.

Nicaragua y Venezuela, países con problemas similares

Otro punto de atención en el organismo está en la crisis política y social que se vive en Venezuela y Nicaragua. En el caso de la nación petrolera, la presidenta del organismo señala que recibe informaciones de oenegés que revelan una situación humanitaria preocupante.

"Nuestra preocupación está orientada a visitar in situ la situación. Tenemos informaciones de organismos que no tienen vinculación con el Estado, pero necesitamos tener ese contacto directo para coadyuvar en las respuestas", explicó la presidenta.

Por otro lado, Nicaragua atraviesa por una crisis política y social desde el mes de abril de 2018. En ese país centroamericano las protestas iniciaron en contra de la reforma a la ley de Seguridad Social, pero las mismas se han extendido y ahora piden la salida de Daniel Ortega del poder.

"Hay una población que demanda la atención de la comunidad internacional porque se siente en peligro, en peligro de no alcanzar la satisfacción plena de sus derechos por parte del Estado", explicó Arosemena.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.