Saltar al contenido principal
COPA MUNDIAL FEMENINA

Países Bajos celebró ante Suecia y se cita con Estados Unidos en la final del Mundial Femenino de Fútbol

Las jugadoras de Países Bajos celebran junto a sus fanáticos tras conseguir el pase a la final del Mundial Femenino de Fútbol en Lyon, el 3 de julio de 2019.
Las jugadoras de Países Bajos celebran junto a sus fanáticos tras conseguir el pase a la final del Mundial Femenino de Fútbol en Lyon, el 3 de julio de 2019. Denis Balibouse / Reuters

La ‘Naranja’ se impuso por la mínima en la prórroga ante el combinado nórdico y jugará por primera vez una final de una Copa del Mundo, en su segunda participación. La cita es el domingo en Lyon ante las campeonas defensoras.

Anuncios

Países Bajos completó su camino de imbatibilidad para meterse en su primera final de un Mundial Femenino de Fútbol. Las ‘Naranjas’ consiguieron un ajustado triunfo 1-0 ante Suecia en la prórroga y jugarán una definición por el título por primera vez en su historia, en apenas su segunda participación en el certamen.

Las dirigidas por Sarina Wiegman no necesitaron del aporte de sus principales figuras para quebrar la paridad de un encuentro muy exigente. La solución llegó con un potente remate de la mediocampista Jackie Groenen en el tiempo suplementario, que le permitió a las vigentes campeonas europeas enhebrar su sexto triunfo en igual cantidad de partidos en el torneo.

El domingo 7 de julio, en Lyon, Países Bajos irá en busca del primer título mundial de la historia para el fútbol de esa nación, algo que se le negó a los hombres en las finales de 1974, 1978 y 2010. La misión no será fácil: enfrente estará Estados Unidos, campeón defensor del torneo y máximo ganador del certamen con los trofeos de 1991, 1999 y 2015.

Sin embargo, la ‘Generación Dorada’ femenina del fútbol de Países Bajos también puede presumir de su palmarés reciente: varios títulos europeos en divisiones juveniles antecedieron a sus primeras dos participaciones en mundiales de mayores (2015 y 2019) y a la obtención de la Eurocopa de 2017.

Una bomba de Groenen impulsó a Países Bajos a su primera final

Las 48.452 personas que asistieron al Stade de Lyon para la segunda semifinal (unos pocos miles por debajo de los que presenciaron el vibrante triunfo de Estados Unidos 2-1 sobre Inglaterra) vieron un duelo marcado por la paridad.

Si en la previa los focos estaban puestos en la potencia de las delanteras Vivianne Miedema (máxima anotadora de la historia de Países Bajos con 60 goles) y Stina Blackstenius (que venía de anotar el gol del triunfo ante Alemania), lo que predominó en el partido fue la precaución para evitar errores.

En la primera mitad, Países Bajos exhibió una mayor posesión del balón (53% a 47%), pero Suecia fue quien tuvo las dos ocasiones claras de ese tramo, aunque en ambas apareció la arquera neerlandesa Sari van Veenendaal.

La ‘Naranja’ también padeció en ese primer tiempo por la lesión de una de sus figuras, la delantera Lieke Martens, que sufrió una molestia en un dedo del pie, debió ser sustituida en el entretiempo y está en duda para la final del certamen.

En el complemento, Suecia amenazó nuevamente con un disparo al poste de Nilla Fischer, pero Países Bajos fue creciendo en confianza. Miedema exigió a la arquera Hedvig Lindahl con un cabezazo y las de Wiegman mejoraron con el ingreso de la punta derecha Shanice van den Sanden. Precisamente, ella estuvo cerca de marcar en el tiempo de descuento, pero Lindahl le negó el tanto. Así, el cero no se rompió y la semifinal se fue -por primera vez en la historia de los Mundiales- al alargue.

La resistencia sueca encontró su final en el noveno minuto de la prórroga: Jackie Groenen tomó el balón en la puerta del área y sacó un derechazo cruzado para marcar su primer gol en el torneo y el más valioso.

Las neerlandesas sostuvieron su ventaja y repitieron los éxitos recientes ante Suecia, a quien vencieron los cuartos de final de la Eurocopa 2017 y en la tradicional Copa Algarve del mismo año.

Para Suecia, fue la tercera derrota en cuatro apariciones en semifinales mundialistas. Ahora, el objetivo será obtener un lugar en el podio: el sábado 6 de junio, en Niza, se disputará ese puesto con Inglaterra.

Para Países Bajos, será la posibilidad de sellar un ciclo ganador con la guinda de oro: un histórico triunfo ante la selección más poderosa de la disciplina, Estados Unidos, que buscará su cuarto título en ocho ediciones de un certamen del que nunca bajó del podio. La cita está agendada: el domingo 7 de julio en Lyon se conocerá a la nueva campeona del mundo de fútbol.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.