Saltar al contenido principal
Migrantes

Xenofobia, el fantasma que persigue a los venezolanos

El gran número de venezolanos que migra hacia los países de América Latina ha avivado un sentimiento entre los ciudadanos de las naciones de destino: la xenofobia. En algunos casos, culpan a los migrantes por el aumento de la delincuencia o la falta de trabajo, en otros el sentimiento de rechazo se traslada a los colegios donde los menores migrantes sufren de matoneo por su nacionalidad.

Anuncios

Ramón Acevedo es venezolano, todos los días sale de su casa en Lima y vende café en las calles. Es director de cine pero se ha tenido que ganar la vida como vendedor ambulante desde que llegó a Perú. Ahora teme que agentes de seguridad del Estado lo detengan y puedan deportarlo por las estrictas medidas contra los migrantes venezolanos adoptadas por el Gobierno de Martín Vizcarra.

El sentimiento entre algunos peruanos contra los venezolanos ha llevado a que los migrantes sean culpados por la inseguridad. "Estos venezolanos son más malos que nuestros criminales", asegura Raúl Arias, un peruano que no ve con buenos ojos la llegada de los migrantes.

A nivel laboral, el recelo o miedo a los extranjeros también los afecta. "He trabajado aquí en albañilería, pintura, como cobrador en los autobuses y no me han pagado, me han tratado mal", cuenta Ramón.

La situación para los venezolanos en Perú es cada más difícil. La frontera está cerrada para quienes no tienen visa desde el pasado 15 de junio y el Gobierno anunció controles más rigurosos e incluso posibles deportaciones.

En Ecuador, el flagelo contra los migrantes afecta a los más pequeños. En los colegios, el ‘bullying’ o matoneo es pan de cada día para algunos de los niños venezolanos a quienes atacan por su nacionalidad. "Siempre tenemos el problema de que llegamos a un sitio y nos dicen, 'es que ustedes son venezolanos', entonces eso es lo que pasa", comenta Judith, madre venezolana cuya hija ha sido víctima de abusos.

+ Y el dato de migración de la semana: un proyecto de la ONG Plan Internacional invitó a jóvenes refugiados residentes en el campo de Azraq en Jordania, para que reflejaran en imágenes cómo les gustaría que fuera su vida. Tomaron algunas fotografías y las modificaron con Photoshop, el resultado en esta emisión de #MigrantesF24.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.