Saltar al contenido principal

El informe de la ONU sobre derechos humanos está "distorsionado": Gobierno venezolano

Nicolás Maduro saluda a la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en su visita a Caracas. 21 de junio de 2019.
Nicolás Maduro saluda a la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en su visita a Caracas. 21 de junio de 2019. J. J. Guillén

De acuerdo con el Gobierno venezolano, el informe de Naciones Unidas omite logros del Ejecutivo y no cumple con las condiciones de objetividad e imparcialidad.

Anuncios

Horas después de que se conociera una versión previa del informe sobre Venezuela, elaborado por la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), el Gobierno de Caracas emitió un amplio documento en el que tilda el trabajo de la ONU de "distorsionado".

"El informe presenta una visión selectiva y abiertamente parcializada sobre la verdadera situación de derechos humanos de la República Bolivariana de Venezuela", asegura el Ejecutivo en el comunicado emitido por la Cancillería.

El texto de Naciones Unidas fue realizado tras entrevistar a 558 personas de diversos sectores sociales, sin embargo, el Gobierno resalta que es "especialmente preocupante que el 82% de las entrevistas utilizadas por la OACNUDH para fundamentar su informe se correspondan con personas ubicadas fuera del territorio de la República Bolivariana de Venezuela, especialmente tomando en cuenta que dicha Oficina realizó dos visitas al país durante el año 2019".

El Gobierno de Maduro expone que no puede considerarse "objetivo ni imparcial" un trabajo que privilegia los comentarios negativos y minimiza los avances del país en derechos humanos; además, defiende que "tampoco es objetiva una evaluación que abunde en referencia a los sectores críticos y omita la información oficial aportada por el Estado".

En total, el documento del Ejecutivo contiene 70 objeciones al informe que será presentado este viernes en Ginebra y que detalla numerosas violaciones a los derechos humanos cometidas por el Gobierno y los cuerpos de seguridad. Entre ellas, la OACNUDH indica que la Fuerza de Acciones Especiales, FAES, también es conocida como un "escuadrón de la muerte" y presuntamente sería responsable de realizar ejecuciones extrajudiciales.

Gobierno de Caracas: en Venezuela no hay una "crisis humanitaria"

Uno de los puntos que señala el Gobierno como errores es que asegura que funcionarios venezolanos habrían reconocido que hay una crisis en el país y destaca que "esta afirmación resulta errada pues ninguna autoridad ha reconocido la existencia de una “crisis humanitaria” en Venezuela, pues no están dados los supuestos previstos en el derecho internacional para ello".

De igual forma, minimiza lo que la ONU llama "crisis" al asegurar que se trata de "acciones de agresión contra Venezuela (que) están generando impactos negativos sobre la situación social".

El comunicado de la Cancillería tacha de mentira que 40 personas hayan muerto en el apagón de marzo pasado, lo que defiende la OACNUDH. Según Caracas, "durante el sabotaje eléctrico ocurrido en marzo de 2019 no se registraron pérdidas de vidas humanas que resulten atribuibles a la falta de electricidad".

Las cifras sobre migración son "exageradas" y el informe no habla de las medidas de coerción unilaterales de Estados Unidos: asegura el Ejecutivo

El documento del oficialismo destaca que "la cifra aportada (por la OACNUDH sobre migración) resulta errada y exagerada, tal como se lo ha hecho saber el Gobierno venezolano a la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados y la Organización Internacional de Migraciones. Según la ONU, hasta el 6 de junio de 2019, cuatro millones de personas habían salido del país.

Asimismo, indica que no habla de la necesidad que tiene el pueblo venezolano de que se levanten "las medidas coercitivas unilaterales ilegal e ilegítimamente impuestas al país".

El texto denuncia que "existen 5.470 millones de dólares de los Estados Unidos, pertenecientes a Venezuela, retenidos en diversas instituciones bancarias en el mundo" y reitera que las sanciones impuestas por diversos gobiernos y entidades multilaterales "han agravado tanto directa como indirectamente la escasez de medicinas tales como la insulina y los medicamentos antirretrovirales".

Por último, Caracas le pide a la OACNUDH que corrija todos los que considera errores presentes en el informe, antes de que sea difundido el viernes, 5 de julio, ante el Consejo de Derechos Humanos.

 

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.