Saltar al contenido principal

Un emisario francés intenta enfriar la tensión entre Washington y Teherán

Emmanuel Bonne (izquierda) se reúne con Ali Shamkhani (derecha), secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, en Teherán el 10 de julio.
Emmanuel Bonne (izquierda) se reúne con Ali Shamkhani (derecha), secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, en Teherán el 10 de julio. Atta Kenare / AFP

El emisario francés Emmanuel Bonne está en Teherán para convencer a Irán de que vuelva a respetar los límites del histórico Acuerdo nuclear de 2015 mientras el OIEA convoca en Viena una reunión de emergencia sobre el programa nuclear.

ANUNCIOS

El enviado de Francia, Emmanuel Bonne, pasa dos días en Irán con la misión del Elíseo de "crear factores que lleven a una disminución de la tensión" en el Golfo Pérsico, ambientada por una escalada dialéctica entre Estados Unidos e Irán.

El presidente francés Emmanuel Macron trata de liderar los esfuerzos diplomáticos europeos para aliviar la última crisis entre Teherán y Washington, con la Unión Europea buscando ganar tiempo y flexibilizar las tensiones, dicen diplomáticos y expertos.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) celebrará una reunión de emergencia este miércoles 10 de julio para discutir del programa nuclear de Irán.

"Necesitamos traer a Irán de vuelta a bordo" del Acuerdo

Después de que el presidente Donald Trump retirara unilateralmente a Estados Unidos del Acuerdo en mayo de 2018, Irán comenzó a enriquecer uranio a niveles más altos, lo que hizo temer que el vacilante Acuerdo pudiera estar acabado.

Si se desintegra e Irán continúa enriqueciendo uranio hasta niveles que se acercan para la creación de armas nucleares, los diplomáticos ven un alto riesgo de conflicto en Medio Oriente que involucra a Estados Unidos y posiblemente a su aliado Israel.

"Estamos ganando tiempo. Los iraníes también lo están", dijo un diplomático europeo a AFP, manteniendo el anonimato. "Necesitamos traer a Irán de vuelta a bordo, a cambio de un gesto simbólico de Estados Unidos", agregó.

Los analistas están de acuerdo en que los esfuerzos europeos de corta duración tienen que ser dobles: convencer a Irán de que deje de enriquecer uranio y convencer a Trump de que suspenda algunas de las nuevas sanciones económicas que impuso a Teherán.

"Se trata de crear las condiciones para que ambas partes (Estados Unidos e Irán) se alejen de los rincones en los que están atrapados porque el fin del juego aquí es la negociación", dijo Sanam Vakil, especialista en Irán del centro de estudios Chatham House en Londres, a AFP.

El presidente de Irán, Hassan Rohani y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, han sostenido choques verbales en las últimas semanas.
El presidente de Irán, Hassan Rohani y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, han sostenido choques verbales en las últimas semanas. Reuters

"Para que Irán regrese a la mesa de negociaciones han dejado muy claro que tendrá que haber un alivio de las sanciones", añadió el experto.

"Macron tiene que intentar organizar una situación que podría ser útil para los iraníes, por supuesto, pero también para Estados Unidos y para Trump, que se encuentra en una posición muy mala, en mi opinión", compartió Dominique Trinquand, exjefe de la misión militar francesa de la ONU y asesor de defensa de Macron durante su campaña presidencial de 2017.

¿Un viaje de Macron a Teherán?

Macron ha tomado un papel activo de mediación, hablando con el presidente iraní Hassan Rohani y Trump en los últimos días.

El año pasado, Macron estaba sopesando la posibilidad de convertirse en el primer líder francés que viaje a Teherán desde 1976. Pero las tensiones por el tema nuclear y la participación de Irán en las guerras en Siria y Yemen hicieron que nunca acepta una invitación para visitar la República Islámica.

El supuesto papel de Irán en un complot para atacar una reunión de activistas de la oposición en una concentración política cerca de París en junio mató cualquier posibilidad, dicen los diplomáticos.

Eso es mientras Francia mantiene una postura firme en muchas de las acciones de Irán en Oriente Medio. "He escuchado un lenguaje bastante fuerte de París, particularmente cuando se trata de misiles balísticos y cuando se trata del comportamiento regional de Irán", dijo Michael Pregent, un alto miembro del Instituto Hudson en Washington DC, durante un debate en France 24.

"Así que creo que la posición de Macron en el Acuerdo con Irán está respaldando la posición de Trump", continuó Pregent.

El presidente francés, Emmanuel Macron, asiste a la ceremonia militar "Prize d'armes" en Les Invalides en París, Francia, el 8 de julio de 2019.
El presidente francés, Emmanuel Macron, asiste a la ceremonia militar "Prize d'armes" en Les Invalides en París, Francia, el 8 de julio de 2019. Charles Platiau / Reuters

Sin embargo, recientes informes de los medios de comunicación franceses sugieren que Macron podría estar considerando una vez más viajar para reunirse con Rohani y el líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jameneí.

"Individualmente es probablemente el mejor situado para ser el líder del E3", dijo Vakil, refiriéndose al grupo E3 de potencias europeas que incluye a Francia, Alemania y Gran Bretaña.

"Todo el mundo habla entre sí", dijo el diplomático europeo a AFP, a condición de que se mantuviera el anonimato.

Resultados mixtos sobre la intervención en Medio Oriente

A Macron le encanta la escena mundial, pero sus esfuerzos por mediar en Oriente Medio ha dado lugar a resultados desiguales.

En noviembre de 2017 intervino con éxito para liberar al primer ministro libanés Saad Hariri, tras haber sido detenido por las autoridades sauditas durante un viaje al país.

Pero sus esfuerzos por crear una solución a la crisis en Libia, devastada por la guerra, aún no han dado frutos y se hizo enemigos en Italia, la antigua potencia colonial de Libia, así como en el gobierno reconocido por la ONU en Trípoli.

Los esfuerzos realizados en el pasado para presionar a Trump para que respete el Acuerdo nuclear, en particular durante una visita de Estado a Washington en abril de 2018, no sirvieron para nada.

Los expertos dicen que por el momento Irán no está cerca de enriquecer el uranio a niveles que podrían ser utilizados como arma, lo que desencadenaría una carrera armamentista regional y agudos temores de seguridad en Israel.

Pero las potencias europeas lo consideran contrario a sus compromisos.

La Organización de Energía Atómica anunció el lunes 8 de julio que Irán había sobrepasado el tope al que podría enriquecer uranio, alcanzando el 4,5%, por encima del límite del 3,67% estipulado en el Acuerdo.

También ha superado los límites de sus reservas de uranio enriquecido establecidos en el acuerdo de 2015 firmado por Estados Unidos, Irán, Rusia, China, Gran Bretaña, Alemania, Francia y la UE.

Irán dispara el temor mundial por la posible fabricación de bombas nucleares

Las naciones europeas quieren evitar que se ponga en marcha un mecanismo de resolución de conflictos que podría dar lugar a la reimposición de sanciones.

Esta medida aumentaría las tensiones, mientras la amenaza de nuevas sanciones sigue siendo una de las pocas palancas de las que disponen los europeos para convencer a Irán para que respete el acuerdo.

"Pero el camino que están tomando podría obligarnos a tomar un camino que no queremos tomar", dijo otro diplomático francés a AFP, a condición de que se mantuviera su anonimato.

Este artículo fue adaptado de su original en inglés.

Con AFP y AP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.