Saltar al contenido principal
Medio Ambiente

La 'Hidrovía Amazónica': el dragado de ríos que afectaría la vida de 424 comunidades indígenas en Perú

La 'Hidrovía Amazónica', un proyecto que pretende crear 2.600 km de vías en cuatro ríos de la Amazonía peruana, preocupa a 424 comunidades indígenas del país. El dragado de los ríos podría elevar el nivel de arsénico en el agua. Por otro lado, una misión de Greenpeace en las Islas Azores pretende recopilar información para ampliar las áreas marinas protegidas y París convive con ovejas hasta el 17 de julio en una iniciativa para reintegrar a los animales en las ciudades.

Anuncios

Un polémico proyecto en la Amazonía peruana preocupa a varias comunidades indígenas. Se trata de la llamada 'Hidrovía Amazónica', que pretende crear un canal de navegación de más de 2.600 kilómetros, que pasaría por los cuatro grandes ríos amazónicos de Perú: el Huallaga, el Marañón, el Ucayali y el río Amazonas. Para construir esta 'hidrovía' habría que dragar 13 puntos considerados "malos pasos", o zonas con muy poca profundidad, por la que los barcos de mayor envergadura no pueden transitar.

Mercedes Lu, asesora técnica de la Alianza Mundial de Derecho Ambiental (ELAW), explicaba en entrevista con France 24 que la remoción de piedras, rocas, arena y sedimentos de estas zonas podría elevar los niveles de arsénico en el agua de la que dependen 424 comunidades nativas, de 14 etnias diferentes. Este aumento afectaría directamente a los peces, que son la principal fuente de subsistencia y comercio de estos indígenas.

Según ELAW y otras organizaciones indígenas, el estudio de impacto ambiental entregado por la concesionaria Hidrovía Amazónica S.A (Cohidro), conformada por la constructora estatal china Synohidro y la peruana Casa Contratistas, carece de información crucial y no evaluó cuál sería el costo beneficio del proyecto que, según estos, responde a otros intereses que no van a ayudar a la vida de las 60.000 personas que viven en esas comunidades.

El Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles, el SENACE, organismo dependiente del ministerio del Ambiente de Perú, tendrá que tomar una decisión sobre la viabilidad ambiental de este proyecto en noviembre de este año.

Explorar el fondo marino de las Azores para ampliar las áreas marinas protegidas

Una misión a bordo del buque Esperanza, de la ONG Greenpeace, pretende explorar el fondo marino de las islas Azores, un territorio autónomo portugués, en medio del océano, a unos 1.500 kilómetros de Lisboa. El archipiélago es considerado como uno de los lugares con mayor diversidad de corales. Toda la información recopilada ayudará a decidir qué áreas serán incluidas en su red de zonas protegidas, que actualmente es del 5% del territorio, pero que en dos años aumentará al 20%.

En esas zonas no se podrá pescar, ni practicar la minería del fondo marinos, para que así se recuperen los bancos de peces que han sido explotados durante los últimos 50 años. Globalmente solo el 1% del área marina está protegida, así que Greenpeace, junto con otros grupos ambientales, están pidiéndole a los gobiernos que se alcance un Tratado Global de los Océanos en 2020 para poner la protección de estos en el centro de la atención internacional.

Ovejas pasearán por París hasta el 17 de julio

Rebaños de ovejas y sus pastores estarán paseando por 34 regiones de la capital francesa. La iniciativa pretende reintegrar a los animales en la vida urbana: una práctica cada vez más común en varias partes del mundo donde, en lugar de contratar a un jardinero para cortar el césped con máquinas que consumen gasolina, se contrata a un rebaño de ovejas o cabras que hacen el mismo trabajo de una manera mucho más ecológica.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.