Saltar al contenido principal

Renuncia Kim Darroch, el embajador británico en EE. UU., por sus críticas al Gobierno de Donald Trump

El embajador británico Kim Darroch habla en la Embajada británica en Washington, el 18 de enero de 2017.
El embajador británico Kim Darroch habla en la Embajada británica en Washington, el 18 de enero de 2017. Paul Morigi / Getty Images Norteamérica / AFP (foto de archivo)

Kim Darroch presentó su carta de dimisión, después de que una filtración demostrara que había tildado de “inepta” a la actual Administración estadounidense. Theresa May lamentó “que haya considerado necesario abandonar su cargo”.

ANUNCIOS

Las palabras han terminado por pesar sobre el embajador británico en Estados Unidos. Este 10 de julio, Kim Darroch presentó su carta de renuncia para poner fin a las conjeturas por su polémico “disfuncional” e “inepto” atribuido al Gobierno del presidente Donald Trump, quien le respondió en Twitter calificándolo de “estúpido” y “loco”.

La filtración de estas afirmaciones a la prensa de Reino Unido, en concreto a Mail on Sunday y el enfado del jefe de la Casa Blanca, que arremetió por igual contra Darroch y la exprimera ministra Theresa May, han llevado al ya exembajador a dar por “imposible” el cumplimiento de su “papel” y labor diplomática.

“Desde la filtración de documentos oficiales de esta Embajada, ha habido mucha especulación sobre mi posición y la duración de mi mandato como embajador (…) Quiero poner fin a esa especulación”, afirmó Darroch mediante un comunicado remitido al secretario de Estado de Exteriores, Simon McDonald, en el que explica que “la situación actual me está haciendo imposible desempeñar mi papel como quisiera”.

Según estos documentos internos, Darroch, embajador en Washington desde enero de 2016, llegó a decir que para comunicarse con Trump era “necesario presentar argumentos simples, incluso rudos”. “No creemos realmente que esta Administración vaya a ser mucho más normal; menos disfuncional, menos impredecible; menos divida en facciones; menos torpe diplomáticamente e inepta”.

Lo que ha hecho difícil su continuidad como interlocutor británico en suelo estadounidense, pese a que a finales de este 2019 iba a dar por terminada su misión: “Ante las actuales circunstancias, lo responsable es permitir la designación de un nuevo embajador”, remarcó Darroch.

Todo el apoyo y el “lamento” de Theresa May

En una sesión en el Parlamento, Theresa May se refirió a la decisión de Darroch y defendió que todos los funcionarios deben poder dar un “asesoramiento completo y franco”. En los últimos días, su Gobierno había reiterado su “total apoyo” a la misión del embajador, pese a sus duras declaraciones, tomadas por Downing Street como un ejercicio de “honestidad”, aun cuando estas no sean compartidas.

“He hablado con Sir Kim Darroch. Le dije que es lamentable que haya considerado necesario abandonar su cargo como embajador. Todo el gabinete dio por completo su apoyo. Él dio toda una vida de servicio a Reino Unido y le debemos una enorme gratitud”, reaccionó May frente a los parlamentarios de la Cámara de los Comunes.

A pesar del intercambio de críticas con Donald Trump, Darroch destacó lo importante que es la amistad entre EE. UU. y Reino Unido, y agradeció a los políticos británicos su confianza: “La profesionalidad y la integridad del servicio civil británico (exterior) es la envidia del mundo”. Un servicio que en Washington espera a un sucesor.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.