Saltar al contenido principal

La sorpresiva renuncia del secretario de Hacienda sacude la política económica de López Obrador en México

El secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, brinda una conferencia de prensa con el presidente Andrés Manuel López Obrador detrás en el Palacio Nacional en Ciudad de México, el 15 de febrero de 2019.
El secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, brinda una conferencia de prensa con el presidente Andrés Manuel López Obrador detrás en el Palacio Nacional en Ciudad de México, el 15 de febrero de 2019. Henry Romero / Reuters / Foto de archivo

Carlos Urzúa presentó su dimisión este martes 9 de julio por “discrepancias” con el presidente de México. Cuestionó la toma de decisiones “sin el suficiente sustento” y reclamó una política económica “libre de todo extremismo”.

Anuncios

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador sufrió su primer cimbronazo puertas adentro a poco más de siete meses de su asunción. El secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa, presentó su renuncia de manera sorpresiva por “discrepancias” en la aplicación de las políticas económicas y deslizó cuestionamientos a la falta de rigurosidad en la toma de decisiones y en la elección de funcionarios.

En su carta de renuncia, redactada en un tono inusualmente fuerte, Urzúa aseguró que el Gobierno de López Obrador tomó medidas “de política pública sin el suficiente sustento” y dio a entender que algunas acciones se llevaron adelante guiadas por el “extremismo”.

“Estoy convencido de que toda política económica debe realizarse con base en evidencia, cuidando los diversos efectos que esta pueda tener y libre de todo extremismo, ya sea de derecha o de izquierda”, expresó, a la vez que admitió que “estas convicciones no encontraron eco durante mi mandato en esta administración”.

Además, Urzúa consideró “inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública” y acusó de esas designaciones a “personajes influyentes del actual Gobierno con un patente conflicto de interés”, aunque evitó dar mayores precisiones.

Urzúa rompió así una alianza de larga data con López Obrador. El economista de 64 años mantiene una relación de varios años con el mandatario y fue ministro de Finanzas cuando el ahora presidente era alcalde de la Ciudad de México.

Horas después, a través de un video, López Obrador hizo pública la aceptación de la salida de Urzúa y oficializó como su reemplazante a Arturo Herrera, quien se desempeñaba como subsecretario de Hacienda y Crédito Público.

En ese mensaje, el presidente mexicano explicó que Urzúa no estaba “conforme” con algunas decisiones, pero remarcó que “tenemos el compromiso de cambiar la política económica que se ha venido imponiendo desde hace 36 años”.

En ese sentido, admitió que “a veces hay incomprensión, dudas o titubeos, incluso en el interior del Gobierno”, pero se mostró optimista en que “habrá crecimiento económico” y que “progresaremos en el país luchando contra la corrupción y con una política de austeridad”.

La de Urzúa no es la primera renuncia en el Gobierno de López Obrador, aunque sí la de más alto perfil. En mayo dimitieron el titular del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Germán Martínez, y la secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Josefa González-Blanco, mientras que en junio dieron un paso al costado el titular de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), Jaime, Rochín, el de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Guillermo García Alcoer y el del Instituto Nacional de Migración, Tonatiuh Guillén, en plena crisis migratoria.

Urzúa, un moderado que lideraba la política de austeridad económica

Carlos Urzúa, un economista de 64 años, tenía un perfil diferente a la reciente tradición mexicana de tecnócratas cercanos a Wall Street. Sin embargo, su estilo moderado tuvo buena acogida en los mercados, que veían con agrado su compromiso con la disciplina fiscal.

Antes del inicio del Gobierno de López Obrador, fue el encargado de reunirse con decenas de fondos de inversión para transmitirles tranquilidad. Y bajo su mandato, se presentó como un defensor de la estabilidad financiera y líder de las políticas de austeridad, como la reducción del gasto público y la implementación de modelos de asistencia y de adquisición más centralizados. Además, en sus intervenciones, se mostró cauteloso frente a los pronósticos alentadores de crecimiento económico que promete López Obrador.

Pero esas políticas de austeridad trajeron consigo cuestionamientos de sectores como la salud pública, que sufrió la falta de medicamentos, situación que desencadenó la renuncia de Germán Martínez al Instituto Mexicano del Seguro Social.

Informe desde México: Arturo Herrera es el nuevo secretario de Hacienda

El peso mexicano y la Bolsa de Valores caen tras la renuncia de Urzúa

Como ocurre con los movimientos inesperados, la sorpresiva renuncia de Carlos Urzúa generó conmoción en los mercados. Luego del anuncio, el peso mexicano cayó más del 2% y el índice de acciones de referencias casi un 1,5%, aunque ambos tuvieron un repunte tras la rápida designación de Arturo Herrera en su reemplazo.

Finalmente, la jornada cerró con una depreciación del peso mexicano frente al dólar estadounidense de 1,38% en el mercado interbancario, mientras que la Bolsa Mexicana de Valores sufrió una caída del 1,77%.

Entre las reacciones, el BBVA, principal banco de México, respaldó la designación de Herrera y se mostró optimista en que el nuevo ministro de Hacienda aplicará “medidas de disciplina fiscal sanas y prudentes”.

Por su parte, las organizaciones empresariales Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) exigieron que se resuelvan las cuestiones planteadas por Urzúa en su carta de renuncia.

Herrera, conocido por los inversionistas y considerado un administrador competente, tendrá la tarea de reactivar el crecimiento económico, iniciar la inversión y evitar las rebajas de las agencias de calificación preocupadas por la deuda de la petrolera estatal Pemex.

Sin embargo, los cuestionamientos planteados por Urzúa en su carta alimentan la incertidumbre en los mercados, que demandan certezas sobre quién está a cargo de la política económica mexicana.

Con Reuters y EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.