Saltar al contenido principal

Recuperan los cuerpos de 10 migrantes en la costa de Túnez tras un naufragio

Un grupo de migrantes rescatados por el barco alemán Alan Kurdi desembarcan en Malta el pasado 7 de julio de 2019
Un grupo de migrantes rescatados por el barco alemán Alan Kurdi desembarcan en Malta el pasado 7 de julio de 2019 Darrin Zammit / Reuters

La Guardia Marina de Túnez encontró los cuerpos de diez de los 82 migrantes que naufragaron el pasado 1 de julio frente a la costa tunecina cuando intentaban alcanzar Europa. Ya son 26 tripulantes muertos frente a 56 desaparecidos.

ANUNCIOS

Eran 82 los migrantes que zarparon de la costa de Libia en una embarcación inflable para alcanzar Italia y entrar en territorio europeo el pasado 1 de julio. Este 10 de julio, diez días después, las autoridades de Túnez recuperaron diez cuerpos de los que viajaban en el bote, que empezó a hundirse poco tiempo después de haber emprendido el viaje.

El pasado lunes ya habían rescatado 16 cadáveres más, por lo que, en total, se confirmó la muerte de 26 de los migrantes. Sin embargo, 56 personas aún continúan desaparecidas una semana después del naufragio.

La Media Luna Roja, implicada en las labores de búsqueda, informó que los cuerpos se localizaron cerca de Zarzis, en la costa de Túnez, y en Yerba, otra localidad a 40 kilómetros de distancia. Según los testimonios recogidos por la organización, el bote salió de la ciudad libia de Zwara y a bordo viajaban ciudadanos de Gambia, Mali, Costa de Marfil y Guinea.

Solo sobrevivieron cuatro migrantes, uno de los cuales falleció por hipotermia tras haber sido rescatado después de más de 40 horas a la deriva en el mar. Uno de los supervivientes, Souleyman Couibaly, relató el horror que vivieron: "Mirábamos el mar buscando barcos, pero no pasaba ninguno. Llamamos a los europeos para que nos recogieran, pero el teléfono no funcionaba. Estuvimos sentados en agua durante tres horas, mientras el agua entraba y el barco se hundía, los demás cayeron. Solo nosotros nos salvamos, los otros están perdidos, muertos en el agua, no sabemos dónde están. Cogimos unas maderas que había en el barco. Nosotros, cuatro personas, nos sentamos en las maderas. Las olas nos golpeaban, estuvimos así dos días".

No es un caso aislado: según la Organización Internacional para las Migraciones, 426 personas han fallecido en lo que va de 2019 tratando de llegar a las costas de Europa. Eso significa que más de dos personas al día murieron cruzando el Mediterráneo.

El Mediterráneo, la ruta migratoria más mortífera del planeta

Carola Rackete, capitana de un barco de rescate, reclama a la UE

En el mismo día que recuperaron los diez cuerpos de los migrantes ahogados, la capitana del barco de rescate de la ONG alemana SeaWatch, Carola Rackete, quien fue detenida por las autoridades italianas al desembarcar sin permiso a una cuarentena de migrantes rescatados, pidió a la Unión Europea que actuara para paliar la problemática.

"Pedimos que todos los barcos de rescate civiles que han sido detenidos queden en libertad para que puedan rescatar de nuevo. También queremos que se les permita aceptar refugiados rescatados a las ciudades que han expresado solidaridad y han dicho que están dispuestas a hacerlo. Y eso requiere acción política por parte de la Comisión Europea, pero también por parte de los ministros del Interior de todos los Estados. Finalmente, pedimos a la Unión Europea que deje de cooperar con los guardacostas libios", declaró Rackete.

La capitana Carola Rackete a bordo del SeaWatch 3 al atracar en puerto italiano sin permiso de las autoridades el pasado 29 de junio
La capitana Carola Rackete a bordo del SeaWatch 3 al atracar en puerto italiano sin permiso de las autoridades el pasado 29 de junio Guglielmo Mangiapane / Reuters

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ha llevado a cabo una estricta política de puertos cerrados a los barcos de rescate de migrantes que, aunque no ha encontrado apoyo explícito por parte de sus homólogos europeos, tampoco ha sido rechazada con firmeza.

Solo el ministro del Interior alemán, Horst Seehofer, pidió a Salvini que reconsiderara su política, especialmente después de que las autoridades italianas apresaran a Rackete, de nacionalidad alemana.

Italia es uno de los principales países receptores de migrantes que viajan desde la costa africana del Mediterráneo. Este 2019 ya llegaron a las costas italianas 3.126 migrantes, una cifra considerablemente menor a años anteriores. Salvini lo explicaba así el 9 de julio mientras cerraba un centro de acogida de refugiados: "La prevención es mejor que la cura. Pasamos de 80.000 llegadas en 2017 a 17.000 el año pasado, y solo 3.000 este año. Hay demasiada gente que llega desde Túnez (…) Mi colega, el ministro del Interior tunecino, me aseguró que sus fuerzas armadas están a nuestra disposición para parar los barcos que llegan".

En las últimas semanas, las autoridades italianas han retenido varias embarcaciones de rescate, entre los cuales está el que capitaneaba Carola Rackete.

Estas medidas responden a las promesas de campaña de Salvini, el líder del partido La Liga, una formación de extrema derecha con postulados xenófobos que se opone al asilo de migrantes y refugiados.

Con Reuters y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.