Saltar al contenido principal
El Debate

Trump, en la mira de la ONU por su política migratoria

La crisis migratoria en el centro y norte de América se agrava con el pasar del tiempo. El endurecimiento de la política migratoria del presidente Donald Trump ha llamado la atención de organismos como la ONU, que exige a la nación cumplir con sus compromisos internacionales para la defensa de derechos humanos. En esta emisión de El Debate analizamos las razones de la situación y qué soluciones están a la vista.

Anuncios

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se encuentra en la mira de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). El informe presentado por la oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, dejó en evidencia la preocupación del organismo sobre el estado de miles de migrantes en los centros de detención estadounidenses.

En el texto, la alta comisionada define como una violación de derechos humanos la separación de las familias. No obstante, el organismo reconoce la plena soberanía de los Estados para manejar el tema migratorio, pero le exige a Estados Unidos un mayor cumplimiento de los compromisos internacionales en materia de derechos humanos.

"El informe de Michelle Bachelet deja en evidencia una situación que ya se puede llamar crisis humanitaria. Las políticas migratorias del presidente Trump no han dado los resultados esperados. Estados Unidos ha pasado por una serie de políticas para atacar el problema que va desde el muro hasta los acuerdos con México pero no ofrece una solución para los migrantes y parece no querer hacerlo", dijo Sandra Borda, profesora de Ciencias Políticas de la Universidad de Los Andes durante una conversación con France 24.

¿Por qué se produce la migración hacia Estados Unidos?

En lo que va del 2019, un total de 460.000 migrantes han llegado a México en la búsqueda de ingresar a Estados Unidos. De ese número un alto porcentaje procede de países como Honduras, El Salvador y Guatemala.

Muchos inmigrantes han señalado que la inseguridad es uno de los principales motivos para salir de sus países. Por otro lado, la situación económica de muchos también los ha obligado a buscar otros rumbos para cambiar su calidad de vida.

"Yo me fui de mi país porque fui golpeado por las autoridades hondureñas. Yo soy un activista que tomé la decisión de salir de mi país por la represión que sufrí (…) No somos delincuentes como lo ha dicho el presidente de Estados Unidos, somos personas, seres humanos que queremos un mejor futuro", dijo Edgar Reyes, migrante hondureño que permaneció privado de libertad en un centro de detención estadounidense.

Del número de migrantes, al menos 360.000 permanecen a la espera de obtener una respuesta en sus trámites migratorios dentro del territorio mexicano. Sin embargo, el país empieza a verse afectado por una situación que le ha obligado a reforzar la seguridad en sus fronteras e implementar planes de ayuda destinados a esa población.

"México está en el medio entre la zona donde parten los migrantes y Estados Unidos, muchos migrantes deciden quedarse en México (…) Por otro lado, hay un acuerdo que se define como ‘país seguro’, que es el caso de Estados Unidos y Canadá, cualquier migrante que ingrese a territorio estadounidense procedente de Canadá podrá ser devuelto a ese país porque Estados Unidos considera a este un país seguro, ese es el tipo de acuerdo que quiere lograr Trump con México", explicó David Castrillón, investigador de la Universidad del Rosario en Colombia.

Mientras, este 12 de julio el presidente Trump confirmó que pronto empezarán las redadas masivas para deportar a "miles" de indocumentados.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.