Saltar al contenido principal

Trump buscará información de la ciudadanía en las agencias federales y no en el censo de 2020

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escucha al procurador general Bill Barr cuando él y Barr anuncian el esfuerzo de su gobierno por obtener datos de la ciudadanía en un evento en el Rose Garden de la Casa Blanca en Washington D. C., EE. UU., el 11 de julio de 2019.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escucha al procurador general Bill Barr cuando él y Barr anuncian el esfuerzo de su gobierno por obtener datos de la ciudadanía en un evento en el Rose Garden de la Casa Blanca en Washington D. C., EE. UU., el 11 de julio de 2019. Carlos Barria / Reuters

El presidente Donald Trump obligará a las agencias federales a entregar al Departamento de Comercio la información sobre la ciudadanía, luego de que la Corte Suprema bloqueara su intento de hacerlo mediante el censo de 2020.

ANUNCIOS

Para el presidente no es un retroceso. Él no lo ve así. Es solo “una nueva opción” para cumplir su objetivo: saber cuántas de las personas que viven en el país son inmigrantes sin nacionalidad estadounidense.

Trump desistió de incluir la pregunta sobre la ciudadanía en el Censo de 2020, ya que la Corte Suprema de Justicia frustró su idea al argumentar que era inconstitucional. Pero el republicano decidió buscar otros medios. En una rueda de prensa en Rose Garden, anunció que emitiría un decreto para instruir a todas las agencias y departamentos del Gobierno a proporcionar cualquier información que tuvieran sobre el número de ciudadanos y no ciudadanos al Departamento de Comercio, del que depende la Oficina del Censo.

"Usaremos (los datos procedentes de las distintas agencias) para elaborar un recuento completo de la población no ciudadana (...). Creo que será bastante más preciso" que incluir la pregunta en el censo, añadió el mandatario.

Trump dijo “miraremos hasta debajo de las piedras”, en un intento por mostrar a sus electores que no estaba dando marcha atrás a sus planes de detener la inmigración ilegal en Estados Unidos.

La pregunta de la ciudadanía abrió un intenso debate político en Washington

El presidente y otros funcionarios de su administración señalaron que su cambio de estrategia frente a la ciudadanía había cambiado para evitar que el censo se retrasara. La Constitución exige que cada persona que vive en Estados Unidos se registre cada 10 años y la impresión de los formularios ya está en marcha.

De ese modo, Trump decidió utilizar las agencias federales, incluida el Departamento de Seguridad Nacional. Este trabajo ayudará a dilucidar "cuántos ciudadanos, no ciudadanos e inmigrantes" indocumentados están en el país, y eso "servirá para tomar decisiones de políticas públicas" en muchos ámbitos, entre ellos "la inmigración", indicó.

El presidente de EE. UU., Donald Trump, defiende al Secretario de Comercio Wilbur Ross y al Fiscal General Bill Barr cuando anuncia los esfuerzos para obtener información de la ciudadanía, en la Casa Blanca, en Wsahington D.C., EE. UU., el 11 de julio de 2019.
El presidente de EE. UU., Donald Trump, defiende al Secretario de Comercio Wilbur Ross y al Fiscal General Bill Barr cuando anuncia los esfuerzos para obtener información de la ciudadanía, en la Casa Blanca, en Wsahington D.C., EE. UU., el 11 de julio de 2019. Carlos Barria / Reuters

Los demócratas, sin embargo, aseguraron junto a algunos grupos de derechos humanos, que el tema de la ciudadanía se podría convertir rápidamente en una cacería contra las personas indocumentadas.

Además, la oposición dijo que preguntar o recabar información de la ciudadanía tiene el objetivo de entregar a los republicanos una ventaja injusta en las elecciones presidenciales de 2020 al reducir el número de respuestas de los residentes de las áreas con mayor probabilidad de votar por los demócratas. Como podría ser el caso de California (tradicionalmente demócrata), uno de los estados con mayor numero de inmigrantes del país.

Y es que el censo en Estados Unidos es más que una fotografía de la población. Del censo depende el reparto de fondos federales, el trazado de los distritos electorales para la Cámara de Representantes y la representación del Colegio Electoral, el cuerpo de delegados encargado de elegir al presidente.

¿Una victoria para Trump o una derrota que no quiso admitir?

El presidente y sus partidarios insisten en que tiene todo el sentido saber cuántos ciudadanos e inmigrantes ilegales viven en el país. Pero para sus opositores esta fue una medida de salvación de Trump.

A través de su cuenta de Twitter, Gupta aseguró que “el Gobierno ya tiene acceso a todos estos datos de ciudadanía a través de registros administrativos, y ya los estudia", pero no “quiso admitir su derrota”, dijo Vanita Gupta, exjefa de la división de derechos civiles del Departamento de Justicia y directora ejecutiva de la Conferencia de Liderazgo.

Pero Trump acusó a los demócratas de “querer ocultar” el número de inmigrantes en el país y prometió "no escatimar ningún esfuerzo" en su afán de descubrir cuántas personas no tienen la ciudadanía en Estados Unidos.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.