Saltar al contenido principal
COPA AFRICANA DE NACIONES

Senegal y Argelia definirán la Copa Africana de Naciones en Egipto

Los jugadores de Senegal y Argelia celebran durante las semifinales de la Copa Africana de Naciones en Egipto, el 14 de julio de 2019.
Los jugadores de Senegal y Argelia celebran durante las semifinales de la Copa Africana de Naciones en Egipto, el 14 de julio de 2019. Mohamed Abd El Ghany / Amr Abdallah Dalsh / Reuters

Los ‘Leones de Teranga’ superaron por la mínima a Túnez en la prórroga gracias a un gol en contra y los ‘Zorros del Desierto’ vencieron 2-1 a Nigeria con un tanto agónico de tiro libre. El viernes 19 de julio se medirán por el título.

ANUNCIOS

Senegal y Argelia cumplieron con lo que marcaban los papeles en la previa y lograron el pase a la final de la Copa Africana de Naciones en Egipto.

Los ‘Leones de Teranga’ necesitaron llegar hasta el tiempo extra para imponerse 1-0 ante Túnez, gracias a un insólito gol en contra. De esa manera aseguraron su lugar en una final tras 17 años y buscarán su primer trofeo continental.

Enfrente estará el equipo de mejor rendimiento en el torneo, Argelia. Los ‘Zorros del Desierto’ evitaron el alargue por segundos: un fantástico tiro libre de Riyad Mahrez le permitió a los norafricanos imponerse 2-1 ante Nigeria y meterse en una definición africana tras 29 años.

El viernes 19 de julio, en el estadio Internacional de El Cairo, Senegal y Argelia buscarán ponerle la guinda a un torneo en el que demostraron ser los equipos más sólidos. Para Túnez y Nigeria quedó reservado el duelo por el tercer puesto, el miércoles 17 de julio, en el estadio Al-Salam de la capital egipcia.

Senegal, a la final con pocas luces y una ayuda de Túnez

En el estadio 30 de Junio de El Cairo, Senegal se impuso por la mínima ante Túnez en una semifinal que tuvo pocas emociones y se definió en los 30 minutos extra tras una igualdad sin goles en el tiempo regular.

Los dirigidos por Aliou Cissé dominaron la primera mitad, aunque sin generar grandes ocasiones. La más clara fue un disparo de Youssouf Sabaly al poste izquierdo y un mano a mano de Sadio Mané, la estrella de Liverpool, que eludió al arquero Moez Hassen pero se enredó y definió afuera.

En el complemento, Túnez comenzó con dos ocasiones del centrodelantero Taha Yassine Khenissi, que fueron negadas por el arquero Alfred Gomis.

Las ‘Águilas de Cartago’ tuvieron su oportunidad de abrir el marcador en el minuto 73: un remate de Ferjani Sassi en el área senegalesa dio en el codo del central Kalidou Koulibaly, que le valió la amarilla y la suspensión para la final al hombre del Napoli. Sassi se hizo cargo del penal, pero su débil remate fue contenido por Gomis.

Apenas tres minutos después, Ismaila Sarr fue derribado por el tunecino Yassine Meriah en el área y el árbitro cobró penal. Mané, que había fallado dos penales en el tercero, cedió la definición a Henri Saivet, pero su remate fue desviado por Hassen.

Con la igualdad –y un penal cobrado a favor de Túnez a siete minutos del final que fue revertido a instancias del videoarbitraje (VAR)-, el partido se fue al alargue. Y la victoria de Senegal se concretó sin hacer demasiado: en el minuto 100, el arquero Hassen intentó despejar un envío desde la derecha pero apenas la desvió y el balón rebotó en Dylan Bronn para terminar en el fondo del arco.

Senegal celebró el tanto como propio y conservó la ventaja para meterse en la segunda final de la Copa Africana de Naciones de su historia, tras haber clasificado a esa instancia en 2002. Cissé fue parte del equipo que perdió por penales aquella definición con Camerún. Devenido en entrenador, el exdefensor intentará darle a su país el título continental por primera vez.

Argelia vuelve a la final desde los pies de Mahrez

Argelia ratificó su condición de favorito al vencer 2-1 a Nigeria en la semifinal en el estadio Internacional de El Cairo y volverá a jugar una final de Copa Africana de Naciones tras 29 años.

Los ‘Zorros del Desierto’ llegaban al encuentro como el equipo de mejor rendimiento del torneo, sin haber perdido encuentros, con cuatro victorias y un empate, siendo el conjunto más goleador y el que menos tantos había recibido. Sin embargo, la irregular Nigeria le plantó cara y solo la pegada excelsa de Riyad Mahrez le permitió a Argelia evitar la prórroga.

Comenzó mejor Argelia, que pudo haber abierto el marcador luego de que Baghdad Bounedjah fallara un mano a mano frente al arquero Daniel Akpeyi.

Pese a contar con varias situaciones, la ventaja para los dirigidos por Djamel Belmadi fue fruto de una jugada accidental. En el minuto 40, Mahrez desbordó por derecha y quiso enviar un centro que se desvió en Jamilu Collins y rebotó en William Troost-Ekong, para el gol en propia puerta.

En el complemento, Argelia cedió el control de balón a Nigeria a la espera de una contra y sufrió poco hasta que intervino el videoarbitraje. Un disparo de Oghenekaro Etebo dio en el brazo de Aissa Mandi en el área argelina y, una vez que se detuvo el juego, el árbitro gambiano Bakary Gassama revisó con el VAR y cobró penal, que Odion Ighalo cambió por gol al minuto 72.

Los ‘Zorros del Desierto’ volvieron a la carga e Ismail Bennacer estrelló un disparo en el travesaño. Pero cuando parecía que la prórroga era inevitable, Mahrez sacó a relucir su excelsa pegada y, con un zurdazo de tiro libre junto al palo derecho de Akpeyi, puso el 2-1 final.

Argelia jugará la final africana por tercera vez, luego de la derrota de 1980 y la obtención de su único título en 1990. De la mano de su temible tridente ofensivo compuesto por Mahrez, Bounedjah y Youcef Belaili, se anima a soñar con recuperar un lugar privilegiado en el continente.

Un dato a tener en cuenta: la final tendrá a dos entrenadores africanos (y nacionales de las selecciones que dirigen) en el banquillo por primera vez desde 1998, cuando la Egipto de Mahmoud El-Gohary venció 2-0 a la Sudáfrica de Jomo Somo. Una situación que, para el argelino Belmadi, debería repercutir en que las federaciones den más oportunidades a los estrategas del continente.

Con Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.