Saltar al contenido principal

Aumenta la tensión en Hong Kong tras enfrentamientos entre policía y manifestantes

Manifestantes contrarios al Gobierno de Hong Kong hacen frente a un policía con paraguas en un centro comercial durante las protestas del domingo.
Manifestantes contrarios al Gobierno de Hong Kong hacen frente a un policía con paraguas en un centro comercial durante las protestas del domingo. Tyrone Siu / Reuters

El Ejecutivo hongkonés considera que las protestas carecen ya de sentido y que están instigadas por alborotadores, mientras la oposición denuncia los retrocesos democráticos que están sufriendo.

ANUNCIOS

La situación política en Hong Kong no mejora tras casi una semana después de que se suspendiera el proyecto de ley de extradición a China que el Ejecutivo de la isla había empezado a tramitar. A lo largo de la semana, las protestas han continuado y han vuelto los episodios de violencia entre los manifestantes contrarios al Gobierno de Carrie Lam y la policía.

Esta oleada de protestas comenzó en junio ante la oposición de una parte de la población hongkonesa a la legislación de una polémica ley de extradición que permitiría que personas de la isla pudieran ser juzgadas en la China continental, algo que para la oposición suponía "un grave atentado contra el acuerdo que garantiza la soberanía de Hong Kong hasta 2047".

Carrie Lam comparece en rueda de prensa para justificar la actuación de la policía el pasado domingo 14 de julio.
Carrie Lam comparece en rueda de prensa para justificar la actuación de la policía el pasado domingo 14 de julio. Vimvam Tong / Reuters

Tras las concurridas protestas y disturbios protagonizados en el centro de la ciudad el 7 de julio, el Gobierno hongkonés decidió dar marcha atrás en su propuesta para calmar la situación y "dar por muerta" la ley. Sin embargo, los opositores están dispuestos a ir más allá y las protestas han continuado durante toda la semana, alcanzando su punto más violento el domingo 14 de julio.

Tras una manifestación pacífica a la que asistieron más de 100.000 personas, según los organizadores, la policía arrojó gas pimienta a última hora de la tarde y se produjeron fuertes enfrentamientos en un centro comercial.

Para la jefa del Ejecutivo de la isla, Carrie Lam, "estas protestas no tienen ningún sentido porque el problema que las desencadenaron ya no existe" y considera que se han escuchado todas las propuestas de la oposición, "tanto las razonables, como las que no lo son". Además, subrayó que si las medidas adoptadas no son suficientes para quien las han solicitado, no es "su problema".

Desde la oposición, liderada por la legisladora del partido pro-democrático, Claudia Mo, consideran que "la situación se está deteriorando muy rápido" e instan a la dirigente a salir y "dar la cara ante la gente" para que la violencia entre la policía y los manifestantes termine.

Protestas contra los comerciantes chinos

En los últimos días, las manifestaciones han dejado de circunscribirse únicamente a la ley de extradición y han empezado a ocupar otras temáticas, como la protesta contra el "comercio paralelo chino". El sábado pasado unas 20.000 personas se manifestaron en la ciudad de Sheung Shui, donde los residentes locales se han quejado durante años que los comerciantes chinos compran productos a granel para luego revenderlos en el mercado continental.

Los comerciantes chinos se benefician de que en Hong Kong no se cobren impuestos ni tasas para obtener beneficios mucho mayores por su venta en China.

Aunque las dos partes del conflicto en Hong Kong desean el diálogo y entendimiento para resolver las diferentes confrontaciones, las posiciones siguen aún alejadas y se prevén que las protestas continúen durante las próximas semanas.

Con Reuters, AP y EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.